Pasar al contenido principal

cáritas colombiana

Vie 16 Sep 2016

El desafío de transformar mentes y corazones

El Secretariado Nacional de Pastoral Social celebra los 60 años de la presencia de Cáritas en Colombia. En conversación con Vida Nueva, su director, Mons. Héctor Fabio Henao, se refirió a los orígenes de la institución y a las transformaciones que con el tiempo ha vivido la manera de comprender la misión de evangelizar lo social y “hacer presente el amor y la ternura de Dios entre quienes sufren”. Cuáles han sido los principales aprendizajes en décadas de acompañamiento a comunidades vulnerables; cómo el proceso de negociación entre el Gobierno y las FARC ha determinado el trabajo de la entidad en los últimos años; cuáles son las tareas y principales desafíos que hoy enfrenta Cáritas Colombia, son algunos de los temas tratados. Cáritas nació en Alemania hace más de un siglo, como un organismo dedicado a actividades de asistencia. Más tarde, durante el siglo XX, en reacción a los desastres de las guerras y a catástrofes naturales, se volcó en acciones de carácter humanitario. Con los años amplió su radio de acción a varios países. A Colombia llegó en 1956 y en un primer momento desarrolló su labor de la mano de la Arquidiócesis de Bogotá, en respuesta a las transformaciones sociales que trajo consigo el crecimiento poblacional en la ciudad debido, en gran medida, a la violencia en zonas rurales. Sus primeros programas estuvieron relacionados con la importación de alimentos y otros recursos, en beneficio de personas afectadas por el hambre y la extrema pobreza. Más tarde, Cáritas abrió su labor a más diócesis y llegó a nuevos territorios. La Conferencia Episcopal asumió a la institución dentro de sus estructuras. Después del Concilio Vaticano II, que tuvo lugar entre 1962 y 1965, el concepto de pastoral social emergió en América Latina en relación a la necesidad de evangelizar las relaciones sociales y de promover el imperativo de responder a la situación de los pobres “ya no como sectores, sino como un fenómeno creciente”, explica Mons. Héctor Fabio Henao. “En ese sentido la Iglesia consideró que, en respuesta a la problemática que vivía el país, era muy importante en ese momento crear un organismo que diera respuesta a esos fenómenos: a la injusticia social, las grandes inequidades, la falta de presencia de la sociedad y del Estado”. Nació entonces, a inicios de la década de 1970, el Secretariado Nacional de Pastoral Social. Según señala Mons. Henao, el concepto de pastoral social se ha ido perfeccionando con el tiempo, en vínculo con una visión diferente del desarrollo de los pueblos. “La Doctrina Social de la Iglesia ha sido el gran motor, la guía que ha conducido todo este proceso”. El diálogo entre el Evangelio y las realidades históricas ha llevado a que la exigencia del amor al prójimo sea puesta en relación con la urgencia de hacer valer la dignidad de la persona como parte de una familia humana en la que todos somos responsables de los demás. También ha ido abriendo caminos en medio de los cambios culturales. Inicialmente la Doctrina Social de la Iglesia se refirió a la realidad de los obreros y a sus derechos. Más tarde, asumió la pregunta por la situación del sector rural, entre otras cuestiones. Con Pablo VI, abordó el tema del desarrollo. “El papa Francisco, con Laudato si’, ha dado un nuevo paradigma, al insistir que también tenemos que reflexionar en nuestro compromiso social lo que es el cuidado y el compromiso con la Creación”, señala Henao. De lo anterior se desprende la atención que Cáritas en Colombia ha dado a temas como la defensa de la Amazonía, más recientemente. Acompañar y transformar Más que de programas, el director del Secretariado Nacional de Pastoral Social prefiere hablar de procesos de transformación a los cuales está vinculado el trabajo de Cáritas en Colombia. El primero y fundamental: transformar el corazón y la mente de la gente hacia una concepción mucho más solidaria y responsable de la vida, que haga posible, como indica, “llevar la misericordia y los gestos del corazón amoroso del Padre hacia sus hijos que más necesidades tienen”. De lo anterior se derivan procesos, como los orientados a atender comunidades vulnerables desde un enfoque de gestión del riesgo o los que impulsan formas de producción acordes con la vocación del ser humano y responden a principios de solidaridad y equidad. La institución también trabaja en atención a personas y comunidades golpeadas por la violencia. Como fruto de este acompañamiento hay una serie de aprendizajes obtenidos. Uno de ellos: que la dignidad de las víctimas tiene que ser central en todos los procesos que vive el país; “hay que trabajar junto a quienes han sobrevivido las violencias y hay que reconocer que en esas personas hay un potencial de construcción de paz muy importante”. Otro aprendizaje tiene que ver con la importancia de la reconciliación en el momento que vivimos como país. Afirma Henao: “es posible crear un orden y una nueva manera de relacionarnos que nos garantice poder vivir como hermanos”. En los últimos años Cáritas ha enfocado su trabajo en los temas de reconciliación, construcción de la paz y fortalecimiento de la democracia. La motivación es participar de la búsqueda de nuevos caminos para que en el país los conflictos se resuelvan a través del ejercicio de la ciudadanía, sin necesidad de recurrir a la violencia. El proceso de negociación entre el Gobierno y las FARC ha traído consigo una disminución de hechos victimizantes, como el desplazamiento forzado. Esto ha permitido que Cáritas intensifique su labor en regiones golpeadas por la pobreza dando mayor fuerza a los niveles productivos y al fortalecimiento de organizaciones comunitarias. Nuevos desafíos han surgido. Por ejemplo: trabajar por mejores condiciones de convivencia en los territorios, promoviendo que la gente participe en consejos municipales y territoriales de desarrollo y de paz, y se comprometa con el destino de su región de una manera más activa. Ante la posibilidad de que miembros de la guerrilla se desarmen e inicien un tránsito hacia la vida civil, aparece el reto de cambiar en las regiones la idea del otro como enemigo. Ello implica, según monseñor Henao, un proceso de sanación capaz de “ayudar a que las personas que están en las comunidades donde lleguen quienes han estado desde el lado de la guerra comprendan que hay siempre una oportunidad de transformarse, de cambiar, de encontrar nuevas rutas; y que es el momento de decirles a aquellos: la violencia no va más, si ustedes tienen ideas el espacio está en la democracia”. El Secretariado Nacional de Pastoral Social se ha propuesto hacer seguimiento, veeduría y monitoreo en eventuales zonas de ubicación y normalización de las FARC. “Estamos muy interesados en que estos procesos culminen exitosamente”, señala su director. En tiempos de nuevos horizontes y desafíos, los grandes problemas sociales del país permanecen. Frente a unos y otros Cáritas Colombia, el Secretariado Nacional de Pastoral Social, mira su historia y compromete su futuro en la misión de fortalecer la solidaridad y la capacidad de respuesta a las grandes necesidades de nuestro tiempo. Tomado de: Revista Vida Nueva

Mié 3 Ago 2016

Llamado al Gobierno para que se protejan derechos de migrantes en Turbo

Frente a la crisis humanitaria que se ha venido agravando en el municipio de Turbo, por el represamiento de migrantes en situación irregular, la Pastoral Social Cáritas Colombiana, la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento, CODHES, y el Instituto Pensar, hicieron un nuevo llamado al Gobierno nacional . “Organizaciones defensoras de derechos humanos e instituciones académicas hacemos un llamado al Gobierno Nacional y a los Gobiernos de la región a tomar medidas urgentes que garanticen el goce efectivo de los derechos de los migrantes (...) De manera especial expresamos profunda preocupación por la integridad de los niños y niñas, las mujeres embarazadas y personas enfermas”, señala una misiva. El mensaje resalta que si bien la deportación es una medida administrativa legal y soberana de los Estados, no es la solución real a la situación actual de los migrantes. “Llamamos la atención sobre la obligación del Estado de «respetar el principio de no devolución, y por tanto, no deportar a otro país, sea o no su país de origen, a cualquier extranjero cuyos derechos a la vida, la integridad personal o a la libertad personal estén en riesgo de violación. El principio de no devolución es la norma fundamental de protección para los solicitantes de asilo y los refugiados »” (CIDH, 2016). Por último las organizaciones firmantes de este comunicado hacen una invitación al Gobierno para que se revisen las políticas migratorias y se “adopten las medidas pertinentes, basadas en los derechos humanos” de este grupo de población. [icon class='fa fa-download fa-2x'] Descargar documento[/icon] Fotos: Tomadas de internet

Jue 21 Jul 2016

Caritas colombiana reconocida por su compromiso con la paz

Con un emotivo mensaje la organización Cáritas Española y su secretario general, Sebastián Mora, reconocieron y felicitaron el trabajo que durante años ha hecho el Secretariado Nacional de Pastoral Social - Cáritas Colombiana en favor de la paz; como respuesta a la injusticia y al sufrimiento del pueblo colombiano. En su comunicación, Cáritas Española indica que siguen con esperanza los pasos que en Colombia se dan hacia la paz, pese a las dificultades y desafíos del proceso, ante los cuales la Iglesia y, particularmente Cáritas, bajo la dirección de monseñor Héctor Fabio Henao Gaviria, viene trabajando con compromiso y fidelidad. A continuación el texto completo del mensaje: “Estimado Monseñor, desde Cáritas Española seguimos con mucha esperanza los pasos que en Colombia se están dando hacia la PAZ. Somos conscientes de las dificultades y desafíos del proceso, pero nos alienta el compromiso y fidelidad con el que la Iglesia Colombiana y especialmente Cáritas, ha venido trabajando en favor de la PAZ, respondiendo a la injusticia y sufrimiento del pueblo colombiano. Los avances que ha habido hasta el momento en este complicado proceso son un ejemplo encarnado de la Misericordia a la que el Papa Francisco nos llama en este año jubilar. La noticia, el pasado 23 de junio, de que el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC habían firmado el acuerdo de cese al fuego definitivo y dejación de armas, fue sin duda un impulso de esperanza. Confiamos en que en las próximas semanas, gobierno y guerrilla anuncien el acuerdo definitivo sobre los puntos pendientes en la negociación, que vendrán a completar una agenda compleja y ambiciosa para alcanzar una Colombia en PAZ. De la misma manera, esperamos que otros grupos armados todavía movilizados y con intensa actividad en las regiones más vulnerables del país, sigan el camino abierto hasta ahora. Los años compartidos de cooperación fraterna entre Cáritas Española y Cáritas Colombia, nos han permitido sentirnos parte del acompañamiento incondicional que la Iglesia colombiana ha prestado a las víctimas de la violencia. Les hacemos llegar nuestra más sincera felicitación y reconocimiento por su compromiso con una PAZ definitiva y una justicia que restaure años de derechos vulnerados y relaciones comunitarias atravesadas por la violencia”. Reciba un fraternal abrazo. Sebastián Mora Secretario General Cáritas Española Fuente: Of. comunicaciones Pastoral Social

Jue 9 Jun 2016

La no repetición de las causas que alimentan las violencias

Este será uno de los temas que ocupará la agenda de trabajo de los representantes de las Cáritas europeas, donde también hace presencia el Secretariado Nacional de Pastoral Social Cáritas Colombiana, en un evento que se adelanta en Bruselas, Bélgica. Esta reunión que se realiza anualmente, es considerada como uno de los escenarios más importantes de incidencia internacional en favor de los sectores de la población colombiana, a los cuales acompaña con diversas propuestas el Secretariado Nacional de Pastoral Social (SNPS). En desarrollo de este encuentro de Cáritas hermanas, se prevén reuniones del Director del SNPS Cáritas Colombiana, monseñor Héctor Fabio Heno Gaviria, con delegados de algunas instancias gubernamentales de Europa, con quienes se tratarán temas sobre los cuales viene insistiendo el Grupo de Trabajo por Colombia (GTC), como la no repetición de las causas que alimentan las violencias, dado que una paz permanente y duradera se soporta sobre medidas institucionales que promuevan la no repetición de los fenómenos sociales, políticos, económicos y culturales, dieron origen a las violencias armadas y no armadas. Igualmente se pondrá sobre la mesa el tema de prevención de nuevas violencias, como los conflictos socio-ambientales, y la reconfiguración de grupos armados ilegales -como paramilitares y bandas criminales-, asunto vital para la no repetición de hechos victimizantes. Tanto para Cáritas Colombiana, como para las demás Cáritas que conforman el GTC, es fundamental la participación de la sociedad civil y las regiones en los procesos de desarme, refrendación y verificación de los acuerdos de paz derivados de las negociaciones de La Habana, la delimitación de las zonas de ubicación, así como en la veeduría y acceso a los fondos que se ofrecen para financiar la etapa de pos acuerdos, por ello este es uno de los objetivos centrales que ocupará a los participantes, con miras a que los ciudadanos europeos también tengan posibilidad de incidir y hacer control a la destinación equitativa, efectiva y transparente de los recursos que aporte la comunidad europea para este fin. En cuanto a los derechos de las víctimas, en cuya representación viajaron algunas personas provenientes del Urabá antioqueño para dar su testimonio, se hará particular énfasis en que la verdad, la justicia y la reparación integral de la violencia en condiciones seguras, oportunas y equitativas, son derechos de protección necesaria para la búsqueda de la paz permanente y duradera. Finalmente, se insistirá en que el fortalecimiento de la justicia transicional como mecanismo para la protección y reparación de derechos fundamentales, exigirá programas, instituciones y mecanismos con presencia fuerte en las regiones, así como garantías para la veeduría efectiva de la sociedad civil. Entre las tareas que se propone el GTC en favor de las comunidades colombianas se encuentran los procesos formativos para instalar capacidades de incidencia política frente a la efectividad de la Ley 1448 de 2011 (Ley de Victimas) en cada caso; apoyo a ejercicios de análisis de realidad para determinar actores, fenómenos políticos, socio económicos y culturales que a nivel local regional y nacional inciden en cada caso. Además apoya procesos de orientación socio jurídica para diagnosticar los derechos que se están vulnerando y los instrumentos e instancias de protección a las que se debe acudir para lograr su restablecimiento. También promueve acciones de incidencia política y rondas multi actores para visibilizar las problemáticas de cada caso. Fuente: Of. de comunicaciones SNPS

Mar 19 Abr 2016

Iglesia colombiana solidaria con el dolor de los hermanos ecuatorianos

Los obispos de Colombia lamentan los trágicos efectos del terremoto que sacudió este sábado la zona norte costera de Ecuador y manifestaron al pueblo ecuatoriano toda su solidaridad. Además, en atención al llamado que hiciera el Papa Francisco de orar y apoyar a las víctimas de este desastre natural, los obispos extendienden una invitación especial a todos colombianos para que se unan al clamor de los ecuatorianos. Por ello, el Secretariado Nacional de Pastoral Social (SNPS)/ Caritas Colombiana habilitó la cuenta corriente del Banco de Bogotá, N° 081373342, a nombre del Secretariado Nacional de Pastoral Social, para canalizar la solidaridad de los colombianos que deseen prestar su ayuda a esta emergencia. El dinero recaudado será enviado al organismo de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, con quienes se ha mantenido constante comunicación para conocer de primera mano el plan de atención a la población. Hasta el día de hoy, los órganos de socorro han registrado que el sismo en el hermano país de Ecuador ha dejado más de 400 víctimas mortales, miles de heridos y millonarias pérdidas materiales. [icon class='fa fa-download fa-2x'] Descargar carta emergencia Ecuador[/icon]

Lun 18 Ene 2016

Iglesia católica en busca de su memoria histórica

A partir de este martes 19 y hasta el 21 de enero, el Secretariado Nacional de Pastoral Social (SNPS) Cáritas Colombiana realizará en Bogotá el taller Recuperación colectiva de la memoria histórica de la Iglesia Católica en Colombia, en construcción de paz y reconciliación, entre 1985 y 2015. En desarrollo del mismo se transmitirá una serie de metodologías de activación de la memoria para identificar las principales experiencias en construcción de paz y reconciliación en Colombia, desarrolladas por diferentes agentes de pastoral, entre quienes se encuentran obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas, laicos y laicas en todas las esferas de la Iglesia Católica en los últimos treinta años. Cerca de 40 personas provenientes de diferentes regiones del país, de norte a sur y de oriente a occidente, de diversas organizaciones pertenecientes a la Iglesia Católica, como sacerdotes, académicos, religiosos y religiosas, laicos y laicas, participarán en este importante encuentro que, sin duda, contribuirá al desarrollo de la investigación en general. Se prevé que al finalizar la jornada los participantes presenten un plan de trabajo que tendrá como objetivo replicar en sus respectivos territorios los conocimientos y metodologías adquiridas.

Sáb 28 Nov 2015

Ágape dará inicio al Año de la Misericordia

Con la realización de un ágape la pastoral Social Cáritas Colombiana invita a dar la bienvenida al Año de la Misericordia. La invitación se ha hecho extensiva a los párrocos y a la comunidad católica en general, para que el próximo sábado 5 de diciembre, en todas las parroquias del país se realice un ágape como apertura al Año de la Misericordia promulgado por el Papa Francisco. “Será un espacio donde los asistentes tendrán la oportunidad de reflexionar sobre la alegría de compartir el pan y la posibilidad que tenemos, como seres humanos creados a imagen y semejanza de Dios Nuestro Señor, para vivir y expresar la misericordia con nuestro prójimo y contribuir a que en nuestro entorno no haya hambre”, señala un mensaje de la Pastoral Social. Esta actividad, también hace parte del cierre de la campaña de Cáritas Internationalis "Una sola familia humana, alimentos para todos" -promovida desde 2013-, y en época de Adviento, nos recuerda el don de la luz de Cristo, que nos fue concedido para ayudarnos a prosperar y vivir una vida de amor. Vivimos en un mundo en el que el hambre y la carestía acechan a unos 795 millones de hermanos y hermanas en todo el planeta; fenómeno claramente vinculado a causas humanas, daños al medio ambiente, cambio climático, conflictos, consumo insostenible, así como sistemas económicos y comerciales injustos. El Jubileo de la Misericordia se iniciará el próximo 08 de diciembre de 2015 con la apertura de la Puerta Santa en la Basílica Vaticana, durante la solemnidad de la Inmaculada Concepción y concluirá el 20 de noviembre de 2016 con la solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo. Ver: Invitación al ágape

Vie 28 Ago 2015

Cáritas Colombiana, solidaria con deportados de Venezuela

Iglesia de Cúcuta se sigue solidarizando con la población deportada de Venezuela y atiende a niños, jóvenes y adultos en los albergues provisionales. Ante la crisis humanitaria generada en la frontera por la deportación masiva y retorno bajo presión, o por motivos económicos, de colombianos residentes en Venezuela; la diócesis de Cúcuta habilitó varios puntos de atención para asistir a los afectados; uno de ellos es el Centro de Migraciones que brinda asistencia a más de 200 personas, otros dos albergues ubicados en los corregimientos de La Parada y Juan Frío, pertenecientes al municipio de Villa del Rosario, los cuales han contado también con el apoyo de la comunidad que ha hecho aportes de alimentos. La Alcaldía de Cúcuta habilitó dos coliseos cubiertos para el mismo fin. Los reportes oficiales indican a la fecha más de 1.100 personas registradas y se espera en estos días la llegada de al menos 200 deportados más. El Secretariado Nacional de Pastoral Social junto con la Pastoral Diocesana de Cúcuta, brindan acompañamiento y atención humanitaria con alimentos, kits de aseo y de cocina para más de 360 personas ubicadas en los albergues temporales en los municipios de Cúcuta y Villa del Rosario. Este apoyo a los colombianos deportados de Venezuela, se hace desde la Conferencia Episcopal a través de la Pastoral Social Cáritas Colombiana, gracias a la generosidad de los colombianos y sus donaciones a las diferentes campañas que realiza la Iglesia Católica a lo largo del año. Por ello, desde la Pastoral Social Cáritas Colombiana hacemos un llamado de solidaridad a todos los católicos y a todos los ciudadanos para apoyar a nuestros hermanos que están sufriendo esta difícil situación, e invitamos a realizar sus donaciones a la cuenta corriente No 081 33959-0 del Banco de Bogotá, a nombre del Secretariado Nacional de Pastoral Social Nit 860 039 273-3. Con su ayuda continuaremos cubriendo las necesidades más apremiantes de estas familias afectadas. Fuente: Of. comunicaciones Secretariado Nacional de Pastoral Social Foto: Tomada de Internet