Perseveremos en la espera del Señor

Predicación Orante de la Palabra

Media Folder: 
  • Primera lectura: Is 63,16b-17.19b; 64,2b-7
  • Salmo Sal 80(79), 2ac+3b.15-16.18-19 (R. Cfr. 4b)
  • Segunda lectura: 1Co 1,3-9
  • Evangelio: Mc 13,33-37

¿Qué dice la Sagrada Escritura?

Navegando por las lecturas que este domingo nos propone, encontramos que el punto nuclear está en la actitud vigilante entre la espera y la esperanza.  Es interesante detenernos en varios elementos: el evangelio repite por tres veces la palabra “vigilen”, pues no saben cuándo es el momento, cuándo vendrá el señor de la casa.  En la primera carta a los Corintios san Pablo habla de esperar la manifestación de nuestro Señor Jesucristo que “los mantendrá firmes hasta el final”.  La bellísima innovación a Dios del tercer Isaías expresa el deseo de que el Señor irrumpa con su poder en la historia, como si se tratase de un nuevo Éxodo, recordando que ¡Tú, eres nuestro padre!

Profundicemos concretamente en la lectura del evangelio.  Miremos cómo comienza y concluye con la misma invitación: “Vigilen” (vv. 33.37).   En la primera invitación está el “por qué” de la vigilancia: “Vigilen, pues no saben cuándo es el momento”. Pongamos los ojos en las palabras y el corazón en el sentido.  Jesús no revela el día ni la hora, porque todas las horas son buenas para abrirse a la Palabra de Dios y a su mensaje de conversión. 

En la segunda invitación está el estilo de la vigilancia.  Cuando el evangelista nos narra la parábola del hombre que se va de viaje lejos, indica que deja su casa al cuidado de los criados.  Esta es la imagen que exhorta al cristiano a cuidar la comunidad, la casa que el Señor le ha confiado a cada uno. 


Posted by Admin9834