María, madre y señora de la Paz

Una Bendición llena de gozo abre la proclamación de la Palabra Divina en este día. Luego el Señor nos recuerda que este es el tiempo en el que se manifiesta su amor en Jesús Nacido de María. Es Ella, la virgen fiel, la que nos lo ofrece en el Evangelio invitándonos a guardar en el corazón este mensaje de vida y de esperanza. Escuchemos.


Lecturas

Primera lectura: Nm 6,22-27
Salmo: 67(66) ,2-3.5.6+8
Segunda lectura: Ga 4,4-7
Evangelio: Lc 2,16-21


  CONTEXTO BÍBLICO

La Iglesia ha querido que esta fiesta, a los ocho días del Nacimiento de Nuestro Salvador, se dedique a contemplar a la Virgen Santísima en el misterio de su Maternidad Divina. Adornada por Dios con las más altas virtudes, llena de alegría y de paz, la Humilde Nazarena se puso a disposición de su Señor y Creador.

La Liturgia de la palabra se abre con una bendición que destila deseos de paz y de esperanza.

San Pablo nos recuerda que en María se cumple la historia del amor de Dios cuando Ella nos regala al Señor de la vida que nos da la libertad y la esperanza.

Accede al contenido completo del plan


VISITA EL ESPECIAL DE NAVIDAD


Posted by Admin9834