Pasar al contenido principal

camino sinodal

Mar 12 Jul 2022

CXIII Asamblea Plenaria: Obispos hacen un llamado al diálogo y a la unidad nacional

A un día de concluir la 113ª Asamblea Plenaria del Episcopado, los obispos de Colombia presentaron un comunicado a la opinión pública en el que hacen un llamado a la unidad de la nación y una apertura al diálogo. En su mensaje agradecen a todas las comunidades y personas de bien que hicieron sus aportes al camino sinodal propuesto por el Papa Francisco. “Sus voces nos animan a no cejar en nuestra labor profética y también nos confrontan para ser una Iglesia misionera y solidaria, que anuncie el Evangelio de salvación de Cristo Jesús, edificándonos en el amor y la auténtica fraternidad. Además, Como fruto de varios días de discernimiento sobre la realidad del país, los obispos en su mensaje evidencian una vez más el continuo dolor de los pueblos, fruto de la violencia y la proliferación de los grupos al margen de la ley, la ilegalidad, el narcotráfico y la inequidad social, estos, dicen ellos, “anhelan soluciones a sus problemas más graves y claman por reformas sustanciales que le cierren el camino a toda forma de corrupción”. Igualmente, expresan su preocupación por el tema de la educación de niños, jóvenes y adolescentes, quienes “cada vez se ven más desencantados por la falta de oportunidades”. Frente a esta realidad añaden, es urgente dinamizar y promover la participación de los jóvenes, escuchándolos y alentándolos a que sueñen con un futuro mejor. El cuidado por el planeta, fue otro de los puntos expuestos en el mensaje, aquí observan que el daño que se está haciendo a la Amazonía por cuenta de proyectos que “laceran nuestra Casa Común” es irreversible y dañino para un futuro. Frente a la polarización que ha venido envolviendo la dinámica del país en los últimos tiempos, los prelados aseguran que es urgente “recrear la voluntad de ser nación y de construir la unidad en medio de la diversidad”, involucrando a los diferentes sectores de la sociedad, de manera especial a los más desprotegidos. “Esta llamada a la unidad de la nación no florecerá sin un serio y permanente compromiso por la paz y el respeto por la vida. ¡Basta ya de toda guerra! Caminemos juntos para erradicar cualquier expresión de odio y violencia, que no solo nos empobrecen materialmente, sino que también nos deshumanizan y aniquilan espiritualmente. Necesitamos una nueva apertura al diálogo que debe ser productivo, como instrumento de construcción y de consolidación en pro de una democracia incluyente y participativa”. Animan a los colombianos para que a pesar del dolor de muchas heridas que aún no han cicatrizado, se esfuercen por trabajar en alcanzar la anhelada paz, “de modo que los pasos que demos hacia la reconciliación se cimienten en la verdad, que es el alma de la justicia y nos conduce a la libertad”. Finalmente, los prelados manifiestan su voluntad de continuar sirviendo al país y reafirman su compromiso de seguir trabajando por la paz y la reconciliación acompañando a las comunidades en los distintos territorios. La misiva fue firmada por los obispos Luis José Rueda Aparicio, arzobispo de Bogotá y presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia - CEC; Omar Alberto Sánchez Cubillos, arzobispo de Popayán y vicepresidente de la CEC, y Luis Manuel Alí Herrera, obispo auxiliar de Bogotá y secretario general de la CEC. DESCARGAR COMUNICADO Durante una rueda de prensa, monseñor Juan Carlos Cárdenas Toro, obispo de la Diócesis de Pasto y presidente de la Comisión Episcopal de Comunicaciones, fue el encargado de dar lectura al mensaje oficial de los obispos. Seguido de ello se abrió espacio a una cesión de preguntas, donde se hablaron de temas como: Diálogos de paz, el aborto, el cuidado de la Casa Común, la educación, la pobreza, entre otros. La mesa principal la conformaron: Mons. Luis José Rueda Aparicio, arzobispo de Bogotá y presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia - CEC; Mons. Omar Alberto Sánchez Cubillos, arzobispo de Popayán y vicepresidente de la CEC, y Mons. Luis Manuel Alí Herrera, obispo auxiliar de Bogotá y secretario general de la CEC; Mons. José Clavijo, obispo de Sincelejo; Mons. Ariel Lascarro, obispo de Magangué; Mons. Juan Carlos Cárdenas Toro, obispo de la Diócesis de Pasto y el padre Rafael Castillo, director del Secretariado Nacional de Pastoral Social. Los invitamos para que revivan el espacio de diálogo que se facilitó entre los obispos y los periodistas.

Mar 26 Abr 2022

La pastoral familiar de Antioquia-Chocó en camino de sinodalidad

Siendo conscientes de las dificultades a las que la familia de hoy se ve expuesta y con el propósito de dinamizar el trabajo de la Pastoral Familiar en la Región Antioquia Chocó, se realizó el pasado viernes 22 de abril, en el Seminario Mayor de Girardota, el encuentro de las delegaciones que coordinan este trabajo en las Jurisdicciones Eclesiásticas que hacen parte de esta región. Algunos de los temas abordados durante este espacio de encuentro fueron: El papel de la familia en el camino sinodal y las acciones pastorales adelantadas para la vivencia del X Encuentro Mundial de las Familias, que tendrá lugar del 22 al 26 de junio de 2022 en Roma. Al concluir este encuentro regional, se acordó realizar para el próximo 25 de junio de 2022 un evento masivo en la Universidad Bolivariana de Medellín, para unirse a la clausura del Encuentro Mundial de las Familias, que se celebrará desde Roma. Será un espacio de reflexión y formación donde algunos de los asistentes recibirán un mandato misionero por parte de los arzobispos y obispos de la regional Antioquia-Chocó. Como anfitrión del encuentro actuó monseñor Guillermo Orozco, obispo de Girardota, quien estuvo acompañado de los prelados Hugo Alberto Torres Marín, obispo de Apartadó, Mauricio Vélez García obispo auxiliar de Medellín y miembro de la Comisión Episcopal del Departamento Matrimonio y Familia de la Conferencia Episcopal de Colombia CEC y el padre Juan Carlos Liévano, director del Departamento Matrimonio y Familia del Secretariado Permanente del Episcopado Colombiano (SPEC). Además, participaron: el doctor Jaime León Pareja, psicólogo y presidente de la Red Colombiana de Instituciones de Familia (REDCOFAM) y representantes de los equipos de las Jurisdicciones Eclesiásticas de Medellín, Santa Fe de Antioquia, Caldas, Girardota, Jericó, Itsmina- Tadó, Santa Rosa de Osos y Apartadó.

Vie 4 Feb 2022

Subsidio: Minorías étnicas en el camino de la sinodalidad

El área de Etnias del Centro de Animación Misionera de la Conferencia Episcopal de Colombia CEC, presenta un subsidio en el que expresa la visión general sobre el camino de la sinodalidad propuesto por el papa Francisco, quien invita a asumir una actitud de “conversión pastoral en clave misionera y también ecuménica”. El encuentro diario, personal y comunitario, con la diversidad de minorías étnicas en nuestro país, es ya parte vital del camino sinodal que, sin lugar a dudas, se ha venido realizado en cada lugar donde la Iglesia hace presencia. En este contexto, la invitación es “para que, unidos, demos el paso necesario de crear redes de comunicación entre nosotros, como un medio de apoyo en este camino que nos lleva a comprendernos mejor como Iglesia”. Este material, plantea además unas preguntas que servirán de guía en las asambleas locales que se puedan realizar con los grupos étnicos que acompañan estos procesos de escucha. Se aclara que es importante tener presente el deseo del Papa de “encaminarnos estructuralmente hacia una Iglesia sinodal”, que sea un “lugar abierto donde todos se sientan en casa y puedan participar”. Finalmente, los miembros del área de Etnias, resaltan que en el camino sinodal que ha emprendido la Iglesia, los hermanos Indígenas, Afros, Palenqueros, Raizales y pueblos Rrom, tienen un lugar especial. DESCARGAR SUBSIDIO[icon class='fa fa-download fa-2x'] AQUÍ[/icon]

Mar 18 Ene 2022

Arquidiócesis de Cali: Del Sínodo universal a los pre-sínodos parroquiales

Con el ánimo de seguir motivando en el Pueblo de Dios la participación en el proceso de escucha del Camino Sinodal que la Iglesia diocesana emprendió desde el pasado 17 de octubre, la Arquidiócesis de Cali, realizará el próximo 20 de enero a las 3:00 p.m. el pre-sínodo parroquial para laicos y presbíteros. Según lo expuso el padre Omar Arturo López Pérez, Vicario de Evangelización de esta Iglesia particular, se trata del tercer encuentro de formación que se brinda en este campo. El primero, se refirió al significado del Sínodo y cómo participar; el segundo, se explicó cómo realizar las síntesis de los aportes que se deben presentar, conectado a los aportes que se dieron en la Asamblea Eclesial para América Latina que se realizó en noviembre de 2021. Explicó, además, que este tercer encuentro que hace parte del proceso formativo para laicos y presbíteros, sigue la espiritualidad, la cultura y las orientaciones Metodológicas para la consulta desde las Iglesias particulares al Pueblo de Dios, propuestas por el Vaticano. “Aquí vamos a hablar de cómo esa escucha, ese discernimiento y esa síntesis que se hizo a nivel de iglesia universal, ahora lo concretaremos realizando pre-sínodos parroquiales, es decir seguir con la espiritualidad, la pedagogía y la metodología propuesta para el sínodo de la parroquia, pero ahora abriéndose a la particularidad de la parroquia”, aseveró. Igualmente, informó que esta Jurisdicción ya está avanzando en la síntesis de los aportes que desde los diferentes espacios pastorales y parroquiales se han recibido, orientados por las preguntas enviadas desde el Vaticano y que luego serán enviadas a la Conferencia Episcopal de Colombia. En esta oportunidad, agrega el sacerdote “vamos a escuchar a los siguientes grupos específicos: jóvenes, mujeres, líderes sociales, educadores, familias y también vamos a ampliarlo a gerencia política”. Los interesados en participar podrán unirse a la transmisión, a través de las redes sociales de la arquidiócesis: Facebook y YouTube

Jue 30 Sep 2021

¡Conspiración!

Por P. Raúl Ortiz Toro – El Sínodo 2021-2023 es una conspiración. Sí, ha leído bien, pero por favor, lea hasta el final. Quizá haya abierto los ojos para releer la palabra “conspiración” y es muy probable que haya entendido la frase inicial en sentido negativo; así, al menos, lo presenta el Diccionario RAE donde los dos primeros significados del verbo conspirar tienen que ver con la unión de varias personas contra un superior o contra otra persona para hacer daño; solo una tercera acepción considera que es “concurrir a un mismo fin” y, finalmente, con la anotación de “desusado” afirma que el verbo se empleaba como sinónimo de “convocar”. Pero conspiración – en el significado más genuino y válido de la palabra –, el significado patrístico (es decir, como lo utilizaron los Santos Padres de la Iglesia), significa un acuerdo de voluntades y espíritu. Dejamos, entonces, en claro, que el dinamismo de la lengua produjo en la palabra “conspiración” un cambio semántico. Como el verbo conspirar significaba algo trascendental, esto es, “tener un espíritu común” (com-spirare), San Agustín escribió una frase que ahora, en el contexto del Camino Sinodal 2021-2023, ha salido nuevamente a la luz con especial iluminación. Para leerla en el contexto los invito a ir al Documento Preparatorio del Sínodo (que se encuentra en la página sínodo.cec.org.co) y buscar en el numeral 11: «A quienes dividían el cuerpo eclesial, los Padres de la Iglesia opusieron la comunión de las Iglesias extendidas por todo el mundo, que San Agustín describía como “concordissima fidei conspiratio”, es decir, como el acuerdo en la fe de todos los Bautizados». “Concordissima fidei conspiratio” que traduce literalmente “acuerdo plenamente unánime de la fe”, fue una frase escrita por San Agustín de Hipona en una carta a Sixto [Epístola 194, 31], “colega en el presbiterado”, en el contexto de la controversia pelagiana (siglo V) y la consiguiente discusión sobre la necesidad del bautismo de los niños. En época reciente, el Papa Francisco describió el pelagianismo actual como aquella herejía donde sus seguidores «aunque hablen de la gracia de Dios con discursos edulcorados en el fondo solo confían en sus propias fuerzas y se sienten superiores a otros por cumplir determinadas normas o por ser inquebrantablemente fieles a cierto estilo católico» (Gaudete et Exultate, 49). Así pues, volviendo al Obispo de Hipona, podemos afirmar que el Espíritu Santo conspira sobre la Iglesia en el sentido que la une con los lazos de una armonía trascendente y doble: primero, su fuerza unificante por la fe creída, profesada, vivida en cada bautizado; segundo, por su fuerza unificadora entre los bautizados de todos los rincones de la tierra. De modo que el Espíritu Santo conspira en cada fiel produciendo la unidad y armonía entre la fe y la vida, y conspira en las Iglesias Particulares siendo fuerza efectiva para que exista unidad en la Iglesia Universal. El “acuerdo plenamente unánime en la fe”, es decir, la consabida “conspiración” del Espíritu Santo, es el fundamento de aquella frase también del papa Francisco que ha quedado plasmada en el Documento Preparatorio del Sínodo, número 11, pero que se remonta a la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium y, aún más atrás, al Concilio Vaticano II, a la Constitución Dogmática Lumen Gentium 12. Una frase que ha dado y dará mucho de qué hablar no solo a quienes con maneras integristas se resisten a escuchar al Pueblo de Dios como protagonista del presente y el futuro de la Iglesia sino a quienes la entienden mal hasta hacerles pensar que la Iglesia debe regirse como una democracia. La frase es esta: “El Pueblo de Dios es sujeto del sensus fidei infalible in credendo”; es decir, que, cuando cree, el Pueblo de Dios no se equivoca. Recordemos que el Pueblo de Dios está conformado por los laicos, los consagrados y los ordenados (obispos, sacerdotes y diáconos); todos “caminamos juntos” incorporados a Cristo por el bautismo. Explica el Papa en Evangelii Gaudium 119: «En todos los bautizados, desde el primero hasta el último, actúa la fuerza santificadora del Espíritu que impulsa a evangelizar. El Pueblo de Dios es santo por esta unción que lo haceinfalible “in credendo”.Esto significa que cuando cree no se equivoca, aunque no encuentre palabras para explicar su fe. El Espíritu lo guía en la verdad y lo conduce a la salvación. Como parte de su misterio de amor hacia la humanidad, Dios dota a la totalidad de los fieles de uninstinto de la fe—elsensus fidei—que los ayuda a discernir lo que viene realmente de Dios. La presencia del Espíritu otorga a los cristianos una cierta connaturalidad con las realidades divinas y una sabiduría que los permite captarlas intuitivamente, aunque no tengan el instrumental adecuado para expresarlas con precisión». Dejemos, entonces, que en este Camino Sinodal 2021-2023 el Espíritu Santo conspire sobre cada uno de nosotros y sobre nuestra Iglesia en general; que los procesos de escucha que se van a vivir en las Iglesias Particulares sean tiempos de gracia en los que cada parroquia o grupo de fieles se sientan agradecidos por el camino recorrido – pues sinodalidad siempre ha habido en la Iglesia, en algunas épocas más explícita que en otras: en la vivencia de la fe, la participación en las estructuras, la vinculación en los procesos – y que el Espíritu Santo nos ayude a vencer la tentación de reducir este tiempo de gracia a la elaboración de un documento más. Así lo advierte el Documento preparatorio (número 32): «Recordamos que la finalidad del Sínodo, y por lo tanto de esta consulta, no es producir documentos, sino “hacer que germinen sueños, suscitar profecías y visiones, hacer florecer esperanzas, estimular la confianza, vendar heridas, entretejer relaciones, resucitar una aurora de esperanza, aprender unos de otros, y crear un imaginario positivo que ilumine las mentes, enardezca los corazones, dé fuerza a las manos”». P. Raúl Ortiz Toro Director del Departamento de Doctrina y Promoción de la Unidad y del Diálogo Conferencia Episcopal de Colombia [email protected]

Vie 24 Sep 2021

Episcopado presenta micrositio dedicado al Sínodo 2021-2023

Con el ánimo de motivar en el Pueblo de Dios la participación en el proceso de escucha del Camino Sinodal que emprenderá la Iglesia Universal desde el mes de octubre de 2021, el Secretariado Permanente del Episcopado Colombiano -SPEC ha dispuesto de un micrositio web que contará con información, subsidios e insumos para la vivencia del Sínodo en Colombia. El episcopado ha constituido un equipo sinodal compuesto por cuatro comisiones: teológica, espiritual, metodológica y comunicacional, es a partir de allí, que cada comisión dio inició a la elaboración de material que podrá servir como marco de preparación a la primera fase del Sínodo en las Iglesias locales y otras realidades de Iglesia. Este material podrá ser descargado del micrositio web. VISITE EL MICRO SITIO WEB [icon class='fa fa-download fa-2x'] AQUÍ[/icon] Sínodo 2021 - 2023 Fue el pasado mes de mayo cuando se hizo público el itinerario sinodal aprobado por el Papa Francisco para la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, que debe tener lugar en octubre de 2023 con el lema: 'Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión'. Con esta convocatoria, el Pontífice “invita a toda la Iglesia a interrogarse sobre la sinodalidad: un tema decisivo para la vida y la misión de la Iglesia”. De ahí, la comunión con el obispo de Roma para que en todas las diócesis del mundo se dé inicio a un itinerario al Sínodo, que arranca el 17 de octubre y concluye en el mes de octubre de 2023. Se trata de actividades orientadas a ayudar a entender y vivir la sinodalidad en la Iglesia. Son cuatro las fases contempladas como itinerario: diocesana y nacional entre 2021 y 2022, y continental y mundial entre 2022 y 2023 para concluir en octubre de este último año en Roma con la XVI Asamblea Ordinaria del Sínodo de los Obispos.