Pasar al contenido principal

SISTEMA INFORMATIVO

Actualidad
VER TODO

Mié 17 Ago 2022

Tags: Semana por la Paz, territorios en movimiento por la paz, Paz, reconciendo, resignificando, reivindicando, Pastoral Social, conferencia episcopal, Iglesia

Iglesia católica invita a la presentación de la 35ª versión de la Semana por la Paz

Con el lema: "TERRITORIOS EN MOVIMIENTO POR LA PAZ - Reconociendo, Resignificando, Reivindicando", la Conferencia Episcopal de Colombia, a través del Secretariado Nacional de Pastoral Social y diversas organizaciones sociales regionales y de nivel nacional, convocan para el próximo 18 de agosto a partir de las 8:30 a.m. desde la ciudad de Cali para la presentación de la Semana por la Paz 2022. Este año, sus organizadores le han dado fuerza a este lema recordando que "los territorios expresan la diversidad y la vitalidad social, cultural y política del país; en estos se viven las tensiones, las conflictividades y los rigores de la violencia; pero también se expresan la esperanza, las resistencias y los esfuerzos valientes en la construcción de condiciones de vida digna: la paz se teje día a día desde los territorios". La jornada que se adelantará del 4 al 11 de septiembre de 2022, llega a su versión número 35. La misma es convocada por un grupo de diversos actores sociales, en esta ocasión más de 100, entre los que se encuentran: instituciones, movimientos, universidades, organizaciones no gubernamentales y redes de organizaciones, que expresan una amplia pluralidad religiosa, social, étnica, cultural, económica y política. Sedes de convocatoria a la jornada El evento de presentación se realizará en varias ciudades del país, entre las que se encuentran: * Bogotá - Centro de Memoria, Paz y Reconciliación (Cra. 19B No. 24-86). Hora: 2:00 p.m. * Bucaramanga - Parque del Agua - Auditorio Mayor (Diag. 32 No. 30 A -51). Hora: 8:30 a.m. * Cali - Institución Educativa Nelson Garcés Vernaza (Cra. 28 D entre calles 123 y 124 - Barrio Potrero Grande) Hora: 8:30 a.m. Transmisión por redes Desde la ciudad de Cali se emitirá la señal de transmisión central. Podrá seguirse a través de las redes sociales de Pastoral Social - Cáritas Colombiana @pastoralsocialc y de la Conferencia Episcopal de Colombia @Episcopadocol Sitio web Semana por la Paz En esta ocasión se ha dispuesto de un sitio web que ofrece información general de esta jornada, que año tras año se realiza en Colombia. Allí podrán encontrar: historia de la Semana por la Paz, agenda nacional, material comunicacional, entre otros. Visite el sitio AQUÍ ¿Qué es la Semana por la Paz? Semana por la Paz es una movilización ciudadana cuyo objetivo es visibilizar el esfuerzo cotidiano de miles de personas, colectivos, organizaciones, instituciones, que trabajan en la construcción y consolidación de la paz, y de iniciativas que dignifiquen la vida en y desde los territorios. Se realiza en septiembre en el marco del 9, Día de los Derechos Humanos en Colombia y el Día de San Pedro Claver. En el 2022 se cumplirán 35 años de realizar de forma permanente y comprometida la Semana por la Paz, apoyando y visibilizando diversas iniciativas ciudadanas con acciones y mensajes acordes con el contexto y momento político del país, y fortaleciendo la conciencia social sobre la urgencia de construir en Colombia un proceso de paz plural, participativo, firme y duradero, con miras a la reconciliación nacional. Para sumarse a esta iniciativa comunicarse a través de [email protected]

Mar 16 Ago 2022

Tags: cultura del cuidado, conferencia episcopal, protección de Menores, perdón, reconciación

Episcopado aprueba Líneas Guías para seguir generando cultura del cuidado en la Iglesia

La Conferencia Episcopal acaba de publicar las líneas guías para una “cultura del cuidado en la Iglesia Católica en Colombia” como un nuevo paso para la protección de menores de edad y adultos vulnerables; este documento busca poner en práctica la erradicación de todo tipo de abuso (de poder, de conciencia, espiritual y sexual) que se genere en ambientes eclesiales por parte de miembros de la Iglesia en el país, bien sean laicos, religiosos o sacerdotes. Las Líneas Guías entrarán en vigor a partir del 1° de enero de 2023, en la Solemnidad de Santa María Madre de Dios. Este material, hace parte de un camino que los obispos de Colombia iniciaron en el 2013, cuando se adoptaron las “Líneas guía para la redacción de los decretos diocesanos de protección de menores”, aplicadas en su momento en cada jurisdicción eclesiástica. Ahora, fruto de la evaluación de este documento que se dio gracias al apoyo del Consejo Nacional para la Cultura del Cuidado y basados en los recientes documentos del magisterio pontificio y la normativa canónica y estatal vigente, la Iglesia desea ofrecer este insumo como expresión de unidad, búsqueda de caminos que lleven a la verdad y la justicia, aceptación de errores y negligencias, asumiendo la petición del perdón y la reconciliación. Según se lee en la presentación de este documento, se trata de unas orientaciones generales para que en las distintas jurisdicciones eclesiásticas del país se implementen políticas, protocolos, procedimientos, acciones y estrategias en el marco de un Sistema para la Cultura del Cuidado. Además, con este material "Buscan prevenir y atender la violación de los derechos fundamentales de las personas y los abusos de cualquier tipo cometidos por ministros ordenados, personas consagradas y laicos que prestan algún ministerio o servicio en nuestra Iglesia". Ahora el compromiso de la Iglesia Católica, es adoptar estas normas al interior de cada circunscripción eclesiástica, y permitir que todos los creyentes y la sociedad en general las conozcan, con el fin de promover una "mayor conciencia respecto del cuidado amoroso que requieren también los pastores y los ambientes eclesiales de pastoral, siempre que trabajen, se encuentren y convivan con niños, niñas, adolescentes, jóvenes, adultos y personas vulnerables". DESCARGAR GUÍA AQUÍ

Mar 16 Ago 2022

Tags: Dona Nobis, campaña de colecta, conferencia episcopal, evangelización, Iglesia

AGOSTO 28: Los obispos de Colombia animan a participar de la colecta Dona Nobis

El domingo 28 de agosto, en todas las parroquias del territorio nacional, se realizará la colecta de la campaña Dona Nobis, nombre en latín, que en español significa “danos”, es promovida por la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) y busca reunir fondos para la obra evangelizadora de la Iglesia Católica Romana en nuestro país. Como parte de su misión, el episcopado colombiano impulsa una serie de acciones, programas y proyectos para incidir, desde la evangelización, en el acontecer nacional, promoviendo de manera especial a comunidades en situaciones vulnerables de las 78 jurisdicciones eclesiásticas (arquidiócesis, diócesis y vicariatos apostólicos) en que está organizada la Iglesia Católica en Colombia. Los recaudos logrados con la campaña Dona Nobis entran, pues, a optimizar todos estos procesos que a nivel nacional lidera desde Bogotá el episcopado, esto a través de sus centros pastorales y departamentos. Así también, en esta ocasión un porcentaje de los donativos se invertirán para apoyar la labor evangelizadora de los Vicariatos Apostólicos (10 en total) y colaborar con el sustento de algunos obispos eméritos de Colombia. Es así como esta campaña que llega este año a su octava versión, permite que la Iglesia Católica en Colombia, a través de programas y proyectos de evangelización y de caridad, ayude al fortalecimiento de la fe y tienda una mano solidaria a niños, jóvenes, adultos mayores, desplazados, migrantes, indígenas, enfermos, reclusos en cárceles y afectados por desastres naturales, entre otros. Inspiración de la Campaña El nombre de la campaña está inspirado en la frase "Dona nobis pacem", que significa en español “danos la paz” y que hace parte de la oración “Agnus Dei” (Cordero de Dios) que entonamos en la Eucaristía antes de la comunión. Nuestra campaña será, entonces, un canto de solidaridad a miles de voces; una acción comunitaria desde todas las parroquias de la Iglesia Católica en Colombia, que nos permitirá, como gente de fe, seguir comprometiéndonos con la reconciliación y la búsqueda de la paz a través de la evangelización. Formas de donar 1. Llevar los aportes a la parroquia. 2. Consignar en la cuenta de ahorros del Banco de Bogotá No. 078-34683-0 a nombre de la Conferencia Episcopal de Colombia (Nit. 860.021.725-1) 3. Escanear el código QR a través de la app de Nequi 3. Ingresar al link: https://checkout.wompi.co/l/Hl6mEi ¿Cuándo donar? Esta es una campaña de todos los días, pero cada año la Iglesia propone una fecha concreta, en esta ocasión se dispone para que se realice el domingo 28 de agosto de 2022. INSUMO LITÚRGICO Para animar esta campaña, el Episcopado invita para que en este día se vivan momentos de oración, en la celebración litúrgica, por la evangelización de los pueblos; por ello el Departamento de Liturgia de la Conferencia Episcopal de Colombia, ofrece un subsidio que contiene unas orientaciones en la monición de entrada y en la oración de fieles. DESCARGAR SUBSIDIO AQUÍ
Opinión
VER TODO

Jue 8 Dic 2022

70 AÑOS Diócesis de Zipaquirá

Por: Mons. Héctor Cubillo Peña - Erigida por el Papa Pio XII, nuestra Diócesis de Zipaquirá vio la luz al año siguiente, el 15 de agosto de 1952. Ese día nuestra Diócesis se hizo visible en medio de la sociedad. El don del primer obispo y su posesión marcaron el inicio de una Iglesia particular conformada por pastores y fieles, pequeñas y grandes comunidades especialmente parroquiales. En ese día apareció nuestro Presbiterio en unión con su pastor diocesano.


Al iniciar nuestra iglesia recibimos la Palabra de Dios y los sacramentos especialmente la Eucaristía. Nacimos a la vida porque fuimos considerados ya capaces de ser esa Iglesia particular separada de su madre la Arquidiócesis de Bogotá.  Habíamos llegado a una madurez para empezar una historia propia.


Al nacer, Jesucristo pronunció para nosotros su llamado para estar con Él y desarrollar con el Espíritu Santo nuestra vocación como verdadera Iglesia del Señor y como familia enviada a anunciar el Evangelio y contribuir al establecimiento del Reino de Dios.


Han transcurrido desde ese momento, 70 años de vida diocesana. Nuestra diócesis ha tenido la riqueza de sus obispos, sus sacerdotes en abundancia, familias, comunidades parroquiales, religiosos y religiosas y servidores que han cooperado en la construcción de nuestra familia diocesana. Muchos han nacido aquí o han llegado de otros lugares, muchos han pasado a la casa del Padre o han ido a otras diócesis. Con todos ellos hemos de sostener los lazos de la fe y del amor que sobrepasan el tiempo y los lugares. Por la gracia divina y a pesar de nuestra fragilidad humana nuestra diócesis ha permanecido fiel, anhelando y luchando para que nuestra Iglesia refleje la santidad, el amor, la verdad y la unidad del único pueblo de Dios.


Hemos de considerar que en toda celebración siempre habrá el recuerdo del pasado, la celebración en el presente y la mirada al futuro, un futuro próximo y remoto. El Señor nos continuará dando su vida en este mundo hasta que vuelva. Celebrar no puede implicar parálisis, sino por el contrario, atención a lo que viene llegando. En la inmensa mayoría de los hermanos en la fe, está viva la conciencia del cambio de la vida de los hombres y las transformaciones para bien o para mal en nuestra Iglesia. En medio de este torbellino desconcertante, Dios nos acompaña y sigue guiando. Lo nuevo es maravilloso es obra creadora de Dios y lo malo es amenaza del mal que de todas maneras será vencido por Dios; los que conformamos la familia de Dios tenemos las armas de la esperanza y la seguridad que infunde nuestro Dios. El temor no proviene de Dios.


Este tiempo nuevo al que nos estamos asomando estará caracterizado por la propuesta e invitación para hacer de nuestra Diócesis de Zipaquirá una comunidad que camina en la unidad y comunión de cada uno con los demás. El Papa nos ha dicho muchas veces que una “Iglesia Sinodal” en donde estemos caminando juntos es lo que quiere Dios hoy de nosotros. No podemos ser sordos ni permanecer paralizados ante esta llamada divina.


La próxima celebración del 13 de agosto será jubilar; es decir, llena de júbilo, de alegría, de luz, de fiesta. El lugar de encuentro será nuestra Catedral Diocesana de Zipaquirá. Dios quiere vernos juntos, formando “un solo corazón y una sola alma” (Hch 4,32) cantando las palabras de la Virgen “Proclama mi (nuestros) corazones la grandeza del Señor…” (Lc 1, 46). Alabanza y acción de gracias de una familia diocesana que contempla las grandezas del Señor a lo largo de siete décadas. Que esta celebración nos lance con la mayor fuerza hacia nuestro futuro sinodal, caminando juntos en respuesta a la vocación y entregados a la misión recibida del Señor.


Desde el nacimiento de nuestra Diócesis hace 70 años, la Virgen María nos ha venido acompañando. Su amor maternal y de intercesión ha sido para todos y cada uno el consuelo y la fortaleza para proseguir el camino. María en el Cielo y desde el Cielo ha sido fiel al encargo de su Hijo en la Cruz: “Mujer, ahí tienes a tu hijo” (Jn 19,26). Desde la meta del Cielo seguirá tendiendo sus brazos para que caminemos juntos hacia ese mismo destino de novedad, gloria y comunión eternas, en donde la sinodalidad alcanzará su más alta realización.


Desde este espacio en nuestra publicación “Anuncia la Vida” extiendo a todos la invitación a la celebración jubilar de los 70 años de la Diócesis de Zipaquirá.  
  
+ Héctor Cubillo Peña
Obispo de Zipaquirá

Mar 16 Ago 2022

La corrección fraterna ayuda a vivir la comunión

Por: Mons. José Libardo Garcés Monsalve - En el desarrollo del Proceso Evangelizador de la Iglesia Particular (P.E.I.P.) de nues­tra Diócesis de Cúcuta, este mes de agosto está destinado a reunirnos para celebrar juntos la fiesta dioce­sana, con el lema “Encontrémonos como hermanos, sigamos adelan­te”, el cual tiene como propósito que cada uno pueda afianzar los vínculos de caridad necesarios para vivir en comunión fraterna, en la familia y en la comunidad de creyentes que es la Iglesia.

 

Todos experimentamos en el presen­te un clima de mucha incertidumbre y violencia, donde la raíz de estas di­ficultades está en el hecho de que el otro se ha convertido en una ame­naza para la vida personal. Ya no se mira al prójimo como un hermano, sino como un enemigo, alguien que obstaculiza los planes personales egoístas y mezquinos. Frente a esa realidad, nuestro Señor Jesucristo en el sermón de la montaña, nos enseña que el mandamiento nuevo del amor tiene su alcance en amar a los enemi­gos y a los que se convierten en un obstáculo para mi vida: Han oído que se dijo: Ama a tu prójimo y odia a tu enemigo. Pero yo les digo: Amen a sus enemigos y oren por quienes los persiguen. Así serán dignos hijos de su Padre del cielo, que hace salir el sol sobre buenos y malos, y manda la lluvia sobre jus­tos e injustos(Mt 5, 43-45).

 

En este camino cristiano y espiritual, el prójimo no es una amenaza, sino un hermano que está frente a mí, a quien debo custodiar y ayudar para que su vida crezca y para que llegue a la santidad. Por este motivo frente al pecado del otro, frente a la equi­vocación que pueda tener en su vida, el camino para recuperarlo es la co­rrección fraterna, tal como lo plantea el evangelista Mateo cuando enseña: Por eso, si tu hermano te ofende, ve y llámale la atención a solas. Si te hace caso, habrás ganado a tu hermano(Mt 18, 15), haciendo de la corrección fraterna, un servi­cio fraterno, en la línea de la recu­peración de quien se ha equivocado, como un modo evangélico de situar­se ante el pecado ajeno, tal como lo enseña Terrinoni cuando dice que la corrección fraterna es un gesto purísimo de cari­dad, realizado con discreción y humil­dad, en relación con quien ha errado; es comprensión carita­tiva y disponibilidad sincera hacia el her­mano para ayudar­le a llevar el fardo de sus defectos, de sus miserias y de­bilidades a lo largo de los arduos senderos de la vida; es una mano tendida hacia quien ha caído para ayudarle a levantarse y reempren­der el camino.

 

De esta manera, se puede decir que es una solícita intervención fraterna que quiere curar las heridas del alma, sin causar sufrimientos, ni humilla­ciones, que va desde la ayuda que se presta al hermano para que no se extravíe, el apoyo que se ofrece a los débiles o el estímulo dirigido a los pusilánimes, la exhortación, la lla­mada de atención y la corrección.

 

Evidentemente, este modo de enten­der la corrección fraterna exige una ampliación de la perspectiva del sentido del “yo”, una genuina y autén­tica conversión interior. Para llegar exactamente a invertir la insolente frase de Caín (cf. Gén 4,9) y recono­cer que sí, que soy yo el guardián de mi hermano, que Dios lo ha puesto a mi lado para que me ocupe de él, porque es voluntad del Padre celes­tial que no se pierda ninguno.

 

Vivir en familia y en comunidad, consagrados al mismo Padre, signi­fica tomar la decisión de recorrer el mismo camino de santidad. La fami­lia, la comunidad parroquial, es un espacio para crecer en santidad, es el lugar donde cada uno construye su propio itinerario per­sonal de perfección.

 

La corrección frater­na es la manifestación coherente de la res­ponsabilidad asumida en relación con aquel que es mi hermano, y cuya santidad me preocupa, más aún, junto al cual yo me santifico. De lo contrario, lo que hay es aislamiento, marginación fraterna, esa sutil violencia de la perfección privada que no deja espacio para el otro en mi corazón, en definitiva, lo que hay es el “homicidio”.

 

No hay que pensar que este término es exagerado, porque, o me hago res­ponsable de mi hermano o lo exclu­yo de mi vida, exactamente como si lo matara; no hay un término medio. Realmente Caín mató y obró “como si matara” a su hermano Abel, cuan­do a la pregunta del Señor respondió: ¿Acaso soy yo el guardián de mi hermano?(Gn 4, 9); ahí, en ese preciso momento le asestó el golpe de gracia; esas palabras matan de­finitivamente a un hermano, a una familia y a una comunidad; pronun­ciadas ante Dios que es Padre, pre­tenden suprimir cualquier rastro de paternidad.

 

Este es el gran peligro de quien no re­conoce su propia responsabilidad en relación con el otro; pero vaya donde vaya, aunque huya, le perseguirá y no lo dejará en paz la pregunta del Padre: ¿Dónde está tu hermano?(Gn 4, 9). De esta manera, ‘comuni­dad cainita’ es la que demuestra des­interés por el prójimo, como si uno no fuera el guardián de los demás y más aún cuando el hermano está a punto de caer o ya ha caído.

 

Como creyentes en Cristo seguimos comprometidos con la comunión que estamos llamados a realizar desde la caridad, que tiene una misión muy importante en la corrección fraterna y que ayuda a encontrarnos como hermanos, no como simple acto emo­cional, sino como una respuesta de fe en nuestro Señor Jesucristo, que nos invita desde el Evangelio a amarnos los unos a los otros, tal como Él nos ha amado, creando comunión y for­taleciendo los vínculos de unidad desde el perdón y la reconciliación, incluyendo a nuestros enemigos.

 

Que la Santísima Virgen María y el glorioso Patriarca san José, alcancen del Señor todas las gracias y bendi­ciones necesarias, para vivir la co­munión en la familia y en la Iglesia, desde la corrección fraterna, con la certeza que es la respuesta adecua­da para un mundo que se torna cada vez más dividido y violento. Por eso resuena en el corazón la invitación: encontrémonos como hermanos, sigamos adelante.

 

Reciban mi bendición.

 

+ José Libardo Garcés Monsalve

Obispo de la Diócesis de Cúcuta

Lun 8 Ago 2022

Gobernar a Colombia

Finalmente llegó Gustavo Petro a la presidencia de Colombia. Ahora está al frente del Estado y del gobierno de la nación. Todos los ojos están puestos en él. Su vida ha sido esencialmente una lucha contra el sistema imperante en el país y, para ello, se ha valido de cuanta acción le ha sido posible.

 

Logrado su objetivo, tiene ante sí la inmensa y dificilísima tarea de llevar a cabo aquello con lo cual ha soñado y con lo cual obtuvo el apoyo de una mayoría limitada de los colombianos. Podrá comprobar el nuevo mandatario, desde el 7 de agosto, lo fácil que es criticar y lo difícil que es gobernar.

 

En su discurso de posesión el contenido puede calificarse de equilibrado en términos generales y con los ojos puestos en los grandes problemas nacionales. Estos abarcan desde la pobreza muy extendida, pasando por la marginación de comunidades enteras en la historia de la República, la violencia interminable, la aplastante realidad del narcotráfico, la tributación no suficiente de los pudientes, la búsqueda de la paz como prioridad absoluta y otros más, conocidos de sobra por él y por todos los ciudadanos. Enmarcó su discurso de posesión en un ambiente festivo y en el propósito de gobernar dentro de la Constitución y la ley. No podría decirse que en sus palabras hubiese afirmaciones como para anunciar la llegada del apocalipsis.

 

En cuanto a la conformación de su gabinete ministerial parecería que también ha querido llevar una línea de izquierda, mas no radical, sino con tendencia al centro.Salvo un par de nombramientos que parecen será más ideológicos que otra cosa, los demás ministerios han quedado en manos de hombres y mujeres capaces y preparados para hacer la tarea que les corresponde.

 

Todavía no se conoce cómo manejará la cúpula militar y de la Policía Nacional, pero estos han estado atentos a sus orientaciones y han escuchado que los quiere más en el papel de ser agentes del cambio que hombres y mujeres que disparan y bombardean. En fin, en cuanto a los principales nombramientos, se podría pensar que el nuevo presidente ha ensamblado un equipo que podría hacer las cosas bien.

 

Pese a todo lo anterior, Gustavo Petro experimentará en el término de pocas horas lo difícil que es gobernar a Colombia y a sus ciudadanos. Esta es la experiencia de todos los que han tenido en sus manos el primer cargo de la nación. Es un país de regiones, culturas, geografías variadas, riquezas diferentes, desarrollos desiguales.

 

Los colombianos no tienen tanto apego a la ley como se quisiera para que todos vivieran en condiciones iguales y esto hace todo complejo y de doble esfuerzo para lograr cualquier propósito. Se encontrará, quiéralo o no, con la feroz burocracia que tiene su máxima expresión en el Congreso y luego en todas las instituciones del Estado. Vencerla no será fácil. Y más temprano que tarde se encontrará con la guerrilla, las disidencias, los narcotraficantes, las bandas criminales y las mafias a las cuales él se refiere con tanta frecuencia. Muy difícil enfrentar todo esto.

 

No queda más que esperar que el nuevo presidente de Colombia obre con certeza en lo que beneficie a toda la población y que sus colaboradores y la misma ciudadanía le ayuden en los buenos propósitos.

 

Su primer y muy constante vigilante, seguramente crítico, será el pueblo mismo que él ha llevado tantas veces a las calles y plazas a pedir gobiernos justos y eficientes. Hoy en día es un pueblo muy impaciente.

 

Las demás instituciones del país, incluida la Iglesia, están listas a colaborar en todo lo que realmente apunte al bien común y a seguir construyendo sobre lo ya construido por otros y al fin de cuenta por todos. Ojalá podamos, de una vez por todas, vivir totalmente en paz.

 

Fuente: Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones de Bogotá

Jue 4 Ago 2022

La urgencia de ser luz y levadura

La sociedad, agobiada por múltiples fenómenos y situaciones, pide que se dé un cambio, tal vez sin perspectivas muy claras ni de lo que quiere ni de lo que puede venir. Se pone en cuestión la estructura misma de la persona humana, la identidad de las instituciones, la explotación de recursos naturales, el uso eficiente del dinero público y privado, la organización y funcionalidad de la realidad política. Hay como una desesperación al no encontrar el sentido profundo de la vida, al ver la eterna inequidad social que no se logra superar y al tener que enfrentar los efectos perversos de salidas falaces como el narcotráfico y la violencia.

 

La situación de la población, empobrecida desde varios aspectos, contrasta con el mundo ficticio del lujo en ciertos ambientes, del espectáculo y la diversión ajenos a la realidad, de las maniobras políticas y económicas que no resuelven las necesidades básicas de la gente. No hay una verdadera conciencia sobre la dignidad de cada persona, no se da el profundo respeto que se debe a la vida humana, no hay autoridad que proteja a las personas indefensas frente a la violencia y la extorsión, no tenemos la calidad educativa que requieren las nuevas generaciones, no puede admitirse que una ciudad cifre su importancia en ser un burdel, no es aceptable que jóvenes y adultos no puedan más y se lancen a vivir en la calle o atenten contra su propia vida.

 

No podemos acostumbrarnos con indolencia a que tantas personas vivan en la pobreza, que carezcan de lo indispensable en materia de vivienda, alimentación y salud. Esa indiferencia es la que va aceptando que la vida no tiene valor y que, para mantener la comodidad, se puede interrumpir la gestación de los niños en el vientre de la madre y se puede acudir a la eutanasia mirando como una carga a los enfermos y a los ancianos. Ante esta realidad, a  todos nos urge ser positivos y propositivos. No podemos quedarnos lamentando el mal, sino que debemos actuar contra él; no se puede cancelar el futuro, nuestra sociedad merece una oportunidad para salir adelante.

 

Pero. es inútil esperar cambios y reformas sociales, si no se transforma lo esencial: el corazón de cada ser humano. No nos engañemos; las reformas necesarias para adecuar el presente a un futuro mejor, que supere la mentira, el egoísmo y la injusticia, no vendrán si no se educa la conciencia, que genera una escala de auténticos valores y nos hace capaces del encuentro, de la solidaridad y de la fraternidad. Todo el que no logre este cambio será un depredador de los demás y de la sociedad, un generador de corrupción y de crímenes, un enemigo del estado de derecho y del bien común. Debemos hacernos conscientes que nos falta, primero que todo, una verdadera reforma interior.

 

Ahí está la misión de la Iglesia, que debe ser capaz de mostrar, ante una realidad que no responde al proyecto de Dios y ante los espejismos que vislumbran soluciones falsas, la verdad sobre la dignidad humana, sobre la responsabilidad social que pesa sobre cada ciudadano, sobre los valores indispensables y constitutivos de una nación, sobre el compromiso personal que debe superar el mundo de las apariencias y de las posiciones cómodas, sobre la esperanza que va más allá de lo terreno. Como Jesús, debemos seguir llamando a la conversión, a la reforma de la mente, a la transformación del corazón para construir el nuevo mundo que necesitamos. Ojalá veamos y actuemos antes de que sea tarde.

 

Por tanto, nosotros, de modo personal y comunitario, debemos buscar hacer el bien, trabajar para que cada familia transmita valores y enseñe a amar, influir para que los diversos grupos e instituciones procuren mejorar la vida laboral, social, educativa y política del país. Sabemos que debemos entregar la vida en el servicio y la misión venciendo el mal, como Jesús, con el poder de la verdad, del bien y del amor. No podemos sentirnos agobiados ni derrotados, sino convocados con urgencia a trabajar por la construcción de un mundo nuevo con la fuerza del Espíritu del Señor Resucitado. Es muy honroso y urgente el llamamiento a ser luz y levadura del mundo.

 

 + Ricardo Tobón Restrepo

 Arzobispo de Medellín

La iglesia en Colombia
VER TODO

Mar 16 Ago 2022

Avanzan preparativos para el Primer Congreso de Evangelización PEIP en Barranquilla

En la Arquidiócesis de Barranquilla avanzan los preparativos para recibir a más de 1.300 invitados que llegarán procedentes de dieciocho jurisdicciones eclesiásticas del país, para participar en el Primer Congreso de Evangelización PEIP (Proceso Evangelizador de la Iglesia Particular), que se llevará a cabo del 17 al 20 de agosto en las instalaciones del Colegio Nuestra Señora de Lourdes.

 

Según lo han expresado sus organizadores esta, "será una gran experiencia para compartir lo vivido a nivel de evangelización, pero también para animar el trabajo pastoral y para hacer juntos, guiados por el Espíritu Santo, lectura de la realidad, de tal modo que se puedan establecer renovadas estrategias para ser auténticos partícipes en la construcción de una Iglesia en comunión, participación y misión".

 

El trabajo de estos cuatro días, estará guiado por la Exhortación Apostólica de su Santidad Pablo VI, Evangelii Nuntiandi: «La Iglesia existe para evangelizar» (cf. EN 14). La dinámica social que mueve al mundo hoy ha generado grandes cambios, muchos de ellos marcados por la emergencia sanitaria de la Covid-19, para la Iglesia esta realidad no ha sido ajena, por ello le urge trabajar en procesos pastorales renovados. En este contexto, y como preparación al congreso obispos y vicarios han estado adelantando una lectura reflexiva sobre los procesos en sus jurisdicciones, estos serán socializados luego, pensando en la necesidad de actualizar los modelos de evangelización.

 

Además, animados con las palabras del Papa Francisco en la apertura del Sínodo de la sinodalidad: “Estoy seguro de que el Espíritu nos guiará y nos dará la gracia para seguir adelante juntos, para escucharnos recíprocamente y para comenzar un discernimiento de nuestro tiempo, siendo solidarios con las fatigas y los deseos de la humanidad”, así también, estas iglesias particulares guiadas por el Espíritu Santo, ofrecerán sus experiencias de lo vivido a nivel pastoral, se escucharán y finalmente establecerán estrategias renovadoras que permitan mostrar una Iglesia que marcha en comunión, participación y misión.

 

Este Primer Congreso de Evangelización convoca a las dieciocho jurisdicciones que siguen el proceso del PEIP. Son ellas: Nueva Pamplona, Tibú, San Andrés y Providencia, Tumaco, Santa Fe de Antioquia, Ocaña, Facatativá, Cúcuta, Girardot, Santa Rosa de Osos, Socorro y San Gil, Granada, Ipiales, Tunja, Bucaramanga, Pasto, Arauca y Barranquilla.

 

La apertura del Congreso estará a cargo de monseñor Luis José Rueda Aparicio, arzobispo de Bogotá y presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia. El evento concluirá el 20 de agosto con una Eucaristía presidida por el arzobispo de Barranquilla, monseñor Pablo Salas Anteliz, en la Catedral Metropolitana María Reina a las 6:30 p.m. Seguidamente, se ofrecerá un acto cultural en la Plaza de la Paz, a las 8:00 p.m.

 

MODALIDADES DEL CONGRESO
La primera, de forma presencial, en las instalaciones del Colegio Nuestra Señora de Lourdes, donde se darán cita las delegaciones de las dieciocho jurisdicciones eclesiásticas invitadas y otras que asistirán como invitadas, así también participarán dos delegados de cada una de las parroquias que pertenecen a la Arquidiócesis de Barranquilla.

 

La segunda, De forma virtual. La invitación es a que cada comunidad se una, convocando a los diferentes agentes de pastoral, que, reunidos en los salones parroquiales, los templos o en el lugar más adecuado, se conecten para que disfruten y vivan de las ponencias y actividades que serán trasmitidas por las redes sociales del Congreso.

 

PROCESO DE INSCRIPCIÓN
https://www.congresopeip.com/Portal/inscripciones.php

 

AGENDA
https://www.congresopeip.com/Portal/programa.php

 

Mayor información:
Secretaría Ejecutiva del Congreso
Arquidiócesis de Barranquilla
Conmutador: (605) 3690767 – 3690769 – 3600047
Celular: 301 2086222
E-mail: [email protected]

 

BROCHURE CONGRESO NACIONAL

 

Primer Congreso de Evangelización PEIP

 

Vie 12 Ago 2022

Noticiero Arquidiocesano de Medellín

Ofrecemos el noticiero de la Arquidiócesis de Medellín que en esta semana nos trae los siguientes temas de interés: Actividad programada por la arquidiócesis en el mes de la Catequesis; Campaña del Diezmo 2022; seminario reflexivo de la delegación para la educación religiosa escolar; y por último su sección rutas del arzobispo, que presenta la agenda pastoral de monseñor Ricardo Tobón Restrepo.

 

Santiago Caro, coordinador para la catequesis, extiende una invitación especial a los catequistas para que se unan a un proceso de formación cristiana, con el lema "Jesucristo te ama y nunca te abandona".

 

Nancy Adriana Patiño, asesora para la Educación Religiosa Escolar, comparte la invitación a profesores de educación religiosa escolar, líderes y encargados de la pastoral educativa, para que participen del seminario que abordará el tema de los retos y desafíos en la educación religiosa, teniendo presente el tiempo de pospandemia.

 

Jue 11 Ago 2022

“Minutos de Amor”, 22 años evangelizando

Para la revista Minutos de Amor, no existen las fronteras. Desde hace 22 años este manual de oraciones católico está llegando mensualmente sin falta a los distintos rincones del país, permitiendo a sus lectores acercarse a la palabra de Dios.

 

"Minutos de Amor”, es un manual de oración y formación católica que mensualmente presenta la liturgia de la Palabra de Dios, junto con otros temas de formación; al tiempo, que entrega a los lectores, medios de crecimiento espiritual como; reflexiones sobre el evangelio, el Santo Rosario, la Coronilla de la Divina Misericordia, la historia y vida de santos, oraciones a la Virgen María, al Santísimo Sacramento y otras más, que invitan a diario, a seguir el camino de la santidad.

 

Su obra apoya a las vocaciones sacerdotales
Gracias a la distribución de la revista “Minutos de Amor”, en departamentos, ciudades y municipios del país, con el dinero que se recibe, se apoya a las vocaciones sacerdotales. “Es nuestra razón principal de existir, ayudar a los estudiantes de los distintos seminarios, sabemos de muchas vocaciones para el sacerdocio que necesitan este apoyo, y allí estamos nosotros”, afirma la directora de esta revista, María Teresa Serrano.

 

A la fecha, alrededor de 25 sacerdotes, han podido formarse en lo seminarios de diferentes Diócesis y financiar sus estudios con los aportes que reciben de este medio impreso católico.

 

Celebremos juntos estos “22 años” de fidelidad al Señor
Por otra parte, la revista también apoya los procesos de evangelización en distintas prisiones de Colombia, llevando la Palabra de Dios, para que las personas privadas de la libertad, al encontrarse con el Evangelio, puedan fortalecer su proceso de reinserción a la sociedad.

 

Igualmente, hay especial atención y distribución de la revista, en hospitales y hogares geriátricos y lugares de misión. Llega a la mayoría de las jurisdicciones eclesiásticas del país y por supuesto a las parroquias. "Cada vez que sale una revista son momentos de agradecimiento y alegría, porque sabemos que estamos llevando el mensaje diario del Señor a muchos lugares”, observa María Teresa.

 

El grupo editorial que apoya esta revista fundada en el año 2020, está compuesto por obispos, sacerdotes de diferentes diócesis y arquidiócesis y por supuesto laicos comprometidos que colaboran con sus escritos, reflexiones, y contenido en general. Este manual de oración es una herramienta  que facilita un camino de vida espiritual, y un medio que ayuda a promover las vocaciones sacerdotales y religiosas. Revista que también circula en la actualidad de manera virtual.

 

Cabe resaltar, que la editorial Districatólicas Unidas, forma parte de esta labor, articulada a dos librerías en la ciudad de Bogotá, donde se encuentran libros litúrgicos y magisteriales, temas de espiritualidad y formación, artículos religiosos e imágenes, entre otros. Estas y otras novedades se encuentran en la página web: www.districatolicas.com 

 

Información de contacto: 
E-mail: [email protected]  Dirección: Av. Ciudad de Cali No. 72A-41 – 7456922 – Whatsapp 3013054053 Bogotá.

 

Minutos de Amor es una familia al servicio de la evangelización; entre todos la construimos y sostenemos. Oremos para que Dios nos bendiga y nos cuide en este año, para que por medio de nuestro trabajo muchos se encuentren con Él, transformen sus vidas y lo sigan con determinación”, enfatiza su directora y fundadora  María Teresa Serrano.

 

FUENTE: Of. de comunicaciones Arquidiócesis de Bogotá

 

A continuación los invitamos a ver la entrevista con MARÍA TERESA SERRANO

 

Mar 9 Ago 2022

Rionegro será sede del XIII Congreso Nacional de Nueva Evangelización

Del 12 al 15 de agosto se congregarán, en la ciudad de Rionegro, más de 1000 personas que vendrán de diversos rincones del país para participar de la décimo tercera versión del Congreso Nacional de Nueva Evangelización, evento que se realiza cada dos años en una ciudad diferente.

 

Los participantes vendrán en representación de las 43 Jurisdicciones Eclesiásticas donde tiene presencia el Sistema Integral de Nueva Evangelización (SINE). Desde el 2020 se había elegido la Diócesis de Rionegro, en Antioquia, para celebrar este evento eclesial, pero la llegada de la pandemia y la contingencia provocada por la Covid-19 hizo que se cancelara. Hoy sus organizadores celebran este reencuentro de fe misionera y ratifican la sede de Rionegro para estos cuatro días de reflexión y trabajo.

 

El lema que se ha elegido para este momento de gracia está tomado del libro de Josué (24,15) “Mi casa y yo serviremos al Señor”, y tiene como fin la profundización en el tema de la identidad cristiana, la familia y la proyección de la pequeña comunidad.

 

En una comunicación enviada por la sede anfitriona se resalta que, “esta será una oportunidad para vivir la fe desde la comunión de la Iglesia como Cuerpo de Cristo, con los obispos, sacerdotes, religiosos y files laicos; además enriquecer el proceso de formación cristiana, compartir experiencias, motivar el compromiso misionero y permitir comprender que la familia y la pequeña comunidad son lugares complementarios y correspondientes para la comunión y la misión de la Iglesia”.

 

Los participantes podrán disfrutar de espacios académicos, conferencias, capacitaciones y talleres, que buscan desde el magisterio de la Iglesia, profundizar en la enseñanza de la fe y la doctrina de la Iglesia. Un momento especial será el celebrativo, allí atendiendo el llamado del Papa Francisco para vivir la sinodalidad, los asistentes estarán visitando las parroquias cercanas al municipio de Rionegro, donde compartirán con las comunidades y vivirán momentos de fe y gracia a través de la eucaristía.

 

Igualmente, se vivirán momentos de fraternidad, sus anfitriones ofrecerán una salida al parque recreativo Tutucán, lugar desde donde se podrá conocer aspectos y expresión de la cultura paisa.

 

El día viernes 12 de agosto, monseñor Fidel León Cadavid Marín, obispo de la Diócesis de Sonsón Rionegro, celebrará a toda la asamblea la eucaristía que dará la apertura al Congreso Nacional de Nueva Evangelización.

 

Transmisión
Este congreso tendrá como sede de encuentro la Universidad Católica de Oriente, en el municipio de Rionegro y tendrá transmisión permanente a través de las redes sociales de la Diócesis de Sonsón Rionegro y de la Conferencia Episcopal de Colombia.

 

Contexto del Congreso
La Nueva Evangelización, asumida desde el SINE, es un itinerario pastoral sistemático e integral que ofrece una mística y elementos bien definidos tomados de la rica experiencia pastoral y misionera de la Iglesia y del magisterio eclesiástico. 

 

Busca atender el cumplimiento adecuado y oportuno del mandato de Jesucristo: «Vayan por el mundo proclamando la Buena Noticia a toda la humanidad» (Mc 16,15) y el mandato de la Iglesia: “Evangelizar constituye, en efecto, la dicha y vocación propia de la iglesia, su identidad más profunda”.

 

Los nuevos retos y areópagos de la sociedad, exigen de la Iglesia repensar los métodos de evangelización, donde la experiencia personal y comunitaria, sean un eje central. Es por ello que el SINE se basa en un diseño pastoral que comprende un proceso personal y un itinerario parroquial con un plan pastoral integral, llevado por pasos articulados según la pedagogía de la fe; es diocesano en un marco de comunión ofrecido por este plan misionero y pastoral con un nuevo ardor evangelizador.

 

¿Qué es el Congreso?
Es una oportunidad para Vivir la fe desde la comunión de la Iglesia como Cuerpo de Cristo, con los obispos, los sacerdotes, religiosos y los laicos de las diferentes Pequeñas Comunidades del SINE de todo el país; enriquecer el proceso de formación cristiano; compartir experiencias significativas y motivar el compromiso misionero.  Además, nos permitirá comprender que la familia y a pequeña comunidad son lugares complementarios y correspondientes para la comunión y misión de la Iglesia.

 

Objetivo general
Continuar fortaleciendo la acción pastoral y misionera de las iglesias particulares en Colombia mediante el SINE, poniendo énfasis en la vivencia familiar y comunitaria de la fe, en los itinerarios de renovación de las bases cristianas y en los caminos de apostolado o proyección cristiana.

 

Objetivos específicos
* Indicar el valioso aporte del SINE al fortalecimiento cristiano de las familias, a través de la experiencia de vida en las pequeñas comunidades y, a la vez, el enriquecimiento de estas por la participación (vinculación) de núcleos familiares.
* Resaltar la importancia del itinerario de identidad cristiana en el SINE, como fundamento de la renovación de la fe y de la parroquia.
* Presentar los caminos de proyección cristiana en el SINE, como expresión de la plenitud en la fe y de la madurez de la comunidad parroquial.
* Afianzar la opción por el SINE y el compromiso con la nueva evangelización, a través del compartir de experiencias parroquiales en las distintas jurisdicciones eclesiásticas.

 

Metas
* De manera presencial se impactarán 1000 agentes (200 de la Diócesis de Sonsón Rionegro y 800 de otras jurisdicciones eclesiásticas).
* Por medios de comunicación 30.000 reproducciones.
* Para la Diócesis de Sonsón Rionegro, anfitriona del congreso, animará a la construcción de Pequeñas Comunidades, por medio del fortalecimiento de la Política Diocesana del Plan de Pastoral 2019 – 2025.
* Dar a conocer la riqueza cultural y religiosa del Oriente Antioqueño.
* Fortalecer los lazos de comunidad con la Iglesia Colombiana.

 

Componentes del congreso
* Académico
Conferencias generales:
- Sábado: El proceso de identidad cristiana en el SINE como fundamento de la renovación de la fe y de la parroquia.
- Domingo: La Familia y la pequeña comunidad eclesial como lugares complementarios y correspondientes para la comunión y la misión en la Iglesia.
- Lunes: El proceso de proyección cristiana en el SINE como expresión de la plenitud en la fe y de la madurez de la comunidad parroquial.
Conversatorios con los ponentes después de cada conferencia.
Capacitaciones
- Los jóvenes en el SINE.
- Los movimientos y grupos apostólicos en el SINE.
- La estructura parroquial en el SINE: Sectores y Ministerios.
- La Escuela de formación básica en la fe como oferta de la parroquia.
- La Edificación espiritual en la Pequeña Comunidad.
- Solidaridad social

 

*Talleres
Los cuarenta talleres versarán, como debe ser, sobre los distintos aspectos y elementos propios del SINE. Para cada taller el tiempo se distribuya así: 30 minutos de exposición y 60 minutos de conversatorio e intercambio de experiencias, favoreciendo la participación de todos, pues el compartir de experiencias entre evangelizados es edificante. (Se pueden consultar en: https://www.congresosine.com/componentes/).

 

*Comunitario:
Se realizarán varios espacios que permitirán la integración de los participantes del congreso:
- Encuentro de integración con la cultura antioqueña.
- Encuentro inter parroquial.
- Muestras de experiencias del SINE.
- Encuentro con las familias donde se hospedarán los participantes.


 

Ponentes invitados
Teniendo presente que el XIII Congreso Nacional de nueva Evangelización busca fortalecer la acción pastoral y misionera de las Iglesias diocesanas en Colombia mediante el SINE y poniendo especial acento en la experiencia comunitaria de la fe y en el acompañamiento pastoreado como fundamental acción misericordiosa de la Iglesia; se tiene prevista una agenda académica, celebrativa y de integración que permitirá cumplir a cabalidad las metas establecidas de dicho evento.

 

En lo académico se trabajarán tres conferencias generales, en las que abordarán temas de identidad cristiana, familia y proyección misionera. Además, se tendrán capacitaciones y talleres en temas referentes al Sistema Integral de Nueva Evangelización (SINE). Se contará como ponentes a Obispos, sacerdotes y laicos, que con su experiencia en el acompañamiento al SINE, ayudarán a los asistentes a fortalecer los diferentes aspectos pastorales.

 

- Monseñor Luis José Rueda Aparicio
Arzobispo de Bogotá y presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia

Presidirá la Eucaristía del sábado 13 de agosto y compartirá la ponencia “El proceso de Identidad Cristiana en el SINE como fundamento de la renovación de la fe y de la parroquia” en la mañana del mismo día.
- Pbro. Hugo Alberto Zuluaga Salazar
Vicario de Pastoral Diócesis de Sonsón Rionegro
Compartirá la Conferencia General “La Familia y la pequeña comunidad eclesial como lugares complementarios y correspondientes para la comunión y la misión en la Iglesia” el día domingo 14 de agosto
- Mg. Carlos Julián Palacio
Laico de la Diócesis de Sonsón Rionegro
Compartirá la Conferencia General “El proceso de Proyección Cristiana en el Sine como expresión de la plenitud en la fe y de la madurez de la comunidad parroquial” el día lunes 15 de agosto

 

Otros capacitadores del congreso: 
Mons. José Clavijo Méndez - Obispo de Sincelejo
Dará la capacitación “La edificación espiritual en la pequeña comunidad”.
Mons. Ovidio Giraldo - Obispo de Barrancabermeja
Dará la capacitación “Los movimientos y grupos apostólicos en el SINE”.
Pbro. Fernando Franco - Presidente del Tribunal eclesiástico, y administrador diocesano en Caldas
Dará la capacitación “Los Jóvenes en el SINE”.
Pbro. Alirio Cordero - Vicario Judicial de la Diócesis de Vélez - Párroco de San Roque de Güepsa
Dará la capacitación “La escuela de formación básica en la fe como oferta de la parroquia”.
Pbro. Luis Javier Otálvaro  - Rector del Seminario Nacional Cristo Sacerdote en La Ceja
Dará la capacitación “La estructura pastoral en el SINE: Sectores y Ministerios”.
Pbro. Evelio Giraldo - Párroco de la Catedral San Nicolás el Magno de Rionegro
Dará la capacitación “Solidaridad social”.

 

JURISDICCIONES PRESENTES
Arquidiócesis: Bogotá, Medellín, Cali, Manizales, Popayán, Ibagué y Villavicencio. 
Diócesis: Istmina-Tadó, Montelíbano, Buga, Quibdó, La Dorada - Guaduas, Cartago, Vélez, Sonsón Rionegro, Málaga - Soatá, Garzón, Líbano - Honda, Mocoa - Sibundoy, Neiva, Chiquinquirá, San Vicente del Caguán, Pereira, Palmira, Buenaventura, Riohacha, Sincelejo, Apartadó, San José del Guaviare, Barrancabermeja, Soacha, Caldas, Garagoa, Yopal, Duitama - Sogamoso, El Espinal, Armenia, Obispado Castrense.
Vicariatos Apostólicos: Mitú, Puerto Gaitán, San Andrés, Trinidad y Guapi.


 

QUÉ ES EL SINE:
El Sistema Integral de Nueva Evangelización (SINE), es una de las respuestas que la Iglesia en Colombia, así como otros países latinoamericanos, ha dado a la invitación que hizo el santo Papa Juan Pablo II a evangelizar con un "nuevo ardor, nuevo métodos y nuevas expresiones".

 

En el año de 1995 esta experiencia fue traída a Colombia por Mons. Fabio Suescún a la Diócesis de Pereira y desde allí se fue contagiando a otras Iglesias Particulares. En el año 2005 se creó la Red Nacional de Nueva Evangelización en Colombia, como espacio de comunión y participación de las 43 Jurisdicciones que actualmente llevan este proceso de Evangelización.

 

Los invitamos para que visite el sitio web del Congreso www.congresosine.com

 


 

DESCARGUE AQUÍ LA AGENDA DEL CONGRESO

La iglesia en el mundo
VER TODO

Mié 10 Ago 2022

OEA y REPAM suscriben declaración conjunta sobre protección a la Amazonía y sus pueblos

Como algo histórico fue calificado el hecho de que la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (SG/OEA) la OEA, se hubiera pronunciado por primera vez sobre la situación de la Amazonía y pueblos Indígenas.

 

En una declaración conjunta firmada este 08 de agosto, entre la OEA y la Red Eclesial Panamazónica (REPAM), se resalta el importante papel de las comunidades amazónicas para el cuidado de la Amazonía  y aborda la urgencia humanitaria y ambiental que vive este bioma para la humanidad entera.  Además, hacen un llamado urgente por la protección de la Amazonía y de sus pueblos indígenas, quilombolas (afrodescendientes) y ribereños.

 

La ceremonia de firma fue realizada en Washington, donde estuvieron presentes el sr. Luis Almagro, Secretario General de la OEA, y Mons. Juan Antonio Cruz Serrano, Observador Permanente de la Santa Sede ante la OEA, en representación del Card. Pedro Barreto, presidente de la REPAM.

 

CONTENIDOS DE LA DECLARACIÓN
La Declaración destaca la “Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas”, de la OEA. A partir de ahí, resalta la importancia de los pueblos indígenas para la protección de la Amazonía, sus derechos y los riesgos que enfrentan ante las amenazas que vienen sufriendo por agresiones, lesiones, asesinatos, enfermedades, hambrunas y expulsión de sus territorios.

 

A seguir, en el ámbito de aplicación de la presente Declaración Conjunta, destacan la necesidad de abordar y afrontar “la urgencia humanitaria y ambiental que hoy en día vive la Amazonía”, que amenazan a la supervivencia, el equilibrio ecológico y la pérdida de cosmovisión de los pueblos amazónicos.

 

Por fin, OEA y REPAM enumeran algunas “recomendaciones urgentes y prioritarias para los Estados de la región, con base en el contenido del 2º Informe Regional de Vulneración de Derechos en la Panamazonía de la REPAM”:

 

•    En cuanto a los derechos de vivir sin discriminación ni amenazas, invitando a los Estados a ratificar y llevar a la práctica el Acuerdo de Escazú, y a elaborar e implementar protocolos para la protección de personas defensoras de derechos humanos.
•    En cuanto al derecho a la tierra y a la utilización de sus recursos, se pide “garantizar la seguridad jurídica de los territorios indígenas”, “priorizar la inversión en la gestión del territorio y el medio ambiente”, “fortalecer las instituciones encargadas de vigilar, supervisar y fiscalizar las acciones que atentan contra el medio ambiente” y “generar condiciones y espacios seguros para el desarrollo de la participación ciudadana en materia ambiental, de ordenamiento y planeación territorial”.
•    Con respecto al reconocimiento del derecho humano al agua, se pide desarrollar políticas públicas “para el reconocimiento y protección del derecho al agua, visto desde un enfoque intercultural” y “universalizar el acceso al agua potable, saneamiento y el manejo de ecosistemas de agua dulce”.
•    Sobre el derecho a la salud, se pide “fortalecer la capacidad de respuesta del sector salud con enfoque de derechos y con respuestas integrales a la emergencia”, invitando a “elaborar un plan estratégico de respuestas, coordinada y ampliada ante la crisis sanitaria de la Covid-19”.



LEA AQUÍ la Declaración Conjunta 2022 sobre la Protección de la Amazonía y sus Pueblos Indígenas, Quilombolas (afrodescendientes) y Ribereños


 

OEA Y REPAM
La Organización de los Estados Americanos (OEA) es el organismo regional más antiguo del mundo, cuyo origen se remonta a la Primera Conferencia Internacional Americana, celebrada en Washington, D.C., de octubre de 1889 a abril de 1890.  Fue creada en 1948 cuando se subscribió, en Bogotá, Colombia, la Carta de la OEA que entró en vigor en diciembre de 1951. Tiene el objetivo de lograr en sus Estados Miembros, que hoy día reúne a 35 Estados de las Américas, “un orden de paz y de justicia, fomentar su solidaridad, robustecer su colaboración y defender su soberanía, su integridad territorial y su independencia” (Carta OEA, art.1). Sus principales pilares son la democracia, los derechos humanos, la seguridad y el desarrollo.

 

La Red Eclesial Panamazónica (REPAM) es un organismo eclesial nacido en 2014 como resultado del camino recorrido por la Iglesia Católica en la Amazonia. Como Red, cultiva, cuida y fortalece procesos horizontales con los pueblos y organizaciones eclesiales y sociales de la Amazonía y de otros territorios, les acompaña ante la vulneración de derechos humanos, colectivos y de la naturaleza y su denuncia e incidencia política; y promueve encuentros comprometidos y sensibles que también son capaces de mover otras esferas de concientización.

 

INFORME DE DERECHOS HUMANOS
A finales de abril y mayo, la Presidencia y representantes del Núcleo de Derechos Humanos de la REPAM realizaron una gira internacional presentando el “II Informe Regional de Vulneración de los Derechos Humanos en la Panamazonía. Tejiendo redes de resistencia y lucha en Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela” ante las Naciones Unidas en Nueva York, y la OEA y CIDH en Washington. En el marco de estas visitas, el 2 de mayo se mantuvo una reunión con el Secretario General de la OEA, sr. Luis Almagro, donde se acordó la publicación de una declaración conjunta sobre la dramática situación de la Amazonía y sus pueblos.

 

El segundo informe sobre la vulneración de los derechos humanos en la Panamazonía, publicado en marzo de 2022 por la REPAM, es fruto de los casos presentados en el marco de la segunda Escuela de promoción, defensa y exigibilidad de los Derechos Humanos, realizada en 2018, en Jaén – Perú. La Escuela de Derechos Humanos de la REPAM es una iniciativa que reúne a líderes de pueblos indígenas y comunidades tradicionales de la Panamazonía, con el objetivo de proporcionar herramientas educativas que ayuden a formalizar las denuncias sobre violaciones de derechos humanos ocurridas en el territorio amazónico.

 

Fuente: REPAM

Mar 9 Ago 2022

El Papa Francisco pide rezar por los pequeños y medianos empresarios

Para este mes de agosto el Santo Padre ha pedido rezar por los pequeños y medianos empresarios, que por consecuencia de la  pandemia y las guerras que se libran en el mundo se han visto afectados y enfrentan una grave crisis socioeconómica.

 

Recemos para que los pequeños y medianos empresarios, duramente afectados por las crisis económica y social encuentren los medios necesarios para continuar su actividad al servicio de las comunidades en las que viven”.

 

En su video-mensaje el Papa Francisco resalta el compromiso de los pequeños y medianos empresarios, quienes a pesar de las dificultades “invierten en la vida generando bienestar, oportunidades y trabajo”. 

 

El obispo de Roma señala que, en este grupo están aquellos que se dedican a tareas de limpieza o transporte, los artesanos, quienes tienen un comercio o talleres, entre tantos otros oficios. Ellos son “los que no salen en las listas de los más ricos y poderosos y, a pesar de las dificultades, crean puestos de trabajo manteniendo su responsabilidad social”.

 

Vie 5 Ago 2022

Celam expresa su solidaridad y cercanía con la Iglesia de Nicaragua

El Consejo Episcopal Latinoamericano y del Caribe (Celam), a través de un comunicado ha rechazado los constantes hostigamientos por parte de las autoridades gubernamentales de Nicaragua, de los que están siendo víctimas miembros de la Iglesia Católica en esta Nación y expresan su solidaridad y cercanía con la Institución.
 

"Los últimos acontecimientos, como el asedio a sacerdotes y obispos, la expulsión de miembros de comunidades religiosas, la profanación de templos y el cierre de radios, nos duelen profundamente. Les manifestamos nuestra solidaridad y cercanía". 
 

Los representantes de los obispos del continente en su mensaje, agregan “acompañamos a nuestros hermanos que por distintos caminos buscan ser voz de los que no tienen voz, para construir un diálogo capaz de trazar un camino de unidad y de paz”.
 

Finalmente, los prelados invitan a todos los católicos de América Latina y El Caribe a unirse en oración por el pueblo nicaragüense, sus líderes, autoridades y la Iglesia.
 

La misiva fue firmada por Mons. Miguel Cabrejos Vidarte y Mons. Jorge Eduardo Lozano, Presidente y Secretario General del Celam, respectivamente.
 



DESCARGAR COMUNICADO DE PRENSA


 

Un obispo de rodillas
El último hecho que se registró, además del cierre de seis emisoras, fue la encerrona que la policía hizo a Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa, sin dejarlo salir de la casa cural. El grupo antimotines tiene cerrado el paso al prelado.

 

“Aquí vamos a permanecer sin irrespetar a la policía, nunca la hemos irrespetado. Sin irrespetar a los hermanos que tienen sus familias y que son nuestros amigos, entonces voy a esperar que me permitan salir, yo les mantendré informado”, ha dicho el prelado.

 

Álvarez, de rodillas, en una imagen que da la vuelta al mundo tan solo apela a la misericordia de sus verdugos, mientras que el sacerdote Uriel Vallejos y su equipo de trabajo de Radio y Canal Católico de Sébaco se encuentra en similar situación desde hace 3 días ante el forzoso cierre de más de 6 radios católicas en la Diócesis de Matagalpa.

 

 

 

Lun 1 Ago 2022

El Papa: He venido como amigo, como hermano y como peregrino

Durante su visita a Canadá, este viernes 29 de julio, el Papa se encuentra con una delegación de indígenas en Québec, y les expresa su admiración, por su sentido de familiaridad y comunidad, que contrasta en un mundo “lamentablemente” individualista.

 

El Papa Francisco resaltó la importancia que da la comunidad indígena en cultivar bien el vínculo entre los jóvenes y los ancianos, custodiando una relación sana y armoniosa con toda la creación.

 “La inmensidad de esta tierra lleva a pensar en el largo camino de sanación y reconciliación que estamos afrontando juntos. En efecto, la frase que nos ha acompañado desde marzo, desde que los delegados indígenas me visitaron en Roma, y que caracteriza mi visita aquí entre ustedes, es Caminar Juntos: Walking Together / Marcher Ensemble”.

 

Son estas las palabras que ha dirigido el Papa Francisco a una delegación de indígenas presentes en Quebec, y que ha saludado en el Arzobispado. Les dijo que vino a Canadá como amigo, como hermano, como peregrino. Con espíritu penitencial, para expresarles el dolor que lleva en su corazón por “el mal que no pocos católicos les causaron, apoyando políticas opresivas e injustas”.

 

El Papa un amigo y un hermano de las comunidades indígenas
Ha venido como amigo, para encontrarse con ellos, “para ver, escuchar, aprender y apreciar cómo viven los pueblos indígenas de este país”. Ha venido como hermano, a descubrir en primera persona los frutos, buenos y malos, producidos por los miembros de la familia católica local a lo largo de los años.

 

He venido como peregrino, con mis limitadas posibilidades físicas, para dar nuevos pasos adelante con ustedes y para ustedes; para que se prosiga en la búsqueda de la verdad, para que se progrese en la promoción de caminos de sanación y reconciliación, para que se siga sembrando esperanza en las futuras generaciones de indígenas y no indígenas, que desean vivir juntos fraternalmente, en armonía”.

 

Francisco, parte de la familia indígena canadiense
El Pontífice les manifestó que se devuelve a Roma mucho más enriquecido, porque lleva en el corazón el “tesoro incomparable hecho de personas y de pueblos que le han marcado”, de rostros, sonrisas y palabras que permanecen en su interior; de historias y lugares que no podrá olvidar; de sonidos, colores y emociones que vibran fuertes en él.

 

Realmente puedo decir que, durante mi visita, fueron sus realidades, las realidades indígenas de esta tierra, las que visitaron mi alma; entraron en mí y siempre me acompañarán. Me atrevo a decir, si me lo permiten, que ahora, en cierto sentido, yo también me siento parte de vuestra familia, y me siento honrado”.

 

Valioso sentido de comunidad
Para el Santo Padre, queda un recuerdo indeleble en su corazón cómo la comunidad indígena vive la fiesta de Santa Ana, “junto a varias generaciones y a tantas familias indígenas”. Pero, sobre todo, alabó el hecho que, en un mundo tan individualista, cuánto valor adquiere ese sentido de “familiaridad y de comunidad” tan genuino entre los indígenas. Y resaltó la importancia que dan en cultivar bien el vínculo entre los jóvenes y los ancianos, custodiando una relación sana y armoniosa con toda la creación.

 

Tres mujeres que pueden ayudar a alcanzar una reconciliación
Santa Ana, la Virgen María y santa Catalina Tekakwitha. Estas mujeres, dijo el Papa, pueden ayudar a unir, a volver a tejer una reconciliación que garantice los derechos de los más vulnerables y sepan mirar la historia sin rencores ni olvidos.

 

Santa Ana, de quien pude sentir su ternura y protección, venerándola junto a un pueblo de Dios que reconoce y honra a las abuelas. En segundo lugar, pienso en la Santa Madre de Dios: ninguna criatura merece más que ella ser definida como peregrina, porque siempre, también hoy, también ahora, está en camino; en camino entre el cielo y la tierra, para cuidarnos por encargo de Dios y para llevarnos de la mano hacia su Hijo”.

 

Por último, señaló Francisco, "mi oración y mi pensamiento en estos días han ido frecuentemente a una tercera mujer de presencia afable que nos ha acompañado, y cuyos restos se conservan no lejos de aquí. Me refiero a santa Catalina Tekakwitha. La veneramos por su vida santa, pero, no podríamos pensar que su santidad de vida, caracterizada por una entrega ejemplar en la oración y el trabajo, así como por la capacidad de soportar con paciencia y dulzura tantas pruebas, también fue posible por ciertos rasgos nobles y virtuosos heredados de su comunidad y del ambiente indígena en el que creció", se cuestiona el Papa.

 

La Virgen María y santa Catalina, afirmó el Papa, recibieron de Dios un proyecto de vida y, sin preguntar a ningún hombre, dieron su “” con valentía.

 

Estas mujeres podrían haber respondido mal a todos los que se oponían a ese proyecto, o bien permanecer sujetas a las normas patriarcales de su tiempo y resignarse, sin luchar por los sueños que Dios mismo había impreso en sus almas. Pero no tomaron esa decisión, sino que con mansedumbre y firmeza, con palabras proféticas y gestos resueltos se abrieron camino y cumplieron aquello a lo que habían sido llamadas”.

Que ellas bendigan nuestro camino común, que intercedan por nosotros y por esta gran obra de sanación y reconciliación tan agradable a Dios”, dijo por último Francisco.

 

Fuente: Vatican News
Fotos: Copyright © Dicastero per la Comunicazione - Vatican Media 

 

Episcopado al día
VER TODO

Lun 8 Ago 2022

“Con seguridad monseñor Castro ha recibido el mejor Nobel de Paz: la gloria del Cielo”

El pasado 4 de agosto, fecha en que la Iglesia Católica celebraba la fiesta del Santo Cura de Ars, se llevó a cabo en la Catedral basílica metropolitana Santiago de Tunja, la ceremonia de exequias de quien fuera el gran apóstol y gestor de paz, monseñor Luis Augusto Castro Quiroga. La eucaristía que fue presidida por monseñor Gabriel Ángel Villa Vahos, arzobispo en esta ciudad.

 

En la homilía, monseñor Villa Vahos reflexionó a la luz del texto del evangelista san Mateo, “Dichosos los que tienen espíritu de pobres, porque de ellos es el Reino de los cielos. Dichosos los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios”, y recordó que desde los tiempos de los apóstoles hasta hoy, todos estamos llamados a seguir a Jesús en su estilo de vida y trabajar por la paz.

 

En este contexto, observó que este fue el llamado que atendió monseñor Castro durante su ministerio, quien a través de los carismas que Dios le regaló, supo ayudar a recorrer y hacer vivir a muchos el espíritu de las bienaventuranzas. “Su espíritu de pobre en el Señor le permitió ser manso, misericordioso, limpio de corazón y sobre todo, trabajar por la paz”.

 

Resaltó el trabajo responsable y comprometido que siempre cumplió monseñor Castro, en los diferentes territorios nacionales e internacionales donde desarrolló su labor pastoral y misionera.  “Monseñor Luis Augusto llegó a ser en verdad hijo de Dios, hombre de Dios, auténtico cristiano, cualificado sacerdote y comprometido pastor y obispo, en las cálidas tierras del Caguán y en las verdes y fértiles tierras boyacenses”.

 

“Si hay algo que Monseñor Luis Augusto tuvo claro en su paso por este mundo, fue el de ser un ciudadano, un gran patriota y por ello un pastor comprometido con la causa de la paz y la reconciliación. Este, su trabajo y empeño, no estuvo exento de prejuicios e incomprensiones”.

 

Antes que nada fue un misionero
Monseñor Villa Vahos, rescató que, además del aporte que monseñor Castro diera a la paz del país, también fue un apasionado misionero convencido de palabra y de corazón, por eso desde sus inicios ingresó al Instituto misionero de la Consolata: “La pertenencia al Instituto misionero de la Consolata no es gratuita, sentía el deseo de vivir con ardor la misión, y allí encontró el lugar ideal”.

 

Destacó su destreza con la pluma en la mano, porque publicó innumerables libros y escritos sobre la misión, “‘fe misionera, fe de primera’, solía decir y escribir, con el deseo de contagiar a muchos de este espíritu. Su pluma hábil, profunda y sencilla a la vez, son siempre un deleite para el espíritu”.

 

Tomando el texto de la carta a los Corintios, donde Pablo experimenta “que su cuerpo como efímera tienda de campaña, ya no soporta con igual brío los viajes y tribulaciones por el Evangelio”, el prelado destacó la vitalidad de monseñor Castro quien hasta en sus últimos momentos, acompañado por la enfermedad, experimentó y mantuvo viva la fe y la confianza en Dios.

 

Al expresar su extrañeza por la ausencia de algunas autoridades del orden nacional durante la eucaristía celebrada en la Catedral Primada de Colombia, reflexionó y dijo que monseñor Castro nunca fue hombre de protagonismos, “ni estuvo afectado por vanos narcisismos. Su trabajo fue en orden a la extensión del Reino de Dios, la pasión por la misión, el servicio a los demás, el respeto por la persona, el cuidado de la vida como don sagrado (…) Monseñor Luis Augusto es llamado hijo de Dios y con seguridad ha recibido el mejor Nobel de Paz que el Señor ha prometido a sus servidores fieles: la gloria del Cielo”.

 

La eucaristía fue acompañada por un número importante de obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas, familiares, cientos de feligreses y personalidades que estuvieron encabezados por el gobernador de Boyacá, Ramiro Barragán Adame y su esposa Tatiana Ríos y el alcalde de Tunja, Alejandro Fúneme, junto a su esposa Gisela Rodríguez.

 

DESCARGAR HOMILÍA

 

Mié 3 Ago 2022

“Gracias por ser un auténtico artesano de paz”: Mons. Gabriel Villa

En un sentido mensaje, la Arquidiócesis de Tunja, expresa su tristeza por el fallecimiento de monseñor Luis Augusto Castro Quiroga, quien a lo largo de 22 años estuvo al frente de esta Iglesia particular.

 

A través de un comunicado firmado por monseñor Gabriel Ángel Villa Vahos, Arzobispo de Tunja, se extiende un saludo especial de condolencia y solidaridad cristiana a la familia y a los miembros del Instituto de Misioneros de la Consolata, comunidad a la que estuvo vinculado el prelado durante su ministerio.

 

Resaltan su labor como un “auténtico artesano de paz, enamorado de la misión, inspirado y prolífico escritor eclesiástico y destacado catequista”, por lo que agradecen a Dios su testimonio y entrega a la Iglesia.

 

Así también, resaltan que su labor debe quedar marcada como un legado que deja para las actuales y futuras generaciones, y agregan que, ha de ser “un verdadero estímulo para vivir con pasión el trabajo por la extensión del Reino de Dios, en un decidido empeño misionero y en la búsqueda de la paz y la reconciliación, por las vías del diálogo”.

 

Finalmente, confían que, “por la misericordia de Dios, ya ha sido asociado al número de los servidores fieles que pueden entrar a participar del Banquete eterno del Señor”.

 

INFORMACIÓN DE LAS EXEQUIAS DE MONSEÑOR LUIS AUGUSTO CASTRO QUIROGA

La velación del cuerpo de monseñor Luis Augusto Castro Quiroga, se llevará a cabo en la Capilla del Sagrario, junto a la Catedral Primada Cra. 7 #10-40, Bogotá

 

La eucaristía se realizará este miércoles 03 de agosto a las 4:00 pm. en la Catedral Primada de Colombia, presidida por monseñor Luis Mariano Montemayor, Nuncio Apostólico de Colombia.

 

Luego, el cuerpo será trasladado a Tunja este miércoles y será velado en cámara ardiente en la Catedral Santiago Apóstol de esta ciudad.

 

El día jueves 04 de agosto se tendrán las exequias en la Catedral de Tunja a las 10:00 a.m., eucaristía presidida por Monseñor Gabriel Ángel Villa Vahos, arzobispo en esta ciudad.

 

DESCARGAR COMUNICADO

Mar 2 Ago 2022

Fallece monseñor Luis Augusto Castro Quiroga

La Arquidiócesis de Tunja ha informado que en las últimas horas falleció a la edad de 80 años, monseñor Luis Augusto Castro Quiroga, arzobispo emérito de Tunja, quien se encontraba internado en la clínica Marly por quebrantos de salud.

 

"Con profundo dolor, pero con la esperanza puesta en el Señor Resucitado, debemos informar que ha fallecido monseñor Luis Augusto Castro Quiroga, que Dios lo reciba en la patria eterna y lo colme con el cielo por su entrega generosa a su voluntad", señala el mensaje ofrecido desde la oficina de comunicaciones de esta Jurisdicción.

 

Tras conocida la noticia, el episcopado expresó su cercanía al obispo residente de esta ciudad, monseñor Gabriel Ángel Villa Vahos, al clero, a los fieles de la Iglesia de Tunja y a los familiares del prelado fallecido.

 

"Nos unimos en oración rogando al Señor para que reciba en su glorioso Reino a Mons. Castro Quiroga, gran pastor que entregó su vida al servicio de la Iglesia colombiana y trabajó incansablemente buscando caminos de paz y reconciliación en nuestra nación".

 

La Iglesia colombiana reconoce con gratitud el liderazgo espiritual y moral de monseñor Castro Quiroga, el servicio prestado a la Conferencia Episcopal de Colombia durante sus dos períodos como Presidente de esta Institución y su compromiso con la causa de la paz, prestando sus buenos oficios como mediador en el conflicto armado, que aún causa tanto dolor en el país.

 

El prelado había nacido en Bogotá el 8 de abril de 1942. Cursó los estudios de primaria y secundaria en el Colegio San Bernardo de Bogotá de los hermanos de La Salle y en el Seminario Menor de los Padres Misioneros de la Consolata.

 

Cursó los estudios de Filosofía en la Universidad Javeriana de Bogotá. Hizo el noviciado en Bedizzole (Italia) y Teología en la Universidad Urbaniana en Italia.

 

Emitió la profesión perpetua en el Instituto Misiones Consolata el 10 de Marzo de 1967 y recibió la Ordenación Sacerdotal en Roma el 24 de diciembre de 1967. Ya sacerdote, realizó una especialización en Orientación Psicológica en la Universidad de Pittsburg (Estados Unidos) y obtuvo el doctorado en Teología en la Universidad Javeriana de Bogotá.

 

Como sacerdote se desempeñó en los siguientes cargos: Vicario Cooperador de la Parroquia de la Catedral y Rector de la Universidad de la Amazonía en Florencia (1973-1975); Director del Seminario Mayor para los estudios de Filosofía del Instituto Misiones Consolata en Bogotá y simultáneamente Consejero Provincial (1975-1978); Superior Provincial de su Instituto en Colombia (1978-1981); Consejero General del mismo Instituto en Roma (1981-1986).

 

El 17 de Octubre de 1986 fue nombrado Obispo titular de Acque Flavie y Vicario Apostólico de San Vicente – Puerto Leguízamo y fue consagrado el 29 de Noviembre de 1986.

 

El 14 de Marzo de 1998 fue nombrado Arzobispo de Tunja.

 

De Julio de 2002 a Julio de 2005 es Vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Colombia.

 

A partir de julio de 2005 fue nombrado Presidente de la Comisión de Conciliación Nacional.

 

El 5 de Julio de 2005 fue elegido Presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, hasta el 2008. Luego del 2014 al 2017 volvió a asumir la presidencia de la CEC.

 

El 11 de febrero de 2020 el Papa Francisco acepta su renuncia al gobierno pastoral de la Arquidiócesis de Tunja. 

 

INFORMACIÓN DE LAS EXEQUIAS DE MONSEÑOR LUIS AUGUSTO CASTRO QUIROGA

La velación del cuerpo de monseñor Luis Augusto Castro Quiroga, se llevará a cabo en la Capilla del Sagrario, junto a la Catedral Primada Cra. 7 #10-40, Bogotá

 

La eucaristía se realizará este miércoles 03 de agosto a las 4:00 pm. en la Catedral Primada de Colombia, presidida por monseñor Luis Mariano Montemayor, Nuncio Apostólico de Colombia.

 

Luego, el cuerpo será trasladado a Tunja este miércoles y será velado en cámara ardiente en la Catedral Santiago Apóstol de esta ciudad.

 

El día jueves 04 de agosto se tendrán las exequias en la Catedral de Tunja a las 10:00 a.m., eucaristía presidida por Monseñor Gabriel Ángel Villa Vahos, arzobispo en esta ciudad.

 

Mié 27 Jul 2022

El Papa Francisco nombra Obispo para la Diócesis de Málaga-Soatá

El padre Félix Ramírez Barajas, fue nombrado por el Papa Francisco como nuevo obispo de la sede vacante de Málaga-Soatá. Él pertenece al clero de esa misma circunscripción eclesiástica y se convierte así en el quinto prelado desde que se fundó la diócesis en 1987.

 

Este jerarca sucederá a monseñor José Libardo Garcés Monsalve, quien el 04 de octubre de 2021, fuera nombrado como obispo de la Diócesis de Cúcuta. Actualmente monseñor Misael Vacca Ramírez, hace las funciones de administrador apostólico de esta sede vacante.

 

La Diócesis de Málaga-Soatá fue creada por la Bula Pontificia “Quo Efficacius Provideretur”, del papa Juan Pablo II, dada el siete de julio de 1987 y erigida como tal el 25 de septiembre de 1987.

 

Biografía
Monseñor Félix María Ramírez Barajas nació el 7 de diciembre de 1962 en Carcasí, Diócesis de Málaga - Soatá. Estudió Filosofía y Teología en el Seminario Mayor de Bucaramanga. Obtuvo la Licenciatura en Teología Dogmática en la Universidad Pontificia de Santo Tomás de Aquino (Angelicum) de Roma y la Licenciatura en Filosofía y Ciencias Religiosas en la Universidad Santo Tomás de Bucaramanga. Fue ordenado sacerdote el 26 de noviembre de 1988.

 

Ha sido párroco de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá en El Cerrito, párroco de Omate, Diócesis de Tacna y Moquegua (Perú), párroco de San Pedro Apóstol en Mologavita, vicario parroquial de Regina Pacis en Anguillara, Diócesis de Civita Castellana (Italia), párroco de Nuestra Señora de los Remedios en San José de Miranda, Formador del Seminario Mayor de Bucaramanga, Rector del Seminario Mayor de Soatá, Párroco de San Bartolomé Apóstol en Capitanejo, Administrador Diocesano de Málaga - Soatá (2010-2011), Vicario Episcopal de Pastoral y Párroco de la Concatedral de Soatá. Desde 2014 es Párroco de la Catedral de la Inmaculada Concepción y desde 2019 hasta ahora Vicario General de la Diócesis de Málaga-Soatá.

 

El 16 de julio de 2022 el Papa Francisco lo nombra obispo para la Diócesis de Málaga Soatá

Noticias de los departamentos del SPEC
VER TODO

| Mié 17 Ago 2022

Iglesia católica invita a la presentación de la 35ª versión de la Semana por la Paz

Con el lema: "TERRITORIOS EN MOVIMIENTO POR LA PAZ - Reconociendo, Resignificando, Reivindicando", la Conferencia Episcopal de Colombia, a través del Secretariado Nacional de Pastoral Social y diversas organizaciones sociales regionales y de nivel nacional, convocan para el próximo 18 de agosto a partir de las 8:30 a.m. desde la ciudad de Cali para la presentación de la Semana por la Paz 2022.

 

Este año, sus organizadores le han dado fuerza a este lema recordando que "los territorios expresan la diversidad y la vitalidad social, cultural y política del país; en estos se viven las tensiones, las conflictividades y los rigores de la violencia; pero también se expresan la esperanza, las resistencias y los esfuerzos valientes en la construcción de condiciones de vida digna: la paz se teje día a día desde los territorios".

 

La jornada que se adelantará del 4 al 11 de septiembre de 2022, llega a su versión número 35. La misma es convocada por un grupo de diversos actores sociales, en esta ocasión más de 100, entre los que se encuentran: instituciones, movimientos, universidades, organizaciones no gubernamentales y redes de organizaciones, que expresan una amplia pluralidad religiosa, social, étnica, cultural, económica y política.

 

Sedes de convocatoria a la jornada
El evento de presentación se realizará en varias ciudades del país, entre las que se encuentran:

 

* Bogotá - Centro de Memoria, Paz y Reconciliación (Cra. 19B No. 24-86). Hora: 2:00 p.m.
* Bucaramanga - Parque del Agua - Auditorio Mayor (Diag. 32 No. 30 A -51). Hora: 8:30 a.m.
* Cali - Institución Educativa Nelson Garcés Vernaza (Cra. 28 D entre calles 123 y 124 - Barrio Potrero Grande) Hora: 8:30 a.m.

 

Transmisión por redes
Desde la ciudad de Cali se emitirá la señal de transmisión central. Podrá seguirse a través de las redes sociales de Pastoral Social - Cáritas Colombiana @pastoralsocialc y de la Conferencia Episcopal de Colombia @Episcopadocol

 

Sitio web Semana por la Paz
En esta ocasión se ha dispuesto de un sitio web que ofrece información general de esta jornada, que año tras año se realiza en Colombia. Allí podrán encontrar: historia de la Semana por la Paz, agenda nacional, material comunicacional, entre otros. Visite el sitio AQUÍ


 
¿Qué es la Semana por la Paz?
Semana por la Paz es una movilización ciudadana cuyo objetivo es visibilizar el esfuerzo cotidiano de miles de personas, colectivos, organizaciones, instituciones, que trabajan en la construcción y consolidación de la paz, y de iniciativas que dignifiquen la vida en y desde los territorios. Se realiza en septiembre en el marco del 9, Día de los Derechos Humanos en Colombia y el Día de San Pedro Claver.

 

En el 2022 se cumplirán 35 años de realizar de forma permanente y comprometida la Semana por la Paz, apoyando y visibilizando diversas iniciativas ciudadanas con acciones y mensajes acordes con el contexto y momento político del país, y fortaleciendo la conciencia social sobre la urgencia de construir en Colombia un proceso de paz plural, participativo, firme y duradero, con miras a la reconciliación nacional. Para sumarse a esta iniciativa comunicarse a través de [email protected]


 

| Mar 16 Ago 2022

AGOSTO 28: Los obispos de Colombia animan a participar de la colecta Dona Nobis

El domingo 28 de agosto, en todas las parroquias del territorio nacional, se realizará la colecta de la campaña Dona Nobis, nombre en latín, que en español significa “danos”, es promovida por la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) y busca reunir fondos para la obra evangelizadora de la Iglesia Católica Romana en nuestro país.

 

Como parte de su misión, el episcopado colombiano impulsa una serie de acciones, programas y proyectos para incidir, desde la evangelización, en el acontecer nacional, promoviendo de manera especial a comunidades en situaciones vulnerables de las 78 jurisdicciones eclesiásticas (arquidiócesis, diócesis y vicariatos apostólicos) en que está organizada la Iglesia Católica en Colombia.

 

Los recaudos logrados con la campaña Dona Nobis entran, pues, a optimizar todos estos procesos que a nivel nacional lidera desde Bogotá el episcopado, esto a través de sus centros pastorales y departamentos. Así también, en esta ocasión un porcentaje de los donativos se invertirán para apoyar la labor evangelizadora de los Vicariatos Apostólicos (10 en total) y colaborar con el sustento de algunos obispos eméritos de Colombia.

 

Es así como esta campaña que llega este año a su octava versión, permite que la Iglesia Católica en Colombia, a través de programas y proyectos de evangelización y de caridad, ayude al fortalecimiento de la fe y tienda una mano solidaria a niños, jóvenes, adultos mayores, desplazados, migrantes, indígenas, enfermos, reclusos en cárceles y afectados por desastres naturales, entre otros.

 

Inspiración de la Campaña
El nombre de la campaña está inspirado en la frase "Dona nobis pacem", que significa en español “danos la paz” y que hace parte de la oración “Agnus Dei” (Cordero de Dios) que entonamos en la Eucaristía antes de la comunión. 

 

Nuestra campaña será, entonces, un canto de solidaridad a miles de voces; una acción comunitaria desde todas las parroquias de la Iglesia Católica en Colombia, que nos permitirá, como gente de fe, seguir comprometiéndonos con la reconciliación y la búsqueda de la paz a través de la evangelización.

 

Formas de donar
1. Llevar los aportes a la parroquia.
2. Consignar en la cuenta de ahorros del Banco de Bogotá No. 078-34683-0 a nombre de la Conferencia Episcopal de Colombia (Nit. 860.021.725-1)
3. Escanear el código QR a través de la app de Nequi
3. Ingresar al link: https://checkout.wompi.co/l/Hl6mEi

 

¿Cuándo donar?
Esta es una campaña de todos los días, pero cada año la Iglesia propone una fecha concreta, en esta ocasión se dispone para que se realice el domingo 28 de agosto de 2022.

 

INSUMO LITÚRGICO
Para animar esta campaña, el Episcopado invita para que en este día se vivan momentos de oración, en la celebración litúrgica, por la evangelización de los pueblos; por ello el Departamento de Liturgia de la Conferencia Episcopal de Colombia, ofrece un subsidio que contiene unas orientaciones en la monición de entrada y en la oración de fieles.

 

DESCARGAR  SUBSIDIO AQUÍ



| Mar 16 Ago 2022

Encuentro Nacional de responsables de la Vida Consagrada en Colombia

La jornada liderada por la Comisión Episcopal de Vida Consagrada de la Conferencia Episcopal de Colombia y la junta directiva de la Conferencia de Religiosos de Colombia (CRC), se realizará del 22 al 24 de agosto. Espacio que busca reflexionar "sobre las líneas generales para la construcción de las orientaciones en el acompañamiento y cuidado de la Vida Consagrada en el país".

 

Son convocados a esta jornada Vicarios Episcopales y Delegados Diocesanos para la Vida Consagrada, encargados de las seccionales de la Conferencia de Religiosos de Colombia CRC, las representantes del Ordo Virginum y la Federación Colombiana de Institutos Seculares FECIS.

 

El aporte para participar en el evento, que se llevará a cabo en las instalaciones del episcopado colombiano (Cra. 58 No. 80-87), es de $ 400.000 (Internos) y $ 250.000 (Externos). 

 

Mayores informes: 
Director departamento de Ministerios Ordenados y Vida Consagrada – PBX:(57-1) 4 37 55 40 – Ext: 246 -234

 

INSCRIPCIONES AQUÍ: https://cecforms.typeform.com/to/l9YPNvmK

| Mar 16 Ago 2022

Episcopado colombiano pone a disposición el Ordo 2023

El Departamento de Liturgia de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) pone a disposición el libro litúrgico Ordo para el año litúrgico 2022-2023.

 

El Ordo, es el libro que orienta la oración litúrgica de la Iglesia, o sea, la celebración de la Misa y de la Liturgia de las Horas. Contiene el ciclo total de las celebraciones del misterio de Cristo, es decir el propio de tiempo, que constituye la parte central y fundamental del año litúrgico (SC 102) y al que se une el santoral (SC 103-104).

 

En esta edición, en el respaldo del libro, se puede encontrar el código QR para acceder a la Aplicación Ordo Colombiano y así contar con esta herramienta en el dispositivo móvil de su preferencia (Android y iOS).

 

El libro puede ser adquirido en la Librería de la Conferencia Episcopal de Colombia.

 

Mayores informes:
PBX: 437 55 40 Ext. 264 
Celular: 313 8808447
Correo electrónico: [email protected]