Pasar al contenido principal

caritas colombia

Mar 12 Abr 2022

Caritas Colombia solidaria con su hermana Caritas Ucrania

“Desde Cáritas Colombia queremos unirnos en abierta solidaridad cristiana y acompañamiento con nuestra Caritas hermana de Ucrania”, así lo expresó el padre Rafael Castillo Torres, director del Secretariado Nacional de Pastoral Social – Caritas Colombia, tras la noticia de la muerte de dos colaboradoras de Caritas Ucrania Mariupol. “Desde Cáritas Colombia, les expresamos toda nuestra solidaridad, que es nuestra oración cristiana y también nuestra presencia de ánimo en las horas difíciles que ellos como pueblo están viviendo (…) En el sentido más estricto del Evangelio, cuando una Caritas sufre todas las Caritas sufrimos por ella, porque somos unas Caritas inspiradas en los valores, los principios y los criterios que nacen del Evangelio y del magisterio social”. El directivo observó que desde el Evangelio se invita a vivir como hermanos, en un continuo diálogo y en paz y este, agregó “es el gran anhelo que tenemos todos frente al conflicto que vive Ucrania con Rusia”. Añadió que la experiencia que vive hoy el pueblo ucraniano, deja la enseñanza de una necesidad de volver a Dios con más verdad y amor. Dijo además, que la construcción y la búsqueda de la paz tienen obstáculos con resultados dolorosos que llevan a la división entre pueblos hermanos. “Triste que se haya creado un clima de intolerancia, da pesar que hay algunos que persisten en alentar el odio y otros que permanecen indiferentes sin reaccionar ante atentados violentos e injusticias de todo tipo, que claramente se han cometido contra el pueblo ucraniano”. El directivo observó que, es importante desde las Caritas seguir cumpliendo la tarea que se viene haciendo, pero ahora con mayor insistencia y perseverancia. “Limpiar corazones que es donde se genera la violencia, el odio y la venganza, pero no basta con limpiar corazones hay que sanear también nuestras mentes que por lo general tienden a obstaculizar siempre lo propio para imponerlo con fuerza a las demás personas”. Y agregó, “También es una tarea permanente en nosotros como Caritas transformar sentimientos y sembrar entre nosotros los sentimientos que hacen posible la concordia, la ternura, la compasión hacia todo ser humano. No podemos cansarnos, como dicen nuestros principios rectores, en la perseverancia de la búsqueda de la paz, por los caminos acertados de la justicia, el diálogo y la verdad”. Concluyó, haciendo un llamado a la paz y pidió la oración de todos para que no reine la indiferencia ante la difícil realidad que vive el pueblo ucraniano. Según información, siete personas habrían muerto cuando un tanque disparó contra la oficina que Cáritas Ucrania mantiene en la ciudad de Mariupol.

Mar 21 Sep 2021

Bitácora del Encuentro Nacional de Directores de pastoral Social

EL 18 Y 19 se septiembre el Secretariado Nacional de Pastoral Social –Cáritas Colombiana (SNPS-CC) y la Diócesis de Tumaco, en el marco de la celebración de la 34a. Semana Por la Paz y la conmemoración de los 20 años del asesinato de la Hermana Yolanda Cerón, realizaron el Encuentro Nacional de Directores y Directoras de Pastoral Social de Colombia bajo el lema, “La cultura del encuentro” en el municipio de Tumaco-Nariño. En este espacio se desarrollaron varias actividades donde se recordó y conmemoró a la hermana Yolanda Cerón veinte años después de su asesinato, resaltando su legado entre líderes y lideresas de las comunidades afrodescendientes con las que trabajó en la defensa del territorio. En esta congregación se realizó la Santa Eucaristía; con la entrega de una estatuilla se brindó un homenaje a la familia de la hermana Yolanda Cerón; y finalmente se hizo la presentación del libro en memoria de la religiosa: “La Hermana del Pacifico”.

Jue 12 Nov 2020

¿Cómo resucitar del Covid?, la apuesta de la Iglesia por los más vulnerables

La Conferencia Episcopal de Colombia, a través del Secretariado Nacional de Pastoral Social/ Cáritas Colombia (SNPS/CC), como resultado del trabajo realizado durante los meses de aislamiento obligatorio decretado por el Gobierno Nacional, con el fin de prevenir el aumento del contagio de la Covid 19, presenta un informe detallado de la realidad social que vivió el país a causa de este asilamiento y las tareas realizadas por la Iglesia católica en el acompañamiento a la población afectada por la crisis sanitaria. Cómo resucitar del Covid: contagiarnos de esperanza, solidaridad y fraternidad, es el título que encabeza el documento en el que lpastoa Iglesia católica colombiana da a conocer la síntesis de su trabajo realizado en diferentes territorios del país durante la cuarentena obligatoria, así como los compromisos que deben ejercer algunos sectores, tanto públicos como privados del ámbito nacional, con el fin de ayudar a mitigar la tragedia que deja la pandemia en el país y que aún no cesa. “La gestión de estos meses al servicio de los hermanos necesitados en Colombia, se ha hecho atendiendo la invitación del Papa Francisco: ¡Frente al temor la esperanza para no claudicar en la indiferencia, el egoísmo, la división y el olvido! A la Luz del Evangelio tenemos en estas claves un verdadero plan para resucitar y salir más que a una nueva normalidad, a una nueva humanidad” señala el SNPS/CC. Uno de los aspectos que presenta la revista, es el relacionado al panorama social colombiano, pues según lo vivido desde las diferentes oficinas de Pastoral Social de las jurisdicciones eclesiásticas, la emergencia evidenció las problemáticas socio-económicas que enfrenta el país, los obstáculos de millones colombianos, población migrante, refugiada y solicitante de asilo. El derecho a la salud paso a ser un punto clave de la agenda pública, pues el Gobierno Nacional tuvo que incrementar la capacidad de los centros de atención en salud, en donde se identificó que en algunas partes del territorio colombiano era muy limitada o nula. Así como otros aspectos de la realidad social que se encuentran en el documento. Por esta razón, desde las pastorales sociales de las Arquidiócesis, Diócesis, Vicariatos y parroquias, bajo el acompañamiento del Secretariado Nacional de Pastoral Social /Cáritas Colombiana, se desarrollaron acciones que ayudaron a que personas en situación de calle, desempleadas, con trabajo informal, migrantes, víctimas del conflicto armado o en condiciones de pobreza, enfrentaran la crisis y evitaran un posible contagio del virus Covid-19. En articulación con las administraciones gubernamentales, departamentales, locales, organizaciones, fundaciones e instituciones, la Iglesia logró entregar diversos tipos de ayuda como: mercados, kits de aseo, comida preparada, apoyo económico, hospedaje, apoyo psicosocial y acompañamiento espiritual. Como invitación final, el documento llama a la unidad y al trabajo en equipo para que, desde el Gobierno Nacional, la empresa privada, la academia, entre otros sectores, se unan esfuerzos en pro del bienestar de quienes están padeciendo las consecuencias de esta crisis sanitaria desde diferentes áreas. [icon class='fa fa-download fa-2x'] Descargar el documento[/icon]

Mié 11 Nov 2020

IV Jornada Mundial de los Pobres: “Tiende tu mano al pobre”

Este domingo 15 de noviembre la Iglesia católica celebra la cuarta Jornada Mundial de los Pobres, con el lema “Tiende tu mano al pobre” (Si 7,32) El padre Enán Xavier Humánez Almario, subdirector del Secretariado Nacional de Pastoral Social – Cáritas Colombiana, entidad eclesial que promueve esta jornada en Colombia, expresó que estamos en un momento crucial en el que se nos presenta como gran reto ayudar desinteresadamente a los más pobres y necesitados. Explicó el padre Humánez que es importante no supeditar la ayuda a un proyecto pastoral o social, sino que es necesario ir más allá en este propósito, y puso el ejemplo del personal de la salud y administrativo de clínicas y hospitales, quienes en este tiempo de pandemia han ofrecido un gran servicio a los enfermos por causa del covid-19. “Estas personas no calculan el tiempo de trabajo para servir a los demás, ni tampoco han escatimado esfuerzos para brindar su ayuda”. Así mismo, resaltó la labor de tantos sacerdotes, religiosos-as y laicos que durante la pandemia se han entregado de manera desinteresada y misericordiosa para apoyar las necesidades, tanto materiales como espirituales, de los que en este tiempo lo han requerido, ofrendando con ello hasta su vida. “Muchos de ellos se han donado para servir en esta pandemia, sin medir las consecuencias de una seguridad, sino que donándose por servir a los demás en el amor encontraron allí la respuesta inspirada en Jesucristo”. Igualmente, inspirado en el capítulo 25 del evangelio de Mateo (versículos 35 y siguientes), que nos propone el Papa Francisco como reflexión: “Porque tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber, estuve en la cárcel y me visitaste, desnudo y me arropaste”, el sacerdote pidió no ser indiferentes ante el dolor de tantos que sufren. “El Papa no nos está invitando a meternos las manos en los bolsillos como han hecho algunos de manera indiferente o ignorando a los más necesitados, sino que nos invita a que nuestras manos prodiguen el verdadero sentido de donar que es el brindar amor y servir a los demás”. En este contexto, recordó cómo el Pontífice, permanentemente, invita a trascender las obras de caridad y gestos bondadosos tendiendo las manos a los pobres, a los migrantes, desahuciados, enfermos, entre otros: “Esto quiere decir ayudar sin mirar a quien, no importa ni la raza, ni el país, ni la religión, ni su condición humana (…) De hecho, en su última encíclica, Fratelli Tutti (Hermanos Todos), nos recuerda que si debemos empezar de cero, debemos empezar por los últimos, es decir, por los que han sido abandonados”. Finalmente, animó para que esta jornada no pase desapercibida en ningún ambiente, por lo que invitó a que este domingo, en las parroquias y en los hogares, se tengan gestos de solidaridad y de esperanza con aquellas personas que lo necesitan.

Jue 25 Jun 2020

Directores de Pastoral Social proyectan acciones en tiempo de pandemia

De manera virtual este miércoles 24 de junio se dio inicio al Encuentro Nacional de Directores de Pastoral Social, cuyo objetivo propuesto por sus organizadores es profundizar en el compromiso de atención solidaria en las múltiples crisis actuales por la pandemia, los conflictos violentos y la migración, y así trabajar en la construcción de una sociedad moldeada por los valores del Evangelio. La apertura del evento la realizó monseñor Héctor Fabio Henao Gaviria, director del Secretariado Nacional de Pastoral Social (SNPS) / Cáritas Colombiana, quien dio la bienvenida a los participantes asegurando que “este es un encuentro sinodal, gracias a todos los que hacen parte de esto. Este es un encuentro que nos invita a hablar con valentía y con libertad, en un diálogo que nos hace crecer como hermanos y hermanas, crecer en la experiencia del encuentro con el Señor”. Posteriormente, monseñor Fabio Suescún, obispo Castrense y presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, hizo una presentación general de lo que trataría el evento que se extenderá hasta el viernes 26 de junio y lideró el momento de oración con los aproximadamente 175 participantes. La actividad central fue el conversatorio interactivo “Las crisis derivadas del Covid-19 que nos interpelan como sociedad”, del que hicieron parte: Carlos Alfonso Negret, defensor del pueblo; Alejandro Girón, del Servicio de Acompañamiento Salesiano Online; y Faustina Rodallega, lideresa del municipio de Morales, Cauca. Durante su intervención el Defensor del Pueblo, Carlos Negret aseguró que “desafortunadamente, las medidas de prevención que tenemos con ocasión del Covid-19 pueden afectar nuestros derechos. Actualmente tenemos una indisciplina social que no nos ha dejado tener un real aislamiento o distanciamiento social y medidas obligatorias que parecen mínima, como tener un tapabocas, no se hacen bien”. El funcionario mencionó algunos de los errores que se han cometido en este tiempo de pandemia y que, por ende, ocasionan más crisis, por ejemplo, que la comunicación entre la Defensoría del Pueblo y las comunidades no ha sido efectivas; los constantes pronunciamientos que realizaban los alcaldes o gobernadores generaron confusión en la población; y los resultados de las pruebas para Covid-19 no estaban a tiempo. También enfatizó en que urge una reforma que le permita a los médicos tener un contrato que los respalde a ellos y su labor, se deben articular EPS con autoridades municipales para lograr un trabajo coordinado y mejorar laboratorios de salud pública. La pandemia ha afectado muchos aspectos de la vida de las personas, ya sea a nivel físico, académico, laboral, económico y, sobre todo mental. El reporte de casos diarios y el aislamiento preventivo como medida de protección para mitigar el contagio del virus, ha hecho que muchos habitantes se sientan abrumados, ansiosos o que caigan en fuertes depresiones. Y aunque diversas organizaciones, entidades gubernamentales y organismos eclesiales hayan implementado líneas de ayudas para brindar apoyo o acompañamiento psicosocial a quienes lo requerían, esto no ha sido suficiente para las personas. Por su parte, Alejandro Girón, del Servicio de Acompañamiento Salesiano Online, aseguró que una de las grandes crisis que ha dejado esta pandemia es el miedo ante las circunstancias que se viven, sin embargo, este sentimiento es normal al ser una experiencia nueva por el que gran parte de la población no había pasado. “Algo que conocemos y reconocemos en nuestro contexto es que no hemos dado la importancia suficiente y necesaria al cuidado y la promoción de la salud mental y psicológica de nuestra población. Hasta hace poco en Colombia se ha empezado a hablar de eso y qué hacer al respecto”. La crisis también ha afectado a las poblaciones que desde hace tiempo se encuentran en estado de vulnerabilidad, ya sea por pobreza extrema, conflicto armado o por estar retiradas de las cabeceras municipales. En el caso de las comunidades campesinas, no han podido vender todos sus productos por la dificultad de transporte. Faustina Rodallega, lideresa del municipio de Morales en el Cauca, señala “aquí en este departamento no ha habido demasiados casos frente al tema de la pandemia porque la misma comunidad, que hizo retenes, ayudó a evitar ese contagio, pero esos retenes también nos generaron impedimentos en el desarrollo económico porque no podíamos transportar nuestros productos”. Para los pequeños agricultores esta pandemia representó un decrecimiento económico y pérdida de sus cosechas, lo que impactó en las ciudades, ya que al inicio del aislamiento preventivo hubo escasez de alimentos en plazas y supermercados. Sin embargo, para esta lideresa los esfuerzos no deben centrarse en hacer circular la economía como antes, sino en reforzar los valores de cada persona. “Resucitar a la crisis generada por el COVID-19 no es mejorar la economía; es que cada uno mejore su persona y salga de su egoísmo porque cuando eso gobierna en los corazones nos impide hacer circular la economía, por eso primero basta con que cada uno ponga en cuidados intensivos a su propio corazón y aprenda a verse y vernos como un todo que nos necesitamos y dependemos unos de otros”, comentó Faustina. La Iglesia católica y otras instituciones continúan trabajando por brindarle ayuda a la población más necesitada, aquella que se ha visto más afectada; no obstante, para Alejandro Girón, del Servicio de Acompañamiento Salesiano Online, se debe visibilizar más esta labor por los medios digitales, ya que esto generaría confianza con la comunidad y es una forma de fortalecer la conexión con quienes requieren un apoyo espiritual y sicosocial. Fuente: Oficina de comunicaciones de Pastoral Social

Lun 29 Jul 2019

Caritas Latinoamérica y el Caribe planifica su acción pastoral para el cuatrienio

Bogotá fue sede del encuentro de delegados de Cáritas de América Latina y el Caribe, que se realizó entre el 21 y el 26 de julio, donde se dieron cita para trabajar la planificación estratégica de la Región, para el periodo 2019-2023 Durante los días de encuentro, los participantes trabajaron basados en la teoría del cambio, revisando las líneas de acción estratégicas acordadas en el XIX Congreso Latinoamericano y del Caribe, realizado en febrero en Honduras de este año, bajo el lema: “Iglesia en salida que transforma y cuida la Casa Común”. Según se informó, fue un espacio donde trabajó en el Fortalecimiento de capacidades y comunión como los grandes ejes transversales compuesto de las temáticas sobre: Espiritualidad y comunión, Estándares de gestión, Comunicación, Incidencia, Gestión del Riesgo y Emergencias, Equidad y Jóvenes en Caritas. Rosa Inés Floriano, experta en procesos comunitarios de transformación social y construcción de paz del Secretariado Nacional de Pastoral Social, informó que, bajo la reflexión de un enfoque de transformación social, Cáritas Colombia prestó su oficio de facilitador en la construcción del plan estratégico que se proyectará para los próximos cuatro años, dando prioridad del mismo a algunas realidades regionales. Durante estos días de trabajo, los equipos trabajaron sobre las áreas de actuación en las temáticas de: Ecología Integral; Democracia y participación; Nuevas economías y Buen Vivir; Migración, refugio, trata y tráfico de personas, Derechos Humanos y construcción de paz. La reflexión de los diversos grupos inició planteando el trabajo desde el sueño deseado que pretenden alcanzar de aquí al 2030 y según eso se fue mirando la situación actual de cada uno y los cambios esperados cada tres años, hasta alcanzar la meta planteada en el ámbito personal, relacional, institucional y estructural. Al finalizar este trabajo se logró plantear una serie de temas prioritarios para la Región, de acuerdo a las necesidades de las 22 Caritas que la componen y el camino que se espera recorrer para lograrlo durante los próximos cuatro años. Fuente: Cáaritas Latinoamérica y del Caribe

Mar 3 Abr 2018

Cáritas Colombiana “acompaña” a migrantes venezolanos

Son 900 mil venezolanos los que han llegado a Colombia en los últimos 20 años, según un estudio del Laboratorio Internacional de Migraciones (LIM). Cabe señalar que el flujo migratorio creció luego de que estallara la crisis económica, social y política que vive hasta la fecha Venezuela. Cáritas Colombiana, hasta la situación, realiza diversas acciones para “acompañar” a los migrantes y mejorar su estadía en el país sudamericano. La crisis humanitaria generada por el creciente flujo migratorio ha movilizado a la Iglesia Católica, quien en octubre de 2017 hizo un llamado de emergencia, a través de la Red de Cáritas, para responder a la situación tanto de venezolanos, como de colombianos, a quienes se les retornó de manera forzada desde el 2015. Fue a partir del llamado de emergencia que se pudo brindar apoyo a las jurisdicciones eclesiales de la Diócesis de Riohacha, Diócesis de Cúcuta, Vicariato Apostólico de Puerto Carreño, Arquidiócesis de Bogotá y Arquidiócesis de Barranquilla, en rubros como el de seguridad alimentaria, donde se entregó 330 mil raciones de alimentos, el refugio se brindó a 3 mil 564 persona, apoyaron con transporte de la frontera a otras ciudades a 820 personas, entregaron 5 mil kits de higiene y asesoraron a 700 personas en rutas de atención. En el caso de la Diócesis de Puerto Carreño, zona fronteriza con Venezuela, ha atendido a 2 mil 328 migrantes venezolanos, quienes recibieron atención médica, alimentación y refugio. Gracias a la colaboración de la Fundación Fundatakumi, el apoyo del Obispo del Vicariato Apostólico de Puerto Carreño, Mons. Francisco Ceballos, y los voluntarios pudieron a dar atención a los migrantes. También se les apoyó con orientación jurídica, información de las rutas de atención de salud y documentación. “Nos hemos centrado en los puntos de frontera, ya que hay más de 280 pasos informales de Venezuela hacia Colombia. Trabajamos en Cúcuta, Riohacha, Puerto Carreño y Arauca, allí se atiende por la migración pendular, en donde las personas buscan alimentos y medicamentos, pero no tienen interés de quedarse en Colombia, pero también hay personas que se adentran hacia el territorio nacional”, señaló Mons. Héctor Fabio Henao, director del Secretariado Nacional de Pastoral Social. Cabe señalar que la acción de la Iglesia Colombiana también forma parte del marco de la Campaña Mundial Compartiendo el viaje (Share Journey), de Caritas Internationalis, la cual busca visibilizar la crisis migratoria en el mundo, y así encontrar soluciones entre Gobiernos, instituciones, organizaciones y sociedad civil a dicha situación. Fuente: Oficina de comunicaciones de Pastoral Social - Caritas Colombia

Lun 26 Sep 2016

Organizaciones internacionales católicas celebran fin del conflicto

El Grupo de Trabajo por Colombia - GTC, integrado por 10 organizaciones Cáritas de la Iglesia Católica en Europa y Norte América y la alianza CIDSE de 18 organizaciones de desarrollo católicas europeas y norteamericanas, celebran con gran júbilo el acuerdo que pone fin a la confrontación armada entre el Gobierno de Colombia y la insurgencia de las FARC-EP. “El Grupo de Trabajo por Colombia - GTC, integrado por 10 organizaciones Cáritas de la Iglesia Católica en Europa y Norte América y la alianza CIDSE de 18 organizaciones de desarrollo católicas europeas y norteamericanas, saludan los esfuerzos realizados para superar las violencias que históricamente han afectado a hombres y mujeres de diversas edades en todo el territorio nacional, especialmente a poblaciones en situación de mayor vulnerabilidad como la infancia, mujer, grupos étnicos, campesinado, que habitan zonas rurales y fronterizas, así como a las organizaciones defensoras de Derechos Humanos”. En un comunicado los diferentes organismos señalan que para avanzar en la búsqueda de una paz permanente y duradera se hace necesario “una política de Estado que garantice la no repetición de los fenómenos económicos, sociales y políticos que generan las violencias armadas y no armadas en los territorios”. Los integrantes de estas organizaciones internacionales católicas reiteraron su compromiso de cercanía a la Iglesia y al pueblo colombiano, luego que se firme el acuerdo de paz pactado. [icon class='fa fa-download fa-2x'] Descargarcomunicado[/icon] Foto: Tomada de internet