Pasar al contenido principal

diálogo

Jue 24 Nov 2022

La economía a la luz de las propuestas de la Iglesia católica y su diálogo con otros sectores

En el marco del desarrollo de los espacios de diálogo, encuentro y reflexión propuestos en el Noveno Congreso Nacional de Reconciliación, durante la jornada de la tarde del 23 de noviembre, se realizó el conversatorio “La economía a la luz de las propuestas de la Iglesia Católica y su diálogo con otros sectores”. En este espacio, moderado por Gonzalo Murillo (Ecopetrol), participaron Catalina Martínez (representante de la ANDI), Tatiana Rivera (representante de la Diócesis de Pasto), Arturo Luna (representante de La Economía de Francisco) y Jairo Arias (productor del Caquetá). A través de un vídeo, también formó parte intervino la doctora Cristina Calvo, integrante del Comité que anima la propuesta de economía de Francisco. A partir del tejido de un diálogo entre las distintas perspectivas de las personas participantes, se buscó abordar las relaciones existentes entre la economía y la realidad social a través de la respuesta a preguntas como: ¿Qué tipo de desarrollo puede ser favorable para el bien común y la construcción de paz? ¿Cuál es la responsabilidad del sector empresarial del país en los procesos de reconciliación? ¿Qué tipo de economía podría favorecer mayor inclusión y qué rol podrían jugar empresas colombianas en estas transformaciones? ¿Cuál es la mirada de la Iglesia católica frente a esto?. La disertación se abrió recordando la reflexión del Papa Francisco, a través de la cual buscaba interpelar especialmente a los jóvenes, respecto a la necesidad de transformar las relaciones económicas de nuestras sociedades actuales para concebir y hacer posibles formas alternativas que consideren el desarrollo humano integral y el cuidado de la casa común como pilares fundamentales: “Una nueva economía, inspirada en Francisco de Asís, hoy puede y debe ser una economía amiga de la tierra y una economía de paz”. A partir de este horizonte iluminado por las palabras del Papa Francisco, en la tarea de construir modelos económicos alternativos, se resaltó la necesidad de aspectos como mirar la economía de sectores empobrecidos para comprender profundamente raíces de transformaciones necesitadas, recuperar el valor del trabajo, y la encarnación, es decir, la posibilidad de convertir en reales, aplicables y efectivas las ideas de transformación que nuestras sociedades demandan. De forma general, teniendo en cuenta la realidad de Colombia, uno de los países más desiguales del mundo, entre otros aspectos, se resaltó que la labor de las empresas en Colombia no puede ser ajena a los procesos de construcción de paz y reconciliación que atraviesan al país; se señaló la urgencia de tomar medidas para evitar el colapso de nuestra casa común; se reiteró la necesidad de construir una democracia participativa y horizontal; y se evidenció que el rol de las mujeres también debe ser replanteado desde las apuestas de economías alternativas y los modos de relacionamiento que estas plantean, para ampliar sus espacios de participación y desarrollo de actividades económicas. A través del diálogo, se evidenció que las propuestas económicas que se enmarcan en las posibilidades que abre la doctrina social de la Iglesia católica y las reflexiones del Papa Francisco permiten recoger estas demandas, al postular economías alternativas que contribuyan a la paz y al cuidado de la casa común, así como al desarrollo integral del ser humano. Sin duda, siguen siendo muchos los retos y las necesidades de transformación que la realidad social, política, económica y cultural de nuestro país exige de la economía para hacer posible la apertura de caminos de paz y reconciliación.

Jue 17 Nov 2022

RUEDA DE PRENSA: Presentación del IX Congreso Nacional de Reconciliación

Este viernes 18 de noviembre a las 10:00 a.m., la Conferencia Episcopal de Colombia realizará la presentación del IX Congreso Nacional de Reconciliación, una propuesta de la Iglesia católica que busca generar espacios de diálogo y encuentro entre diferentes sectores de la sociedad colombiana. La Rueda de prensa que se realizará en la sede de la Conferencia Episcopal de Colombia, (Carrera 58 No. 80 – 87), estará presidida por monseñor Juan Carlos Barreto, obispo de Soacha y presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social y le acompañarán en la mesa principal: monseñor Héctor Fabio Henao, delegado para las relaciones Iglesia-Estado por la Conferencia Episcopal de Colombia; los sacerdotes Rafael Castillo Torres, director del Secretariado Nacional de Pastoral Social (SNPS); Eliecer Soto Ardila, secretario general de la Comisión de Conciliación Nacional; y un representante del Grupo de Trabajo Colombia, (GTC). Informe Grupo de Trabajo Colombia, (GTC) Así también, el Grupo de Trabajo Colombia, (GTC), integrado por 10 organizaciones de las Cáritas de la Iglesia Católica en Europa y Norte América, quienes están de visita por nuestro país, ofrecerán un balance del trabajo adelantado en algunas regiones, donde hicieron una lectura de análisis de realidad regional y nacional, enfocado en cuatro temas: acciones humanitarias en Conflicto Armado, implementación del acuerdo de paz, movilidad humana y cuidado del medio ambiente. IX Congreso Nacional de Reconciliación Del 22 al 24 de noviembre la Conferencia Episcopal de Colombia, a través del Secretariado Nacional de Pastoral Social (SNPS) y la Comisión de Conciliación Nacional, realizarán el IX Congreso Nacional de Reconciliación que tendrá como lema: “Abriendo caminos de diálogo y esperanza”.

Jue 6 Oct 2022

CCN Noticias | Seminario: Iglesias Cristianas ante el conflicto armado colombiano

La Comisión de Conciliación Nacional, en su informativo CCN Noticias, comparte detalles relevantes del 'Seminario Iglesias Cristianas ante conflicto armado colombiano: Acciones de #resistencia, paz y reconciliación', que se adelantó los días 23 y 24 de septiembre en la ciudad de Bogotá. Este fue un espacio de encuentro, reflexión y diálogo, convocado por la Comisión de Conciliación Nacional (CCN), el Secretariado Nacional de Pastoral Social (SNPS) y el Grupo de investigación Sagrado & Profano de la Universidad Industrial de Santander.

Mar 27 Sep 2022

SOCIALIZACIÓN: Iglesia colombiana sigue avanzando en el proceso sinodal

La Iglesia católica colombiana sigue en el proceso sinodal propuesto por el Papa Francisco, para lo cual, mientras avanza la etapa continental y mundial que va entre el 2022 y 2023, iniciará una socialización que ocupará los cuatro miércoles del mes de octubre, para profundizar y reflexionar sobre los 18 desafíos que dejó la síntesis nacional presentada a la Secretaría General del Consejo Episcopal Latinoamericano y Caribeño y que es fruto del aporte de miles de personas, pertenecientes a la Iglesia católica, a otras entidades religiosas e incluso no creyentes. Recordemos que la Conferencia Episcopal de Colombia ha dicho que estos 18 desafíos evangelizadores que trae la síntesis nacional “son un aliciente para seguirnos empeñando en el trabajo por una Iglesia renovada, que acoge las inspiraciones del Espíritu Santo y que discierne lo mejor para su futuro. De todos depende que la sinodalidad no sea recordada como una actividad que ya se realizó, sino que sea por siempre la vivencia concreta de la eclesiología de Pueblo de Dios que nos ha dejado el Concilio Vaticano II”. Las socializaciones de los retos estarán a cargo de los distintos departamentos del Secretariado Permanente del Episcopado (SPEC), según sus especialidades temáticas y se realizarán durante los meses de octubre, noviembre de 2022 y febrero de 2023. Fechas y temas de las primeras socializaciones: Para el desarrollo de estos diálogos que se harán los miércoles 05, 12, 19 y 26 de octubre a las 7:00 p.m. de manera virtual y transmitidos por las redes sociales de la Conferencia Episcopal @Episcopadocol se ha dispuesto tomar algunos de los desafíos fruto de la síntesis nacional. - Octubre 05: Conversión permanente, integral y sincera (1er desafío de la síntesis). - Octubre 12: Formación inicial al ministerio ordenado. Formación permanente de laicos y sacerdotes y algunas solicitudes particulares. (Desafíos 2 - 3 - 18 de la síntesis). - Octubre 19: Evangelización incluyente (10o desafío de la síntesis). - Octubre 26: Cultivar la Sinodalidad (4o. desafío de la síntesis). Primera socialización - 5 de octubre - 7:00 p.m. Y como vivir la sinodalidad es dar pasos que favorezcan la participación de los laicos, especialmente de la mujer, la primera invitada será la doctora María Isabel Gil, miembro del Comité Teológico de la Conferencia Episcopal, quien hablará del primer reto: “la conversión permanente, integral y sincera” que necesitamos todos los miembros del Pueblo de Dios. CONTEXTO ¿Qué es el Sínodo de la Sinodalidad? Es la reunión de los Obispos convocada por el Papa Francisco, durante el periodo 2021-2023, con el fin de discernir el camino de la Iglesia en este momento. Este proceso tiene cuatro fases: La diocesana y nacional se realizó entre 2021 y 2022; continental y mundial entre 2022 y 2023 para concluir en octubre de este último año en Roma con la XVI Asamblea Ordinaria del Sínodo de los Obispos. ¿Cuál es el objetivo de este Sínodo? Este Sínodo pretende ser un Proceso Sinodal. El objetivo no es proporcionar una experiencia temporal o única de sinodalidad, sino más bien ofrecer una oportunidad para que todo el Pueblo de Dios discierna conjuntamente cómo avanzar en el camino para ser una Iglesia más sinodal a largo plazo. ¿Qué frutos se esperan de este proceso Sinodal? El proceso sinodal ya no es sólo una asamblea de obispos, sino un camino para todos los fieles, en el que cada Iglesia local tiene una parte esencial que realizar. Por eso ha sido fundamental el proceso de escucha y discernimiento a la luz del Espíritu Santo. Pregunta fundamental que ha guiado el camino Sinodal La consulta ha respondido básicamente a una pregunta fundamental: ¿Cómo permite este “caminar juntos” que la Iglesia anuncie el Evangelio de acuerdo con la misión que se le ha confiado; y qué pasos nos invita a dar el Espíritu para crecer como Iglesia sinodal? Se han articulado 10 ejes temáticos que han ayudado a aterrizar la pregunta fundamental. Son ellos: Compañeros de viaje; escucha; tomar la palabra; celebración; corresponsabilidad en la misión; diálogo en la Iglesia y en la sociedad, con otras confesiones cristianas; autoridad; participación; discernir y decidir; y formarse en la sinodalidad. Fase diocesana y nacional El pasado 15 de agosto se cerró la primera etapa del Sínodo de la Sinodalidad que correspondía a la consulta sinodal en las diócesis y el posterior discernimiento en las Conferencias Episcopales de cada nación. En Colombia, para el mes de mayo se recibió el aporte de las 78 jurisdicciones eclesiásticas del país y algunas instituciones eclesiales; el Secretariado Permanente del Episcopado Colombiano (SPEC), en el mes de junio, condensó estos documentos en 14 síntesis que fueron la base de discernimiento para la reunión de los Obispos de las Provincias Eclesiásticas, previa a la Asamblea Plenaria de julio de 2022; finalmente, en dicha Asamblea, se logró sintetizar el resultado de todas las consultas en un solo documento, al que se le llamó "Síntesis Nacional". DESCARGAR DOCUMENTOS Fase continental Esta síntesis nacional se envió al Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), quien ha estado convocando a todas las conferencias episcopales latinoamericanas, para que hagan sus respectivas reuniones sinodales y se envíe un segundo documento a la secretaría general del Sínodo. Fase universal Esta síntesis nacional y latinoamericana o continental hará también parte del instrumentum laboris (instrumento de trabajo) para el sínodo de obispos sobre sinodalidad que se realizará en el año 2033 en Roma. Descargue la síntesis nacional del Sínodo de la Sinodalidad aquí. • Síntesis del Sínodo de la Sinodalidad en Colombia DESCARGUE AQUÍ PDF • ANEXO 1: CONSULTA SINODAL AL EPISCOPADO DE COLOMBIA DESCARGUE AQUÍ PDF • ANEXO 2: CONSULTA SINODAL A LOS OBISPOS EMÉRITOS DESCARGUE AQUÍ PDF • ANEXO 3: CONSULTA SINODAL A LOS INDÍGENAS DESCARGUE AQUÍ PDF • ANEXO 4: CONSULTA SINODAL A NIÑOS Y JÓVENES DESCARGUE AQUÍ PDF

Mar 20 Sep 2022

¡Un país descuadernado!

Por: Mons. Carlos Arturo Quintero Gómez - Quizás muchos me tilden hoy de sectario o partidista; me llamen duquista, petrista, uribista, sin embargo, mi corazón está con la comunidad inspirando mi vida en el evangelio; como san Pablo estoy convencido de que soy de Cristo, aunque muchos se inclinen a pensar: ‘soy de Pablo, soy de Apolo, soy de Cefas’ (1 Cor 1,12). Por estas convicciones, desde el evangelio y mi compromiso social, no puedo callar ante tanto ruido y poca acción contundente que nos conduzca a la llamada ‘paz total’. Con razón decía San Vicente de Paúl: ‘el ruido no hace bien; el bien no hace ruido’. En lo que va corrido de este período presidencial, hemos visto a un gobierno que va de ‘tumbo en tumbo’, tomando decisiones que hoy se difunden y al día siguiente se cambian. No se asumen las responsabilidades sino, que siempre se está mirando al gobierno anterior, a quien se le endilga la debacle económica, las masacres, la corrupción, etc. Anunciar la creación de un ‘ejército del pueblo’, invitando a los jóvenes pertenecientes a las bandas criminales a que se desmovilicen y actúen ahora como si fueran los adalides de la paz, es incongruente. No es de justicia pensar en que, quienes han sido terroristas, criminales y antisociales se conviertan en los gestores de paz y quienes trabajan por la paz y la justicia, desde el anonimato o a través de acciones sociales contundentes, sean vistos como los enemigos de la paz. Es un exabrupto pensar que un dictador como el presidente Maduro, se convierta de la noche a la mañana en garante de un proceso de paz con el ELN, cuando su país está en crisis y no ha sido capaz de contener la delincuencia organizada, convirtiendo su casa en guarida de bandidos y guerrilleros. El panorama no es alentador: una seguridad urbana cada vez más frágil, un ESMAD que no puede actuar ante los atropellos de los maleantes; el freno de bombardeos que impide la garantía de una seguridad soberana; invasiones a predios privados como vía de hecho para debilitar la propiedad privada, una vía como la del Gaubio bloqueada. Y qué decir de las quince masacres perpetradas por grupos delincuenciales en lo que va corrido de este semestre. Es ilógico que un ministro de justicia salga a decir que ‘no hay relación de las masacres con la paz total’, que es necesario ‘mirar la naturaleza de las masacres’ trivializando y ocultando la responsabilidad que les compete al argumentar que en el gobierno anterior fueron más de sesenta masacres. No se puede gobernar evadiendo responsabilidades, lavándose las manos como Poncio Pilato y justificando los errores, endilgando a otros las crisis y flagelos sociales. Dónde quedan los buenos deseos de hacer frente a la corrupción, con un congreso que sigue enredado en polémicas y mermeladas; cómo fortalecer la inteligencia y apostarle a una prevención eficaz si no hay una ruta clara y lo que vemos son caminos tortuosos, trochas y derrumbes. La salida en falso de los ministros no hace bien, los anuncios del presidente generan más polarizaciones que tranquilidad, la reforma tributaria pone en riesgo el bolsillo de los colombianos, así como el costo de los combustibles, la reforma pensional y un anuncio, que duele profundamente, cuando se advierte que todo esto obstaculizará una inversión social justa y a tiempo, mientras crece el hambre, se recrudece la pobreza y las pobrezas y se genera una mayor violencia. Los plantones por el alza de tarifas de energía, el malestar en distintos departamentos por la ausencia del estado, el desplazamiento forzoso y la salida de cientos de hombres y mujeres del departamento de Chocó, es la radiografía de que las cosas no van bien. El país está descuadernado y se requiere la serenidad; indudablemente, es urgente apostarle a la unidad nacional y a la reconciliación, pero, solo será posible si hay una conciencia clara de que hay que apostarle a la verdad, a la libertad, a la justicia y a la sensatez. Hay signos evidentes de salidas en falso y empezamos a dividirnos y a enfrentarnos como enemigos. ¿De qué manera se puede construir una paz total si no hay decisiones que lleven a construir caminos de fraternidad? El populismo no es sano, aliarse con delincuentes y aprobar las acciones de dictadores no es aceptable. No podemos dividirnos en petristas y no petristas. El presidente de los colombianos debe gobernar para todos y hacerlo con responsabilidad, rodeándose de los mejores y tomando decisiones que revistan esta patria colombiana de seguridad, confianza, credibilidad y justicia. + Carlos Arturo Quintero Gómez Obispo de Armenia

Mar 20 Sep 2022

Episcopado colombiano ofrece el subsidio pastoral “Dialogar para transformar”

En atención al llamado que el Gobierno Nacional hace a toda la ciudadanía de participar en lo que ha denominado ‘Diálogos regionales vinculantes’, para la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo en el país, la Iglesia acaba de publicar un subsidio pastoral titulado: “DIALOGAR PARA TRANSFORMAR”, el mismo quiere ser un material que permita a los católicos y personas de buena voluntad, discernir a la luz del evangelio y del magisterio temas de coyuntura social, para la posterior participación en estos espacios. "El presente documento, a manera de subsidio pastoral, está dirigido a agentes de pastoral de todos los niveles de la Iglesia católica en Colombia que, consecuentes con el Evangelio de Jesucristo -príncipe de la paz; opten por acoger la invitación permanente del evangelio a poner al servicio de la convivencia humana y la fraternidad universal, el diálogo como método cristiano por excelencia". El Episcopado celebra la propuesta del Gobierno de abrir estos espacios territoriales de diálogos vinculantes para la construcción del Plan Nacional de Desarrollo, hecho que señala podrá llevar a las transformaciones que el país requiere. "Todo esto la Iglesia lo ve esperanzador y una oportunidad para que, como Madre y Maestra, la Iglesia sea lugar de encuentro seguro, una facilitadora de diálogo entre hermanos y hermanas y garante de que todas las voces sean escuchadas, respetadas y valoradas con el mismo interés y sincero compromiso de la búsqueda del mayor bien común". La Iglesia advierte que desea tomarse en serio la participación y el diálogo territorial y nacional como un medio para crear "un nuevo tipo de política", de lo cual habla el Papa Francisco y esto -agrega en el mensaje- "se refiere al participar activamente en nuestras comunidades y trabajar juntos por políticas que protejan la dignidad humana (...) Para que esto se convierta en realidad, debemos trabajar activamente para derribar las barreras que nos han dividido en el pasado". Recuerda que la Iglesia hace más de dos décadas ha venido clamando por la escucha y participación de los territorios, como camino de construcción de paz, ahora ven esto como una oportunidad para que los ciudadanos se expresen. Ante esto dice la Iglesia "nos corresponde hacer lo propio para cualificar la participación de todas las voces de los territorios en algo fundamental que es la Construcción del Plan Nacional de Desarrollo, toda vez que éste será la hoja de ruta de trabajo del gobierno nacional durante los próximos años de gobierno". El subsidio, fue escrito basado en documentos del magisterio de la Iglesia, entre los que se encuentra la encíclica del Papa Francisco Fratelli Tutti y su reciente libro Soñemos Juntos. Consta de tres momentos de reflexión. Son ellos: ¿Por qué la Iglesia Opta por la vía del diálogo?; cuatro criterios éticos para un diálogo sincero y transformador a la luz de Fratelli Tutti; y algunos lineamientos pastorales y metodológicos para ser instrumento de comunión en esta oportunidad de diálogos regionales. DESCARGAR SUBSIDIO

Lun 19 Sep 2022

Protestar desde la Iglesia

“Convirtieron el Rosario en un arma de protesta”, dijo recientemente un prelado, viendo las imágenes de unas personas situadas en la calle para protestar contra algo que no era de su agrado. Y es cierto. Se ha convertido en una especie de hábito el que algunos católicos se agrupen ante instituciones, clínicas, edificios estatales y, camándula en mano, expresen su protesta por una u otra cuestión. Aunque hay que reconocer la valentía de situarse en la calle para levantar la voz de protesta cuando hay ofensas a la religión y a la Iglesia, cabe preguntarse si una oración como la del Rosario fue diseñada para tal fin, pero, sobre todo, si esos plantones generan a la larga algo positivo o una mayor repelencia con la fe y la Iglesia. En lo que estamos de acuerdo unos y otros es que la Iglesia, los fieles bautizados, no podemos permanecer estáticos cuando hay actos que violentan la libertad religiosa y de culto, cuando se ataca a la institución eclesiástica o a sus ministros, a las comunidades, en razón de su fe. La historia milenaria de la Iglesia demuestra una y otra vez que, si no está atenta a los signos negativos de los tiempos, la fe corre peligro de extinguirse, la Iglesia es desplazada, sus instituciones aniquiladas. Hoy en día se ha visto un despertar notable de los laicos para ser la voz de protesta de la Iglesia pues a veces consideran las intervenciones de los pastores muy genéricas y diplomáticas, sin efectos reales sobre ciertos problemas por solucionar. Sin embargo, pareciera que hoy en día la Iglesia tiene que ser la abanderada del diálogo en todo momento, pero sobre todo en cuestiones problemáticas que causan tensiones. Hay que tener cuidado de no fomentar a nivel de la misma Iglesia y en el campo religioso posiciones extremas y polarizantes, pues cualquier persona radicalizada en lo religioso puede convertirse en problema mayúsculo y hasta generadora de violencia. Por eso, insistimos, el diálogo para crear, fortalecer o sanar vínculos de la fe y la sociedad, o la fe y las instituciones, o la fe y el Estado, debe ser la herramienta –no arma- para lograr acuerdos benéficos para que los creyentes puedan vivir su fe en medio de la sociedad sin mayores inconvenientes. La Iglesia toda debe ser consciente de que estamos en un mundo cambiante y que se hace necesario encontrar las formas adecuadas para continuar su misión en todas partes. En Colombia, la Constitución y las leyes admiten y protegen los derechos religiosos de las personas y en ese marco hay que actuar. Las protestas sobre realidades que afecten derechos adquiridos o la misma libertad religiosa, además de manifestaciones públicas válidas y necesarias, deben ir acompañadas de claros soportes teológicos y jurídicos, de manera que se obtengan los resultados esperados. Pero siempre hay que tener presente que ninguna manifestación eclesial debería producir alejamientos de la fe de otras personas, ni cerrar las puertas del diálogo en toda circunstancia. Como quiera que sea, a todas las personas, incluso a quienes no simpaticen con la Iglesia, esta debe llevarles el mensaje salvador de Jesús y por eso siempre se necesitan puentes. Y la oración que siempre siga siendo eso: oración. Fuente: Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones de Bogotá

Lun 22 Ago 2022

El Papa Francisco llamó a “un diálogo abierto y sincero” en Nicaragua

Al concluir el rezo del ángelus de este domingo 21 de agosto, el papa Francisco se refirió a Nicaragua donde el régimen de Daniel Ortega ha intensificado su hostigamiento y persecución contra la Iglesia católica de este país. En su mensaje el obispo de Roma afirmó que se mantiene cercano a la preocupante situación que se vive en Nicaragua, realidad que toca a personas e instituciones, por lo que llamó a un diálogo abierto y sincero. "Sigo de cerca, con preocupación y dolor, la situación que se ha creado en Nicaragua y que implica a personas e instituciones. Quiero expresar mi convicción y mi deseo de que, por medio de un diálogo abierto y sincero, se puedan encontrar las bases para una convivencia respetuosa y pacífica. Pidamos al Señor, por intercesión de la Purísima, que inspire en el corazón de todos tal concreta voluntad". Perseverar en la oración por Ucrania Así también, en su reflexión el Pontífice invitó a “perseverar en la cercanía y en la oración por el querido pueblo ucraniano, que está sufriendo una inmensa crueldad".