Pasar al contenido principal

niños

Jue 18 Ago 2022

Francisco: "La alianza entre ancianos y niños salvará a la familia humana"

Al reanudar su catequesis, en el ámbito de la audiencia general celebrada en el Aula Pablo VI, el Papa Francisco continuó su serie sobre la vejez. En esta ocasión destacó que el testimonio que los ancianos pueden dar a los niños y a los jóvenes "es creíble" porque mira "al horizonte de nuestro destino" es decir, la vida eterna. Por esta razón es dañino ver hoy la separación entre las edades de la vida, como si compitieran entre ellas. “La alianza de mayores con los más pequeños salvará a la familia humana" si devolvemos a los niños, que deben "aprender a nacer", "el tierno testimonio de los ancianos que poseen la sabiduría de la muerte". Un testimonio que "para los niños es creíble", más que para los jóvenes y los adultos, porque la vejez encierra el horizonte de nuestro destino. Por eso "es doloroso y perjudicial ver las edades de la vida concebidas como mundos separados, en competencia entre sí". Este es el núcleo de la catequesis del Papa Francisco durante la audiencia general, celebrada ante varios miles de fieles y peregrinos procedentes de diversos países. Se trató de la 17ª catequesis dedicada a la vejez. El Primero y el Último El Santo Padre comentó un pasaje del Antiguo Testamento, tomado del Libro de Daniel, que describe un sueño del profeta, "una visión de Dios tan misteriosa como esplendorosa". Una visión referida a Jesús resucitado, "que se le aparece al vidente como Mesías", le pone la mano en el hombro y lo tranquiliza: "¡No temas! Yo soy el Primero y el Último, y el Viviente. Estaba muerto, pero ahora vivo para siempre". El Obispo de Roma comentó al respecto que, de este modo, desaparece "la última barrera de miedo y angustia" que siempre ha suscitado la manifestación de Dios: "El Viviente nos tranquiliza. También él murió, pero ahora ocupa el lugar que le está destinado: el del Primero y el Último". Relación entre la teofanía y el ciclo de la vida Al resumir en nuestro idioma su catequesis el Pontífice dijo a los queridos hermanos y hermanas presentes que “los diversos símbolos nos hacen ver la relación entre la teofanía, o sea la manifestación de la divinidad y el ciclo de la vida”. “Dios es Señor del tiempo y de la historia. Por un lado, se nos presenta la imagen de un Dios anciano, particularmente cuando se habla de sus cabellos que eran como la lana pura; y, por otro lado, vemos su fuerza y su belleza, representadas en el fuego”. Ante el misterio de la eternidad de Dios Francisco afirmó que “estamos delante del misterio de la eternidad de Dios: conviven lo antiguo y lo nuevo. Por eso – añadió – el testimonio de los ancianos es un don auténtico, una verdadera bendición para los niños”. De ahí su afirmación de que “la alianza de los mayores con los más pequeños salvará la familia humana”. “Las etapas de la vida no son mundos separados que compiten entre sí, sino más bien son una alianza que une pasado, presente y futuro, dándole a la humanidad fuerza y belleza”. Fuente: Vatican News

Vie 24 Jul 2020

Niños, jóvenes y adolescentes en esta Pandemia

Por: Mons. Carlos Arturo Quintero Gómez - Durante esta crisis mundial a causa de la pandemia, niños, adolescentes y jóvenes han tenido que confinarse, junto a sus padres, hermanos, adultos mayores y sus mascotas. Este encerramiento ha despertado en ellos, diversas emociones y una mezcla de sentimientos que los ha conducido a vivir en medio de la ansiedad, cuadros depresivos, al vaivén de la soledad, la incomprensión de los mayores, las desconfianzas y preguntas existenciales como: ¿Qué va a ser de mi vida? ¿Por qué este encerramiento? ¿Y mis sueños, metas e ideales? Algunos jóvenes se resisten a este aislamiento porque trae consigo frustraciones y dificultades para interactuar, incluso a muchos les cuesta estudiar, a través de la internet, lo que les ha llevado a desistir del estudio por considerar que la virtualidad los bloquea e impide el libre desarrollo de sus ideales. ¿Cómo ayudar a esta generación de los milenials y los centenials? ¿Cómo comprender sus sueños y animarles a vivir con pasión, sin desfallecer, entendiendo que aún pueden cumplir sus ideales? ¿Cómo estimularles a no dejar apagar en ellos su fe, su esperanza, su amor a Dios? ¿Cómo ayudarles a entender que Dios los ama y que esta crisis es una prueba? Tarea nada fácil, que exige de todos, compromiso, testimonio de vida y aprender a escucharles. Deberíamos entonces preocuparnos por los niños, traviesos por naturaleza, hiper activos y sensibles a los cambios, aunque terminan adaptándose, mejor que los adultos, muchas veces sin entender lo que ocurre. Preocuparnos por los adolescentes, que atraviesan por esta hermosa etapa de la vida, buscando afianzar su identidad, intensificando sus interacciones con sus pares y amigos, soñando la vida y discerniendo sobre el qué hacer. Es la edad de las relaciones en la que se forjan amistades, incluidas las redes sociales; hay una búsqueda de aprobación y deseo de participar en diversos colectivos. Y qué decir de la juventud, la edad de las decisiones, de las elecciones y de los riesgos. Todos estos valores, pueden llegar a congelarse en el tiempo y en el espacio, y traer consigo posibilidades de estancamiento, vidas que se pueden atrofiar y sueños que se pueden desmoronar. En muchos de ellos, se quebranta la alegría, se rompen los hilos de la confianza y la serenidad, se fracturan las relaciones, se esfuman los ideales. Y mientras esto ocurre en el corazón de muchos jóvenes, nuestra sociedad sigue impávida, preocupada por la reactivación económica, tan válido como la atención a los más desfavorecidos, pero debería también ser una ocasión para pensar la manera de acompañar a los niños, adolescentes y jóvenes. Desde la Iglesia, debemos pensar igualmente en los desafíos para la nueva evangelización, pues en estos tiempos muchos chicos, seguro se han ido enfriando espiritualmente, a pesar que en los hogares cristianos han intentado mantener viva la llama de la esperanza y el amor de Dios. La mejor manera de ayudarles es sin duda, con el buen ejemplo, escuchándoles, aconsejándoles, mostrándoles la verdad de la vida y el rostro misericordioso de Jesús. Como lo expresaba San Juan Bosco, es preciso aguantar y no enojarse; persuadir al niño en vez de amenazarlo, corregir al joven mejor que castigarle. De ahí la necesidad de “mantener un espíritu sereno, evitando las palabras hirientes, actuando con comprensión en el presente y esperanza en el futuro”. Decirle a nuestros niños, adolescentes y jóvenes, las palabras de Jesús que les llama: “no tengáis miedo” e invitarles a correr el riesgo por Jesús, modelo auténtico del joven, que todo lo puede e instarles a mantener vivo en sus mentes y en sus corazones, los sueños que desean y pueden alcanzar. Carlos Arturo Quintero Gómez Obispo de Armenia

Jue 27 Feb 2020

Iglesia en América Latina invita a la Maratón 40 días por la niñez

Al dar inicio al tiempo de la Cuaresma, el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), a través del Programa Centralidad de la Niñez – PCN y en alianza con otras instituciones, realizará del 26 de febrero al 12 de abril la gran “Maratón 40 días por la niñez”. Una iniciativa que tendrá como consigna: “No dejemos que la violencia nos gane la carrera”, este proyecto da continuidad a los esfuerzos realizados en el marco de ‘caminata Huellas de Ternura’, desarrollado entre 2018 y 2019 donde se movilizaron en favor de la niñez unas 400.000 personas en 20 países de América Latina y el Caribe. Según sus organizadores el objetivo propuesto es “generar acciones conjuntas, con el fin de lograr espacios de incidencia pública y de sensibilización, oración comunitaria y actividades formativas que permitan crear conciencia y llamados a la sociedad para el establecimiento de compromisos genuinos en pro de la protección de los derechos de la niñez”. Además del apoyo recibido por la Conferencia Episcopal de Colombia, también se han unido a la campaña unos 13 países de América Latina y de diversas organizaciones eclesiales, encabezadas por World Vision, Confederación Nacional Católica de Educación (Conaced), Obras Misionales Pontificias(OMP), con su área de Infancia Misionera, Conferencia de Religiosos de Colombia (CRC) y un amplio sector de iglesias evangélicas. Esta Maratón consta de 6 etapas, donde las comunidades y organizaciones basadas en la fe (OBFs), escuelas, parroquias, catequistas, escuelas dominicales, espacios de infancia misionera, sembradores de paz, pastorales sociales, oficinas administrativas, podrán participar activamente de las actividades programadas en este tiempo de Cuaresma. Actividades programadas en Colombia Dos foros sobre la Niñez y Migración que se realizarán en Bogotá el 11 de marzo y Cúcuta el 17 de abril, organizados por World Vision Colombia y el Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados (Acnur), con la participación especial de algunos miembros de la Red CLAMOR. En Bogotá, niños, niñas y adolescentes se tomarán el Parque el Tunal, el sábado 28 de marzo, con un gran concierto y diversas actividades recreativas para el fomento de la cultura de los cuidados y la tierna protección, como también el esparcimiento en familia. La Iglesia católica en Colombia le apuesta a la vida plena de los niños, niñas y adolescentes, desde su gestación, por ello invita a todo el pueblo de Dios a través del Programa Centralidad de la Niñez, a involucrarse activamente de estos 40 días para seguir dejando Huellas de Ternura. A tal fin ha dispuesto para el uso de las escuelas, parroquias, espacios de Infancia Misionera, catequesis, un kit de actividades que podrán desarrollar desde sus espacios. Algunos datos de interés para Colombia La niñez más vulnerable de Colombia necesita de todos para transformar sus vidas y superar complejas situaciones que día a día los afecta y violenta. Según datos del Instituto Nacional Medicina Legal, durante el 2019 se presentaron 8.466 casos de violencia intrafamiliar contra niñas, niños y jóvenes, representando el 11,55 por ciento del total de incidentes a nivel nacional (73.309 reportes de violencia intrafamiliar); donde la niñez de 10 a 14 años de edad representa las víctimas más recurrentes, con 3.121 incidentes. El Programa Centralidad de la Niñez (PCN), es una mancomunidad interinstitucional entre el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), Cáritas Latinoamérica, World Vision América Latina y la Federación Internacional Fe y Alegría, creada en el año 2009, fundamentada en el Documento de Aparecida (2007) y en los Compromisos de las Iglesias con la Niñez del sector evangélico mundial. Con el proyecto ‘caminata Huellas de Ternura’, desarrollado entre 2018 y 2019 por varios países de América Latina y siguiendo una dinámica de actividades de movilización, formación y pedagógicas se logró: Recorrer a 102 ciudades Promover talleres en 60 ciudades Formar a 1.709 personas en la metodología de bálsamo de ternura Involucrar a 297.780 personas en actividades pedagógicas Elegir 18 embajadores de ternura Movilizar 98.908 personas en marchas Animar la firma de 127.828 pactos de ternura Alto SEO (Search Engine Optimization) de 4,5MM alcance en la web [icon class='fa fa-download fa-2x'] Descargar comunicado[/icon] Fuente: Oficina de comunicaciones del CELAM

Lun 22 Abr 2019

Una Iglesia sin dolientes

Por: Mons. Froilán Tiberio Casas Ortiz -Una de las diferencias prácticas entre un cristiano católico y uno protestante está en que aquél vive criticando a su sacerdote y éste nunca habla mal de su pastor. ¡Ah! La carne de cura, ¡qué cosa tan buena!, ¿verdad? No cabe duda que los creyentes cristianos esperan que sus ministros sean personas dignas de toda prueba. Eso está bien. Pero, por favor, los presbíteros son personas de carne y hueso igual que ustedes, tenemos la misma materia prima, -claro que esto no justifica los pecados cometidos-. Los escándalos de desórdenes sexuales de algunos clérigos han llevado a poner en la picota a todos los ministros ordenados, ¡qué horror! Pareciera que se ha etiquetado a todo eclesiástico por el terrible crimen, siempre censurable, de la pedofilia. Es claro que los niños merecen el más profundo respeto, que se deben tratar con guante blanco. También es claro que el religioso que haya caído en este terrible flagelo debe ir a la cárcel sin dilación. Igualmente, debe tenerse en cuenta que se espera de los eclesiásticos una conducta sexual y moral en general, intachable. Pero de ahí a calificar a todo sacerdote de pedófilo hay un abismo enorme. A los sacerdotes les pasa lo de los aviones: en este momento circulan por el firmamento centenares de aeronaves y gracias a Dios, en el momento no hay accidentes aéreos. Por fortuna, todo marcha normal. ¡Ah! El día en que haya un accidente aéreo es noticia de primera página. Algo similar pasa con los sacerdotes: viven en el silencio de su ministerio visitando enfermos y ancianos en el lecho del dolor, visitando barrios y veredas, llegando muchas veces a donde el Estado nunca hace presencia, asumiendo peligros de ríos, de climas inhóspitos; encuentro a sacerdotes organizando “tamaladas” para levantar fondos para la construcción, ora de un templo, ora de un salón parroquial para la catequesis, de una casa parroquial (que nunca van a “disfrutar” porque los trasladan). Encuentro a sacerdotes abnegados recorriendo valles, montañas y caminos sinuosos en búsqueda de la oveja perdida; encuentro a sacerdotes organizando a los niños en infancia misionera; sacerdotes liderando procesos de paz y de reinserción sin ningún protagonismo y publicidad; encuentro a sacerdotes acompañando a las parejas matrimoniales y a los jóvenes y … esto no es noticia. Pero, … caiga uno y verá lo que pasa: llegan rayos y centellas, sobre todo de quienes menos autoridad moral tienen. Si un laico o seglar cae en el horrible delito de la pederastia se le califica de abusador sexual, si es un sacerdote entonces, es pedófilo. Invito al lector a tener en cuenta estas estadísticas. ¿En dónde ocurre el abuso de los niños? Leía en un medio informativo que, el 63% de los casos de pedofilia ocurren en el ambiente familiar: padrastros, padres, hermanos, tíos, primos, etc. El 13% en el ambiente de barrio y pandillas juveniles. El 17% en el ambiente escolar; el 07% en el ambiente laboral y social. ¿En qué porcentaje está el número de eclesiásticos? En el 02%. Claro si cae en los medios un caso de pedofilia, ¡ah!, la mejor “chiva”. Por otra parte, la única institución en el mundo que combate abiertamente la pedofilia y ha elaborado diferentes instrumentos jurídicos y canónicos para condenar la pedofilia, es la Iglesia Católica. Los papas Juan Pablo II, Benedicto XVI y actualmente el papa Francisco han expedido distintos documentos en donde además de condenar la pederastia, la combaten agresivamente: los abusos sexuales han sido, en los últimos tiempos, combatidos de forma contundente. Para enunciar algunos: Sacramentorum sanctitatis tutela, en donde se reserva a la Congregación de la Doctrina de la Fe los casos de abusos a menores por parte de los clérigos, año 2001; Delicta graviora, año 2010 en donde se exhorta a tener cero tolerancia frente a estos execrables abusos. El papa Francisco convocó a los Señores presidentes de las conferencias episcopales en febrero de 2019 para analizar el problema y establecer aún más, directrices claras en favor de la tutela de los niños y la reparación a las víctimas. Tenemos un Código de Menores que ha sido adoptado, con algunos ajustes en cada diócesis para combatir el terrible flagelo que avergüenza a la Iglesia. Ahora todo sacerdote, religioso, personal colaborador cercano a la pastoral parroquial, debe firmarlo. Cada obispo ha dictado medidas aún más concretas y tajantes sobre el respeto a los niños y la exigencia de cuidar con suma delicadeza y trasparencia el apostolado con los niños. ¿Qué entidad del sector público o privado está implementando herramientas similares para combatir los abusos sexuales contra los niños? A la Iglesia es a la única que se le condena patrimonialmente por los delitos de abuso sexual contraído individualmente por alguno de sus miembros. ¿Qué tal que se demandara al Estado por la pedofilia de algunos de sus funcionarios? Háblese de ministerio de Educación Nacional (los ambientes escolares), gobernaciones, alcaldías, Fuerzas Armadas, hospitales, albergues infantiles manejados por el ICBF, etc. Sencillamente no alcanzarían los recursos del Estado para indemnizar a tantas víctimas. + Froilán Tiberio Casas Ortiz Obispo de Neiva

Sáb 9 Feb 2019

Bogotá se prepara para acoger la caminata Huellas de Ternura

Este 10 de febrero de 2019, a las 10 de la mañana, Bogotá recibirá la caminata continental Huellas de Ternura que movilizará a niños, niñas y adolescentes de las escuelas de CONACED (Confederación Nacional Católica de Educación) y la red de escuelas Fe y Alegría, para junto a sus maestros, catequistas, madres, padres y acudientes entonar “cero violencia, 100 por ciento ternura”. Esta movilización iniciada en México en junio de 2018, llegó a Colombia el pasado 4 de febrero por la frontera de Cúcuta con San Cristóbal y a su paso ha llegado a la ciudad de Bucaramanga de la mano de la arquidiócesis a través de los equipos de dimensión de infancia e Infancia Misionera. Una acción que ha sido acompañada por su arzobispo, Monseñor Ismael Rueda, respondiendo al llamado que el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) ha hecho en pos de construir la cultura de los cuidados y formar multiplicadores de ternura. Actividades en la plaza de Bolívar Desde el parque de los periodistas (estación Las Aguas), desde las 10 de la mañana, se agolparán los participantes para juntos marchar hasta la Plaza de Bolívar, donde se hará lectura del Manifiesto de los niños y las autoridades de las organizaciones promotoras–tras la lectura de una plegaria ecuménica– firmarán el pacto de ternura, entre las organizaciones están: Cáritas Colombia, CONACED, Fe y Alegría, Conferencia Episcopal de Colombia, Bethany Global, Asamblea de Dios, Ministerio del Interior, Conferencia de Religiosos de Colombia y World Vision. En la plaza la animación estará a cargo de Mauricio Naranjo, jefe de noticias de Caracol digital. Además se tendrá la participación musical de Santiago Benavides, embajador de la ternura de Colombia, como también la celebración de la feria de servicios de la infancia, un espacio construido con las entidades distritales y miembros de la plataforma interreligiosa por la niñez de Bogotá que acompañan las acciones de Huellas de Ternura en la capital del país. Mayores Informes:Ángel Morillo - Cel: 318 8552716

Jue 17 Ene 2019

Iglesia en Neiva promueve en niños y jóvenes el juego del Sí y el No

El Secretariado Diocesano de Pastoral Social de Neiva ideó un proyecto que busca prevenir la violencia juvenil y potenciar los talentos de los niños y niñas del barrio Cuarto Centenario, en la Comuna 6, y el asentamiento Brisas del Río, en la Comuna 1 de Neiva. En éste, 42 niños lograron aprender manualidades, danza, teatro y deporte. Las guerras internas, los fenómenos naturales y las crisis laborales hacen que muchos opten por salir de sus tierras y lleguen a padecer las penurias de las urbes. Este es el caso de los barrios y asentamientos de las comunas 6, 8, 9 y 10 de la capital huilense, allí, donde se concentra la mayor cantidad de residentes, es donde se agolpa la mayor pobreza de la ciudad y el Huila. Por esta razón el proyecto busca incentivar los proyectos de vida de los jóvenes y prevenir la violencia juvenil. Un sí al arte y no a las drogas Para María Vellanid Victoria Amaya, coordinadora general de la organización caritativa de la Diócesis de Neiva, el espacio es una especie de escuela de formación cultural, artística y deportiva, que vino para abrir oportunidades de vida en estos sectores donde abundan las drogas y la delincuencia. “El Programa es un tema que bien puede parecer algo cómico, pero es como el lenguaje del muchacho que se utiliza para decir que todo a través de un juego del arte y la cultura se pueden lograr cosas interesantes. ‘Únete al Juego del Sí y el No’ es decirle sí al bienestar, si a nuevas oportunidades, si al arte, si a la cultura. El no, es no a las drogas, no a la delincuencia, no a la prostitución infantil”, explicó. El proyecto se adelantó entre los meses de julio y diciembre de 2018, periodo en el que tres facilitadores de disciplinas y áreas diferentes, se encargaron de reunir dos veces por semana a los niños (24 en Cuarto Centenario y 18 en Brisas del Río) para ofrecerles talleres de música, canto, manualidades, teatro, danza y expresión corporal. Y con el apoyo de la Secretaria de Deportes y Recreación de Neiva, Pastoral Social también logró abrir otros espacios para el fútbol de sala, el bicicross y el patinaje. Promoviendo talentos y destrezas sin exclusión Igualmente, el programa promovió en los niños el derecho que tienen ellos y ellas de vivir sus gustos, sin ninguna exclusión. Tal es el caso de Karen Camila Molano Leyva, de 13 años, y su gusto por el fútbol, un deporte que tradicionalmente ha sido practicado por hombres, pero que el Programa buscó que, por medio de este, los niños y las niñas aprendieran a respetarse sin discriminación. “A mí me gusta el fútbol porque es un deporte súper chévere donde uno hace buenas amistades. […] pues para mí [el fútbol] no es solamente para el hombre sino también mujeres”, dijo la joven futbolista. También el Programa busca la inclusión de personas en condiciones especiales o en discapacidad. Tal es el caso de Cristian Jeremías Toledo, con 12 años, quien tiene Síndrome de Down. Su dificultad genética no le impidió en el Programa convertirse en un excelente arquero de fútbol, interpretar la marimba en el grupo musical, cantar y actuar en una obra de teatro. Cristian, el único niño Down del Programa, alterna estas actividades recreativas con su responsabilidad en la tienda que tiene con su mamá en el barrio Cuarto Centenario. “Esto sirve para hacer ejercicio, para ser alguien en la vida, para aprender a hacer música, para cantar, poder conocer el mundo, evitar las drogas y si”, dijo Cristian. Espacios como este permiten que niños y niñas de sectores en contextos difíciles tengan oportunidades para explorar nuevas posibilidades de vida y robarle jóvenes a la guerra. “En estos barrios, que son invasiones, hace falta muchas cosas, muchas formas para que los niños se capaciten, para que ellos se puedan recrear. […] Porque si bien sabemos un niño estudia media jornada y el otro medio está en la casa, el niño se va a aburrir. Por eso es que se necesita espacios para él distraerse”, puntualizó Luis Fernando Castrillón Argüello, padre de familia en el asentamiento Brisas del Río.

Mar 21 Ago 2018

Carta del Papa al Pueblo de Dios

Este 20 de agosto el papa Francisco publicó una carta dirigida al pueblo de Dios en la que manifiesta el dolor de la Iglesia ante “el sufrimiento vivido por muchos menores a causa de abusos sexuales, de poder y de conciencia cometidos por un notable número de clérigos y personas consagradas.” Como Conferencia Episcopal de Colombia, sintiéndonos parte del Cuerpo de Cristo que es la Iglesia, acogemos el sentir del Santo Padre y reiteramos nuestro compromiso de aunar esfuerzos para generar una cultura capaz de evitar que estas situaciones se repitan, sean encubiertas y continúen. Descargue aquí texto completo de la carta.

Vie 22 Jun 2018

Red Clamor: Migrar no es un delito

Las organizaciones miembros de la Red Latinoamericana y Caribeña de Migración, Refugio y Trata de Personas, CLAMOR, han manifestado su preocupación “ante las graves violaciones a la dignidad y los derechos humanos que ocurrieron en los últimos días como consecuencia de la decisión de la administración del Presidente de los Estados Unidos Donald Trump, de separar a los niños, niñas y adolescentes (NNA) migrantes de sus padres y procesar penalmente a quienes ingresen a ese país de manera irregular”. “Denunciamos la fragante violación del derecho de toda familia a permanecer unida y los graves atentados contra la estabilidad sico afectiva de los niños, niñas y adolescentes, en contraposición a lo establecido en los pactos internacionales, especialmente en la Convención sobre los Derechos del Niño y la Convención Internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores Migratorios y sus familias”. A través de un comunicado, la Red “CLAMOR”, recuerda “que los derechos humanos deben ser reconocidos y asegurados por todos los gobiernos, respetando el principio del interés superior de los niños, niñas y adolescentes, que debe regir toda política gubernamental”. Y continúan “Migrar no es un delito, por lo cual rechazamos las detenciones arbitrarias y la reclusión en cárceles disfrazadas de centros migratorios, mucho más cuando se trata de niños, niñas y adolescentes”. [icon class='fa fa-download fa-2x'] Descargar comunicado[/icon] El llamamiento de la Red “CLAMOR”, Así consideran "un paso importante la firma por parte del Presidente Donald Trump de una orden ejecutiva para evitar la separación de las familias en la frontera” y realizan un llamado al Congreso de los Estados Unidos “para aprobar una ley que garantice que las familias de los migrantes, sin importar su condición legal, puedan permanecer unidas”. “Es impostergable buscar alternativas a las detenciones y deportaciones masivas, desde una perspectiva humanitaria. Oramos para que el Señor cambie corazones de piedra por corazones que sepan amar a los migrantes, especialmente a los niños, niñas y adolescentes”, concluyen. Por la Red CLAMOR firman el documento Mons. Gustavo Rodriguez Vega, Arzobispo de Yucatán y Presidente del DEJUSOL CELAM; Mons José Luis Azuaje, Presidente del SELACC y la Hna Mercedes Casas Presidenta de la CLAR. El documento está suscrito además por el Consejo Episcopal Latinoamericano CELAM, la Conferencia Latinoamericana de Religiosos y Religiosas CLAR, el Secretariado Latinoamericano y Caribeño de CARITAS, los Departamentos y secciones de Movilidad Humana de las Conferencias Episcopales de América Latina y El Caribe, las Caritas nacionales de América Latina y El Caribe, el Instituto Chileno de Migración INCAMI y el Instituto de Migración y Derechos Humanos de Brasil. También por el SIMN, el Servicio Jesuita para Refugiados, el Servicio Jesuita a Migrantes, la Red Un Grito por la Vida, la Red Kawsay, la Red Tamar, las Hermanas Scalabrinianas, la Misión Scalabriniana de Ecuador, los Padres Scalabrinianos, los Padres Salesianos, la Orden de La Merced, las Hermanas del Buen Pastor, las Hermanas Adoratrices y las de San Juan Evangelista; las Casas del Migrante de México, el IMDOSOC, y el CAFEMIN. Fuente: Vatican News