Pasar al contenido principal

conferencia episcopal

Jue 1 Dic 2022

Conferencia Episcopal ofrece la Novena de Navidad – Descárguela aquí

La Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), pone a disposición de todos los fieles la tradicional Novena de Navidad, que este año invita a la reflexión con el lema: "Peregrinos de la esperanza". En el texto de la presentación, ofrecido por monseñor Luis José Rueda Aparicio, presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, se recuerda que las virtudes de la Esperanza, la Caridad y la Fe, son el camino para vivir con alegría el misterio de la Encarnación. Asimismo, el también arzobispo de Bogotá insiste que “Colombia sigue trabajando en su camino de reconciliación y en la esperanza de una paz verdadera que restaure el corazón herido de un pueblo que tiene fe, que ha aprendido a encontrar en el Señor su vida y su alegría”. DESCARGAR LA NOVENA AQUÍ Contenido de la Novena Esta novena conserva los elementos tradicionales de sus oraciones, sus gozos y su plegaria confiada al Niño que nos trae la paz y la vida. Las meditaciones de este año siguen un ritmo sencillo: un texto bíblico, una reflexión, una plegaria y una acción que pueda servir para que la comunidad medite en la virtud de la esperanza como un camino para recordar con alegría el misterio de la Encarnación que nos hizo presente en la historia el amor de Dios, que nos hizo sentir, cercano y hermano al mismo Salvador.

Jue 1 Dic 2022

Voz del Pastor | 04 de diciembre de 2022

Reflexión de monseñor Luis José Rueda Aparicio, Arzobispo de Bogotá y primado de Colombia Lectura del Santo Evangelio segúnSan Mateo 3,1-12

Jue 1 Dic 2022

VIVENCIA: IX Congreso Nacional de Reconciliación

En su novena versión, la Conferencia Episcopal de Colombia, a través del Secretariado Nacional de Pastoral Social (SNPS) y de la Comisión de Conciliación Nacional (CCN), realizó del 22 al 24 de noviembre el Congreso de Reconciliación, bajo el lema: “Abriendo Caminos de Diálogo y Esperanza”. Un espacio que ayudó a la reflexión acerca de los aportes que realiza la Iglesia Católica, los retos y desafíos en términos de reconciliación y construcción de paz, a la luz del evangelio y la doctrina social de la Iglesia. Conozca algunas de las conclusiones que directivas de la CEC y participantes reflejaron a través de su participación en en estos espacios.

Mar 29 Nov 2022

Presidente del episcopado sugiere pistas sobre cómo vivir el Adviento

Para dar inicio al tiempo de Adviento, los directores y funcionarios del Secretariado Permanente del Episcopado Colombiano (SPEC), participaron este lunes 28 de noviembre, de una eucaristía presidida por monseñor Luis José Rueda Aparicio, arzobispo de Bogotá y presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia. Durante su homilía el prelado les animó a vivir este tiempo de gracia teniendo presente tres momentos especiales: El Adviento como esperanza de curación en la sociedad; el Advenimiento como luz para las familias; y un Adviento personal de puertas abiertas. El Adviento es la esperanza de sanación en la sociedad El prelado siguió su reflexión tomando las lecturas del día, animando a afianzar nuestra esperanza en que el Señor vendrá a curarnos, "no sabemos el día ni la hora, pero el viene a curar las heridas de la historia para darle plenitud". Dijo además que, el Adviento es la esperanza de curación, de liberación y de luz para nuestras vidas. "Ese Adviento de Dios, esa presencia de Dios que vendrá glorioso en plenitud, tendrá efecto y lugar primero en la sociedad". Exhortó a no adiestrarnos más para la guerra, antes bien dijo debemos "adiestremos para la reconciliación, para el diálogo, que nos adiestremos para manejar y gestionar nuestros conflictos, respetando la vida de los demás, es decir que no portemos armas, sino herramientas de trabajo para construirnos como sociedad". El Advenimiento del Señor son nuestras familias Monseñor Rueda afirmó que el tiempo de Adviento debe llevar a redescubrir a la familia como el lugar del Advenimiento, es decir, de la presencia gozosa del Señor en la historia familiar; y agregó que en todo hogar debe haber una luz que refleje ese amor de Cristo, que permita nuevas formas de relacionarse, nuevas formas de mirarse y acompañarse como familia. El Advenimiento de sanación personal Hacia el cierre de su mensaje, el directivo recordó que cada persona es una casa donde el Señor va a curar, como sanó al enfermo del centurión que nos sugiere el evangelio del día. “Cada uno de nosotros es una casa de puertas abiertas, si le abrimos las puertas de nuestro corazón y de nuestra vida, el Señor vendrá, él será luz, él estará en nuestra familia, estará en la sociedad, pero sobre todo estará en nuestra conciencia”. “El tiempo de Adviento nos llene a todos de bendiciones, que sus familias sean iluminadas por el amor del Señor en este tiempo que estamos iniciando y que el año litúrgico le dé a nuestra Iglesia y a todo el pueblo de Dios la alegría de caminar juntos, de caminar iluminados del Señor”, concluyó. Bendición de la corona de ADVIENTO Al comenzar este nuevo Año Litúrgico, monseñor Rueda Aparicio en unión con la comunidad cristiana presente, hizo una oración y bendijo la Corona con la que se inaugura también el tiempo de Adviento. Se encendió la primera vela que significa la vida, nuestra vida de gracia, y la esperanza de ser mejores y unirnos más como comunidad.

Mar 29 Nov 2022

En Barranquilla concluye encuentro regional de liturgia de la Costa Caribe

Con un llamado a los obispos de las provincias eclesiásticas de Barranquilla y Cartagena, a promulgar criterios comunes para los ministros y “actores” del canto litúrgico, concluyó el encuentro regional de liturgia de la costa caribe. “Para meditar, profundizar y celebrar la experiencia celebrativa, hemos visto conveniente y urgente revisar, rectificar y promover todo lo referente a la liturgia en cada una de las jurisdicciones implicadas, de manera particular lo referente a la animación del canto litúrgico en nuestras comunidades”, señala el mensaje final. DESCARGAR MENSAJE A LOS OBISPOS El encuentro fue instalado por monseñor Pablo Emiro Salas Anteliz, arzobispo de Barranquilla, quien en su saludo celebró la importancia de la integración desde las estructuras elementales como las reuniones de provincia eclesiástica. Al referirse al tema del encuentro en materia litúrgica, el prelado dejó ver con preocupación, cómo después de la pandemia algunos feligreses no regresaron a los templos y se quedaron con la virtualidad y ofertas litúrgicas que encontraban en diferentes medios, esto debido a que, por la falta de evangelización, las personas piensan que la espiritualidad eucarística se puede virtualizar, mientras que los feligreses evangelizados saben que la Eucaristía es presencia, es memorial y es sacramento. Durante la jornada de tres días se abordaron temas como: la “Liturgia Eucarística”, “las comisiones diocesanas de liturgia” y “la animación musical de la asamblea eucarística dominical”. Además del componente académico, también se propiciaron espacios para la convivencia fraterna, la celebración litúrgica y el diálogo. Las conclusiones finales del encuentro revelan un panorama alentador. En un primer momento, recuerdan que “la liturgia es fuente y culmen de la vida cristiana”; valoran el gran número de servidores, pastores y laicos que se esmeran por hacer de la liturgia el encuentro con Cristo; ven conveniente y urgente revisar, rectificar y promover todo lo referente a la liturgia en cada una de las jurisdicciones de la región caribe, de manera particular lo referente a la animación del canto litúrgico. El evento que se realizó en la ciudad de Barranquilla del 23 al 25 de noviembre, contó con la participación de los delegados de liturgia de las Arquidiócesis de Barranquilla y Cartagena; de las Diócesis de Sincelejo, Santa Marta, Valledupar, Magangué; y el acompañamiento del padre Jairo de Jesús Ramírez Ramírez, director del Departamento de Liturgia del Secretariado Permanente del Episcopado Colombiano SPEC.

Lun 28 Nov 2022

Iglesia en Colombia asume el Programa Centralidad de la Niñez

El Programa Centralidad de la Niñez, alianza interinstitucional promovida por el Consejo Episcopal Latinoamericano y Caribeño (Celam), junto con otras organizaciones eclesiales en el continente, ha constituido, este 24 de noviembre, su capítulo nacional en Colombia. Durante el acto de presentación del Programa Centralidad de la Niñez, el presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, monseñor Luis José Rueda Aparicio, ha calificado esta iniciativa como “un acto de esperanza” en el corazón de la Iglesia y de todas las Instituciones que la promueven. “Este es un encuentro interinstitucional, interconfesional que nos permite mirarnos y reconocernos como hermanos y con el deseo de servir al futuro de Colombia y de América Latina, al futuro de nuestras familias y nuestra sociedad, que son los niños, niñas, adolescentes y jóvenes”. El prelado ha celebrado esta iniciativa de trabajo en favor de la niñez y se mostró agradecido por la participación de las diferentes instituciones presentes al acto, animándolas para que sea la niñez la que los una y se siga trabajando por este fin. Igualmente, intervino Edgar Castaño, presidente de la Confederación Evangélica de Colombia (Cedecol), quien ha señalado que desde las iglesias evangélicas “tenemos un compromiso muy importante con la niñez y por supuesto debemos seguir uniendo esfuerzos porque la violencia contra la niñez es un tema urgente que se debe atender”. El pastor Castaño se ha comprometido a apoyar desde las diversas iglesias evangélicas a promover la campaña “0 violencia, 100 ternura”, sobre todo para ir desmontando estereotipos sociales donde el machismo ha dejado severas heridas. Una red de redes Marco Laguatasi, asesor general del Programa Centralidad de la Niñez para América Latina y el Caribe, ha expresado su alegría por ver tantas organizaciones unidas en Colombia que en “adelante sumarán sus experiencias y prácticas”. De este modo, queremos “convertirnos en una gran red, yo diría que una red de redes, porque varias redes conforman Centralidad de la Niñez, de allí la importancia del trabajar unidos” y, en este caso, Colombia es el país 13 que se constituye como capítulo nacional. Al respecto, el laico mencionó que entre los países con sus grupos nacionales están: Guatemala, El Salvador, Chile, México, República Dominicana, Ecuador, Perú, Panamá, Honduras, Nicaragua, Bolivia, Paraguay. “En el marco de esta campaña hemos agregado el lema “A cambiar la historia”, porque justamente con esas acciones es lo que queremos, entonces en este contexto estamos haciendo los lanzamientos oficiales de los PCN nacionales”, acotó. Invitados Durante este acto se ha contado con la participación de organizaciones socias de este programa a nivel nacional, entre ellos están: World Visión, Conferencia Episcopal de Colombia, Cáritas Colombia, Fe y Alegría, Conferencia de Religiosos de Colombia (CRC), Confederación Nacional Católica de Educación (Conaced), y el Movimiento con la Niñez y la Juventud. También se sumaron a esta invitación autoridades distritales de Bogotá entre estos la Secretaría de Asuntos Religiosos y la Red Interreligiosa por la Niñez. Objetivos propuestos para el Programa Centralidad de la Niñez Entre los objetivos que se han propuesto las organizaciones se encuentran: “Compartir buenas prácticas en la prevención de la violencia contra la niñez, protección, protocolos de buen trato y la promoción de los derechos de los niños, niñas y adolescentes y sus familias”. Asimismo, se buscará consolidar procesos de formación y a impulsar acciones de incidencia pública en la prevención de la violencia y la promoción de los derechos de la niñez. Fuente: ADN Celam

Sáb 26 Nov 2022

Conviértase, porque está cerca el Reino de los Cielos

SEGUNDO DOMINGO DE ADVIENTO Diciembre 4 de 2022 Primera Lectura: Isaías 11,1-10 Salmo: 72(71),1-2.7-8.12-13.17 (R. cf. 7) Segunda Lectura: Romanos 15, 4-9 Evangelio: Mateo 3,1-12 I. Orientaciones para la Predicación Introducción • Resuena fuerte en este segundo domingo de Adviento el llamado a la conversión en labios de Juan el Bautista. • La venida del Señor nos pide una preparación espiritual y cada vez más fecunda en buenas obras. Debemos reflexionar sobre las implicaciones comunitarias o sociales de la llegada del Mesías. • Acoger a Cristo, que nace entre nosotros, nos lleva al compromiso de caridad con los más pobres y vulnerables. 1. Lectio: ¿Qué dice la Sagrada Escritura? El pasaje de Isaías nos propone, en dos momentos, la llegada del Mesías. El primero (vs. 1 – 3a) es una presentación del Salvador como sobre el que reposa el espíritu del Señor con sus dones. El segundo (vs. 3b – 11) es una descripción de su acción salvífica, subrayando que juzgará con rectitud, especialmente para rescatar a los débiles y a los pobres, para implantar la paz y la concordia. Esta realidad se pinta maravillosamente diciendo que ya no se enfrentarán entre sí los animales ni éstos atacarán a las personas, para significar así la paz y la fraterna convivencia que implantara el Salvador. Lo anterior se repite claramente en el salmo, en el que se recogen las ideas de justicia, paz, protección, liberación de la aflicción, salvación de la vida de los pobres. La carta de San Pablo a los Romanos se centra en la vida de la comunidad, a la que invita a mantener la esperanza, a la acogida mutua, al servicio, a la alabanza a Dios por las maravillas que realiza en la historia. En síntesis, se exhorta a tener entre los miembros de la Iglesia los mismos sentimientos de Cristo o según Cristo. La figura de Juan el Bautista en el Evangelio se presenta en función del “que viene detrás de él, el que bautizará con Espíritu Santo y fuego, el que tiene el bieldo en la mano”. Su invitación a la conversión se realiza con la imagen de preparar el camino del Señor y allanar sus senderos. Es central el tema de los frutos de conversión, es decir las obras que evidencian una verdadera vuelta al Señor. 2. Meditatio: ¿Qué me dice la Sagrada Escritura y que me sugiere para decirle a la comunidad? En el camino del Adviento, la palabra de Dios introduce en este día, en los labios del Bautista, el llamado a la conversión, a partir de la presentación de Cristo, quien viene para juzgar con justicia y rectitud, o como se lee en la escena en el templo de Jerusalén cuando Simeón toma en brazos al niño: “para dejar al descubierto la aptitud de muchos corazones” (Lc 2, 35). Es oportuno reflexionar hoy, cuando avanzamos en la espera de la doble venida del Señor, sobre la conversión a la que nos llama, de modo que podamos acoger la salvación que nos trae. • El Señor nos invita a prepararle el camino y allanarle los senderos: Se trata de quitar de nuestra vida personal y comunitaria todas las resistencias y los obstáculos para que su reinado sea una realidad entre nosotros. También se refiere a nuestra misión de “hacer transitable” el sendero de Cristo hacia los demás. • El Señor nos pide una conversación sincera y radical: No superficial, ni aparente, ni pasajera. Debe ser una nueva actitud frente a Cristo y a su mensaje, como lo dice el apóstol, de vivir entre nosotros con los mismos sentimientos de Jesús. • El Señor nos llama a una conversión efectiva: Con obras que la manifiesten o la hagan visible, tanto de rechazo y alejamiento del pecado, como de caridad concreta con los hermanos. La conversión personal, que en definitiva es una vuelta a Cristo, tiene efectos en la vida comunitaria, así como los describe el profeta Isaías. Tenemos que ser conscientes de que será imposible tener entre nosotros la justicia y la paz sino volvemos a Dios. El Adviento debe significar este camino de conversión. 3. Oratio y Contemplatio: ¿Qué suplicamos al Señor para vivir con mayor compromiso la misión? ¿Cómo reflejo en la vida este encuentro con Cristo? La liturgia de este día nos pone delante del Señor que se acerca y que nos hace la oferta de salvación. Él nos pide una respuesta de corazón confirmado por las obras. Hoy pedimos al Señor que nos de la fortaleza para sumir radicalmente el compromiso de ser discípulos y misioneros, a partir del bautismo que recibimos con Espíritu Santo y fuego. _______________________ Recomendaciones prácticas: • Después del saludo, puede encenderse la segunda luz de la corona de Adviento, recitando la respectiva oración. II. Moniciones y Oración Universal o de los Fieles Monición introductoria de la Misa Hermanos: Iniciamos la segunda semana de Adviento, en la que el Evangelio nos invita especialmente a la conversión de corazón, a vivir entre nosotros con los mismos sentimientos de Cristo y a disponer los senderos para ir al encuentro del Salvador. Juan Bautista, figura central del Adviento, con su presencia y predicación anuncia la llegada del tiempo nuevo del Mesías. Mantengamos una actitud de escucha y oración, dispuestos acoger lo que este tiempo de Adviento nos inspira para vivir con plenitud la Navidad. Celebremos activa, plena y conscientemente la Eucaristía. Monición a la Liturgia de la Palabra “Todo lo que se escribió en el pasado, se escribió para enseñanza nuestra”. La Iglesia, siguiendo el ejemplo del Bautista, es la voz que clama en el desierto: ¡Preparad el camino del Señor! ¡Convertíos! Esta Buena Nueva siga resonando en el corazón de cada hermano. Despertemos del sueño porque nuestra salvación está más cerca que cuando empezamos a creer. Escuchemos con docilidad de corazón la Palabra de Dios. Oración Universal o de los Fieles Presidente: Presentemos nuestras súplicas a Dios Padre, por las necesidades de la Iglesia y del mundo entero, que se preparan a la venida del Salvador. Digamos: R. Dios de amor, escúchanos. 1. Por la Iglesia, para que, durante este tiempo de Adviento, preparación a la Navidad, lleve a los hombres a una sincera conversión y a prepararse para la segunda venida de Cristo. 2. Por los cristianos, para que, según la enseñanza divina, esperemos vigilantes la venida de nuestro Redentor. 3. Por todos los pueblos de la tierra, para que, la paz de Cristo habite en el corazón de todos los hombres y así las naciones vivan en armonía y prosperidad. 4. Por los que sufren, para que Cristo en su venida ya próxima, les traiga consuelo y ayuda. 5. Por todos los que estamos reunidos en esta celebración, para que, prepararemos en el corazón y con buenas obras la venida del Señor. Oración conclusiva Padre misericordioso, concédenos cuanto te hemos pedido con humildad y con fe y enséñanos a que sólo deseemos lo que a Ti te agrada, para estar seguros de gozar de tu benevolencia. Por Jesucristo nuestro Señor. R. Amén.

Jue 24 Nov 2022

Villavicencio, sede de los talleres “Iglesias Particulares Seguras y Protectoras”

Dando continuidad al Proyecto “Iglesias Particulares Seguras y Protectoras”, promovido por la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), los días 25 y 26 de noviembre se estará realizando en la ciudad de Villavicencio una jornada de talleres orientados a facilitar herramientas y espacios de reflexión que permitan a las Jurisdicciones implementar políticas de protección y prevención de abusos sexuales contra menores y personas vulnerables dentro del entorno eclesial. El episcopado ha dicho además que, será un espacio para socializar las Líneas Guía: “Cultura del Cuidado en la Iglesia Católica Colombiana”, documento aprobado por los obispos colombianos en su 113 Asamblea Plenaria del 2022. Estas jornadas que se iniciaron en el mes de octubre y que se extenderán hasta junio del 2023 por todo el territorio nacional, son posibles gracias al auspicio de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos. Dentro de la temática a abordar se encuentra: Programas para la protección de menores de edad; atención a las víctimas y sus familias; prevención de los abusos de poder, de conciencia y sexual; fundamentos jurídicos canónicos y civiles; y comunicación institucional. En esta ocasión participarán las Jurisdicciones Eclesiásticas que hacen parte de la Provincia Eclesiástica de Villavicencio, son ellas: Arquidiócesis de Villavicencio, las Diócesis de Granada y San José del Guaviare; y los Vicariatos Apostólicos de Puerto Carreño y Puerto Gaitán; además se suman a este proceso de formación los Vicariatos Apostólicos de Inírida y Mitú. El proyecto contempla capacitar a más de 1200 personas, para luego poder consolidar los equipos diocesanos de protección de menores de edad, de atención a víctimas, implementación de protocolos de prevención y a los responsables de adelantar los procesos canónicos. Los talleres se realizarán en la sede de la Universidad Santo Tomás y contarán con el acompañamiento de los miembros del Consejo Nacional para la Cultura del Cuidado de la CEC. En esta oportunidad se espera la participación de unas 440 personas entre sacerdotes, seminaristas, religiosos y religiosas, miembros de los consejos de protección de menores de estas Iglesias particulares, trabajadores de las curias diocesanas, docentes, agentes de pastoral familiar y otros evangelizadores pertenecientes a movimientos apostólicos y parroquias. Para mayor información sobre el desarrollo del proyecto, contactar con la señora Diana María Guzmán, coordinadora del Proyecto Iglesias Particulares Seguras y Protectoras al correo electrónico: [email protected] / Cel.: 313 3211877