Pasar al contenido principal

misericordia

Mié 26 Ene 2022

Papa Francisco: "El enfermo es siempre más importante que su enfermedad"

Al acercarse la fecha de la Jornada Mundial del Enfermo, que se animará el próximo 11 de febrero de 2022, deseamos recordar el mensaje que el Papa Francisco ha enviado para esta ocasión, titulado: “Sean misericordiosos así como el Padre de ustedes es misericordioso. (Lc 6,36). Estar al lado de los que sufren en un camino de caridad”. A partir de cinco puntos, el Pontífice desarrolla su reflexión: “misericordiosos como el Padre”, Jesús, en su carácter de “misericordia del Padre”, el hecho de “tocar la carne sufriente de Cristo”, los centros de asistencia sanitaria como “casas de misericordia” y la “misericordia pastoral” que debe ser, precisamente “presencia y cercanía”. “Misericordiosos como el Padre” Recuerda que, "la misericordia es el nombre de Dios por excelencia, que manifiesta su naturaleza, no como un sentimiento ocasional, sino como fuerza presente en todo lo que Él realiza. Es fuerza y ternura a la vez. Por eso, podemos afirmar con asombro y gratitud que la misericordia de Dios tiene en sí misma tanto la dimensión de la paternidad como la de la maternidad (cf. Is 49,15), porque Él nos cuida con la fuerza de un padre y con la ternura de una madre, siempre dispuesto a darnos nueva vida en el Espíritu Santo". “Jesús, misericordia del Padre” En este aspecto el Pontífice destaca que el testigo supremo del amor misericordioso del Padre a los enfermos es su Hijo unigénito. "¡Cuántas veces los Evangelios nos narran los encuentros de Jesús con personas que padecen diversas enfermedades!". Reconoce, la incansable y generosa labor de los diferentes agentes de la salud, sobre todo en tiempos de pandemia. Además, hace notar la experiencia vivida por muchos enfermos, que en su última etapa de existencia y en las unidades de cuidados intensivos, tuvieron que experimentar la soledad por la falta de afecto y la lejanía de sus familiares. "He aquí, pues, la importancia de contar con la presencia de testigos de la caridad de Dios que derramen sobre las heridas de los enfermos el aceite de la consolación y el vino de la esperanza, siguiendo el ejemplo de Jesús, misericordia del Padre". Tocar la carne sufriente de Cristo El obispo de Roma, advierte que la invitación de Jesús es clara, "ser misericordiosos como el Padre" y allí advierte los agentes sanitarios y voluntarios juegan un papel importante. Queridos agentes sanitarios, su servicio al lado de los enfermos, realizado con amor y competencia, trasciende los límites de la profesión para convertirse en una misión. Sus manos, que tocan la carne sufriente de Cristo, pueden ser signo de las manos misericordiosas del Padre. Sean conscientes de la gran dignidad de su profesión, como también de la responsabilidad que esta conlleva". Al resaltar los avances progresivos de la ciencia médica, el avance de las nuevas tecnologías para el desarrollo de tratamientos y los espacios de investigación para erradicar enfermedades, también advirtió que, esto, no debe hacer olvidar la singularidad de cada persona enferma, con su dignidad y sus fragilidades. "El enfermo es siempre más importante que su enfermedad y por eso cada enfoque terapéutico no puede prescindir de escuchar al paciente, de su historia, de sus angustias y de sus miedos. Incluso cuando no es posible curar, siempre es posible cuidar, siempre es posible consolar, siempre es posible hacer sentir una cercanía que muestra interés por la persona antes que por su patología. Por eso espero que la formación profesional capacite a los agentes sanitarios para saber escuchar y relacionarse con el enfermo". Los centros de asistencia sanitaria, casas de misericordia El Papa recuera en su cuarto punto que esta “también es una ocasión propicia para centrar nuestra atención en los centros de asistencia sanitaria”, gracias a “la misericordia hacia los enfermos” que “ha llevado a la comunidad cristiana a abrir innumerables posadas del buen samaritano, para acoger y curar a enfermos de todo tipo, sobre todo a aquellos que no encontraban respuesta a sus necesidades sanitarias, debido a la pobreza o a la exclusión social, o por las dificultades a la hora de tratar ciertas patologías”. El Papa llama la atención sobre la población más vulnerable “los habitantes de las zonas más pobres del planeta, donde a veces hay que recorrer largas distancias para encontrar centros de asistencia sanitaria. Aún queda un largo camino por recorrer y en algunos países recibir un tratamiento adecuado sigue siendo un lujo. Lo demuestra, por ejemplo, la falta de disponibilidad de vacunas contra el virus del Covid-19 en los países más pobres; pero aún más la falta de tratamientos para patologías que requieren medicamentos mucho más sencillos”. A lo que agrega, “deseo reafirmar la importancia de las instituciones sanitarias católicas: son un tesoro precioso que hay que custodiar y sostener. ¡Cuántos fundadores de familias religiosas han sabido escuchar el grito de hermanos y hermanas que no disponían de acceso a los tratamientos sanitarios o que no estaban bien atendidos y se han entregado a su servicio! Aún hoy en día, incluso en los países más desarrollados, su presencia es una bendición”. La misericordia pastoral: presencia y cercanía Al reconocer las fortalezas que ha desarrollado la pastoral de la salud, a lo largo de estos 30 años, también advierte sobre la discriminación que padecen hoy los pobres y enfermos, se trata de la falta de atención espiritual. "No podemos dejar de ofrecerles la cercanía de Dios, su bendición, su Palabra, la celebración de los sacramentos y la propuesta de un camino de crecimiento y maduración en la fe" y agrega "quisiera recordar que la cercanía a los enfermos y su cuidado pastoral no sólo es tarea de algunos ministros específicamente dedicados a ello; visitar a los enfermos es una invitación que Cristo hace a todos sus discípulos". Al concluir su mensaje el obispo de Roma, puso bajo el amparo de Jesús y la Virgen María, a todos los enfermos y sus familias, para que encuentren sentido, consuelo y confianza. Así también, oró por los agentes sanitarios, para que llenos de Dios, ofrezcan a los pacientes, además de los cuidados adecuados, su cercanía fraterna. Mensaje de la Jornada Mundial del Enfermo 2022 [icon class='fa fa-download fa-2x'] AQUÍ[/icon]

Mié 3 Abr 2019

Papa Francisco propone estos dos consejos para vivir mejor la Cuaresma

Al finalizar su audiencia general del miércoles 3 de abril realizada en la Plaza de San Pedro del Vaticano, el Papa Francisco ofreció dos consejos concretos para vivir mejor esta Cuaresma. Ellos son: Acudir al sacramento de la reconciliación y practicar las obras de misericordia” “Dejémonos transformar por la misericordia del Padre, recibiendo en esta Cuaresma su perdón en el Sacramento de la Confesión. Así seremos servidores de la esperanza que es Jesucristo, muerto y resucitado por nosotros los hombres. Que el Espíritu Santo los llene con su fuerza y su alegría”, exclamó el Papa. Además, el Pontífice en su saludo animó a practicar las obras de misericordia y dijo que espera que “la Cuaresma que estamos viviendo favorezca el acercamiento a Dios”. La Cuaresma “es un tiempo valioso para redescubrir la importancia de la fe en la vida cotidiana, la cual, vivida a través del ejercicio de las obras de misericordia, reanima en nosotros el Amor del Padre y nos hace más conscientes de las necesidades de quien está necesitado”, afirmó el Papa. El pasado viernes 29 de marzo, el Santo Padre participó en la iniciativa “24 horas para el Señor” en la Basílica de San Pedro en donde, como ya es tradición, se confesó y después administró el Sacramento de la Reconciliación. Durante su predicación, el Pontífice destacó que en la Confesión vivimos un encuentro de salvación “nosotros, con nuestras miserias y nuestro pecado; el Señor, que nos conoce, nos ama y nos libera del mal”, por lo que animó a entrar en este encuentro, pidiendo la gracia de redescubrirlo. Además, el Papa señaló que es importante “recordar el perdón de Dios, recordar la ternura, volver a gustar la paz y la libertad que hemos experimentado. Porque este es el corazón de la confesión: no los pecados que decimos, sino el amor divino que recibimos y que siempre necesitamos”. Fuente: Agencia católica ACIPRENSA

Vie 6 Abr 2018

La misericordia de Dios transforma nuestros corazones

[icon class='fa fa-youtube fa-2x' link='']Ir a lista de reproducción[/icon] Tweets by cardenalruben

Jue 5 Abr 2018

Abramos las puertas del corazón y dejémonos reconciliar por Dios

Los discípulos tenían miedo y estaban con la puerta cerrada. Jesús se aparece e invita a superar el miedo. También nosotros tenemos muchos miedos y vivimos con las puertas cerradas. Se nos invita a abrir la puerta para salir y vivir el encuentro con Cristo crucificado y resucitado y así vivir la experiencia de pueblo de Dios y comunicar el perdón. Nos viene bien recordar la frase del Papa Francisco: "Colombia abre tu corazón de pueblo de Dios y déjate reconciliar". TAREAS: Abre las puertas a un vecino, comparte con él un café y conversa sobre Jesús, el resucitado. Abre las puertas de tu corazón a la reconciliación, vive la misericordia de Dios y haz una buena confesión. </div></p>

Vie 11 Ago 2017

Orar por la paz es misericordia y pedir por quienes construyen paz

Esta semana en la aplicación Oro por la Paz te presentamos la experiencia de líderes que defienden los derechos humanos y te ofrecemos algunas claves para construir paz. En los dos últimos años Colombia ha registrado un alto índice de amenazas y asesinatos a líderes defensores de derechos humanos. Muchos de ellos han denunciado que defender los derechos humanos en el país se ha convertido en un oficio de alto riesgo, pues muchas de las denuncias que realizan tienen que ver con las acciones que realizan grupos al margen de la ley en contra de las comunidades vulnerables del país. Este tema se podrá ver en el programa gente solidaria en el capítulo: Líderes defensores de derechos humanos. Descarga la aplicación Oro por la Paz Por su parte el padre Jorge Bustamante Mora, en un nuevo Encuentro con el Resucitado nos recuerda que la construcción de la paz es responsabilidad del hombre y la colaboración de Dios. Misericordia y fidelidad se encuentran, por ello es nuestra responsabilidad ser misericordiosos y ser fieles al mensaje del Señor. Esta semana queremos invitarte a que hagamos la oración al Espíritu Santo para pedirle que nos fortalezca e ilumine para ser artesanos de reconciliación y paz.

Jue 15 Jun 2017

Desarrollo humano integral

Por: Mons. Ismael Rueda Sierra - En agosto pasado, de 2016, en el contexto del Jubileo de la Misericordia, el papa Francisco estableció el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, con su propio Estatuto, reuniendo en él, cuatro Pontificios Consejos existentes que hasta ahora se ocupaban de los asuntos sociales y de solidaridad, a saber: el de Justicia y Paz, Cor Unum, Pastoral de los Migrantes e Itinerantes y el de Pastoral de los Agentes Sanitarios. En este nuevo Dicasterio, destaca la atención al fenómeno migratorio, al punto que esta Sección estará por un tiempo directamente bajo la guía del Santo Padre. De esta manera, sin duda, se da un gran paso en la misma concepción de la hasta ahora llamada pastoral social, que en términos generales se definía como “la evangelización de lo social” o de la “cuestión social”, para referirla directamente a su profundo contenido antropológico, como servicio al desarrollo o crecimiento humano integral de la persona, en atención a su dignidad original como imagen y semejanza de Dios e hijo. El pensamiento social de la Iglesia, obviamente, ha tenido como presupuesto e inspiración esta base antropológica al formular los principios en los que se fundamenta la Doctrina Social y su tarea de solidaridad con la persona humana; sin embargo, al hablar del servicio al desarrollo humano integral, se llama la atención sobre el cuidado de todo ser humano en cualquier situación o condición, mirando especialmente a aquellos que han quedado al margen de la sociedad, o en la periferia, o en una cultura del descarte, como suele indicarnos el Papa Francisco. Pero no hay duda que esta concepción tiene un referente muy importante en el Beato Paulo VI, con su célebre encíclica Populorum Progressio (1967), dedicada al desarrollo integral de “todo el hombre y de todos los hombres”, entendido éste como el paso “para cada uno y para todos, de condiciones de vida menos humanas, a condiciones más humanas” (21) y como “el nuevo nombre de la paz” (76-80). En efecto, el Santo Padre Francisco, en su Carta apostólica, mediante la cual instituye el Dicasterio en mención, indica que “en todo su ser y obrar, la Iglesia está llamada a promover el desarrollo integral del hombre a la luz del Evangelio”, desarrollo que se lleva a cabo con el cuidado de los bienes de la justicia, la paz y la protección de la creación. En modo particular estará a cargo de todo lo que se refiere a “las migraciones, los necesitados, los enfermos y los excluidos, los marginados y las víctimas de los conflictos armados y de las catástrofes naturales, los encarcelados, los desempleados y las víctimas de cualquier forma de esclavitud y de tortura” (Cfr. Carta Apostólica). Sin duda una gran tarea, de aplicación concreta a las necesidades personales y comunitarias de tantas personas y en su conjunto, de toda la humanidad. + Ismael Rueda Sierra Arzobispo de Bucaramanga

Mar 14 Feb 2017

Conoce las parábolas de Jesús acerca de la misericordia

El Departamento de Doctrina y Animación Bíblica de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) pone a disposición de todos los fieles el libro: "Jesús nos habla: 'Las parábolas de la misericordia'". [tabs class="horizontal"][tab title="PRESENTACIÓN" icon="Icon name 1"] Querido lector, usted hallará en estas páginas un trabajo en el cual hay elementos suficientes para "adentrarse" en el gran misterio de la misericordia de Dios. El tema son las parábolas de San Lucas, llamadas "de la Misericordia": la oveja y la dracma pérdidas y el Padre Misericordioso (Lc. 15, 1-32). [/tab][tab title="DETALLE" icon="icon name 2"] Autor(a):Departamento de Doctrina y Animación Bíblica Catálogo: Libro Idioma: Español Número de Páginas: 80 Editora: Kimpres S.A.S. Año de publicación:2016 Dimensiones: 14 * 21 [/tab][/tabs] Mayores informes: PBX: 437 55 40 Ext. 264 Celular: 3138808447 Correo electrónico: [email protected]

Vie 23 Dic 2016

En Navidad reconciliémonos con Dios y con nuestros hermanos

En Navidad los colombianos estamos llamados a reconciliarnos con Dios y con nuestros hermanos, así lo manifestó el cardenal Rubén Salazar Gómez. El purpurado afirmó que Navidad es el tiempo para que el niño de Belén llene nuestro corazón, lo transforme y lo vivifique. También recordó que Navidad es la fiesta del amor misericordioso de Dios con nosotros, porque nos transforma, nos hace sus hijos y nos reconcilia. En ese marco invitó para que dejemos de lado la invasión del comercio y la publicidad y que Navidad sea el tiempo de oración, reflexión y conversión. Finalmente animó para que en Navidad no sólo nos reconciliemos con Dios, sino que también seamos agentes de reconciliación.