Pasar al contenido principal

violencia

Mié 5 Oct 2022

Iglesia católica hará parte de la segunda Cumbre Humanitaria

La Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), a través de su Comisión de Conciliación Nacional (CCN), el Secretariado Nacional de Pastoral Social (SNPS) y el Delegado para las Relaciones Iglesia–Estado, monseñor Héctor Fabio Henao Gaviria, harán parte de la segunda Cumbre Humanitaria que se llevará a cabo el próximo viernes 07 de octubre en el Salón Rojo del Hotel Tequendama en Bogotá. Se trata de un espacio de encuentro y concertación social en el que participarán cerca de 200 líderes provenientes de 14 de los territorios más afectados por la violencia, en él darán a conocer al Gobierno Nacional y a los actores armados las acciones urgentes que se deben poner en marcha para conseguir el cese al fuego humanitario multilateral y alcanzar la paz, reiterando la necesidad de implementar una agenda humanitaria, como la presentada en el mes de julio del presente año durante la primera cumbre realizada también en la capital colombiana. En este espacio humanitario las voces protagonistas serán las de los líderes y lideresas de los procesos humanitarios de Antioquia, Arauca, Buenaventura, Caribe, Catatumbo, Caquetá, Cauca, Chocó, Córdoba, Guaviare, Magdalena Medio, Meta, Nariño, Putumayo- región Andino Amazónica, Sucumbíos y Piamonte. Este escenario de construcción de paz será acompañado también por los espacios y mesas de trabajo que convergen en un grupo conocido como la Coordinadora Humanitaria, así como otros procesos territoriales locales. Al tiempo, estarán presentes el expresidente Ernesto Samper, los senadores Iván Cepeda y Ariel Ávila, la Corporación Vivamos Humanos, la Bancada de Paz, la Alta consejería para la Paz de Bogotá, la Oficina del Alto Comisionado para La Paz, organismos internacionales y delegados del Gobierno Nacional. El acompañamiento que realiza en esta Cumbre Humanitaria, la Comisión de Conciliación Nacional se da bajo el interés de poder desde la Iglesia Católica buscar salidas políticas y negociadas al conflicto armado, propio de su misión, priorizando el alivio humanitario de las comunidades presentes en estos territorios.

Vie 30 Sep 2022

Reconstruirnos desde el afecto

Por: Mons. Darío de Jesús Monsalve Mejía -Nuestra sociedad colombiana vive el descalabro del creciente desafecto y de los extremismos desaforados. Nos hiere infinitamente la crueldad de asesinatos hechos con sevicia. También la inseguridad que generan los atracos y atropellos, la violencia sexual y de género, así como la expansión del dinero ilícito y del daño a seres humanos y al medio ambiente. El momento que vivimos como sociedad ha puesto más al desnudo la agresividad y los miedos que nos hacen aún más violentos. ¡Horroriza! Y preocupa hondamente que los necesarios cambios y las resistencias a los mismos, si no las frustraciones de muchos que los requieren, sumen al desafecto, ya tan grave. Es cierto que las soluciones exigen reformas sociales, ambientales y estructurales, que no dan espera. Pero lo es también que éstas requieren un equilibrio entre prioridades humanas y prisas de quienes, desde los diferentes lados de los poderes del sistema imperante, deberán propiciarlas. No basta con que, de abajo hacia arriba, desde los territorios, las gentes sean protagonistas de estos cambios; sino que, desde arriba hacia abajo y desde las instituciones mediadoras de la sociedad, se generen voluntades y acuerdos prácticos para lograrlos. Un signo muy esperanzador es, en medio de esta crisis y al inicio de un cuatrienio político, la expresión espontánea de voluntades, desde los actores armados reconocibles en la escena nacional, para un cese multilateral del fuego, con la participación en conversaciones y en diálogos que transformen el recurso a las armas en reintegración a la civilidad y a la legalidad. Este gesto y el del Gobierno que se acaba de iniciar, en relación con nuevos enfoques y la cooperación de la fuerza pública a la convivencia pacífica y civilizada, pueden generar una columna de apoyo a esta reconstrucción nacional desde el afecto social concreto. Para nuestro horizonte cristiano y pastoral, es apremiante multiplicar esfuerzos por la vinculación de esposos, parejas de hecho y cabezas de hogar, a esta “cultura del afecto interhumano”. Y se hace imperativo, con ellos y con los educadores, promocionar el acercamiento de adolescentes y jóvenes a procesos de voluntariado social, de noviazgo y proyectos de amor abiertos a la unión estable y al amor exclusivo y fecundo. Refundar el afecto de parejas con vocación a la familia, a hacerse células y moléculas de esta cultura de afecto y de amor, es parte de esa ecología humana sostenible, con futuro para el tejido familiar y social. Apoyar la constitución de alianzas de amor y la conformación de hogares y familia, debería estar al centro de las políticas de estado, de empresa y de sociedad, que no como una mera generación espontánea. El afecto y la vivencia a fondo de la propia intimidad, como camino de las personas hacia el tú, el otro y el nosotros, debe importar e interesarnos a todos. De la salud afectiva de los hombres y mujeres de Colombia, dependerá, en gran medida, que los cambios legítimos se hagan efectivos. Dios es Amor, proclama la fe en Cristo, Enviado por el Padre Dios. Que el Espíritu de este Amor, en el que la unidad del Dios Único se hace unidad inseparable con el mundo y misterio de encarnación, de cruz y resurrección, sea invocado y acogido en la multitud de los corazones y en la formación espiritual de las consciencias. Este mes del Santo Rosario y del amor por La Virgen María, consolide con el “rezar juntos” bajo cada techo, el “caminar juntos” como Iglesia y sociedad. La sensibilidad de todos, las emociones y los sentimientos, más que las razones y los argumentos, encuentren nuevos cauces para expresarnos, que no sean los de la dureza, la ofensa, la violencia y las armas. + Darío de Jesús Monsalve Mejía Arzobispo de Cali

Jue 29 Sep 2022

Arzobispo de Bogotá rechaza actos vandálicos contra la Catedral Primada y otros templos en Bogotá

El Arzobispo de Bogotá y presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, Luis José Rueda Aparicio, se pronunció a través de un comunicado ante los actos vandálicos cometidos el día de ayer miércoles 28 de septiembre, contra la Catedral Primada de Colombia y otros templos emblemáticos y culturales ubicados en Bogotá, allí manifiesta su dolor y preocupación por estos hechos que se dieron en medio de las manifestaciones. “Rechazamos toda forma de violencia en los actos y en las palabras, exigimos respeto civil por parte de los promotores y participantes en las marchas y protestas, solicitamos a las autoridades que garanticen la vida, honra y bienes de la ciudadanía”. El prelado asegura que si bien se debe respetar el derecho a la protesta pacífica, con “el firme compromiso de fortalecer la cultura democrática”, promulgada según la Sentencia STC 7641 de 2020, por la Corte Suprema de Justicia, esta debe hacerse “siempre por los caminos racionales y humanos”. “Si queremos un verdadero desarrollo humano integral para todos en Colombia, debemos privilegiar el diálogo social y las vías establecidas en las normas constitucionales. Recurrir a las vías de hecho es, en todo caso, un acto que deshumaniza y destruye el tejido social porque obstaculiza la paz y la sana convivencia”. Finalmente, el arzobispo advirtió que en ningún momento la Iglesia responderá a estos actos vandálicos con violencia. “Como discípulos misioneros de Jesucristo estamos dispuestos siempre a construir una cultura del encuentro, que supera el odio, la venganza y la violencia en todas sus formas”. Contexto Los hechos se dieron este miércoles 28 de septiembre, en medio de la jornada de protestas a favor del aborto, en la que varias personas salieron a manifestarse en el marco del Día de la Acción Global por un Aborto Legal y Seguro, allí un grupo de mujeres integrantes de diferentes colectivos feministas intentaron prender fuego a la puerta de la Catedral y pintaron la fachada con grafitis. Cabe recordar que el 21 de febrero de este año la Corte Constitucional fijo el tiempo límite para la interrupción voluntaria del embarazo a la semana número 24. No obstante, hay una demanda en contra de esta decisión que podría modificar esta determinación. Ataques anteriores contra la Catedral Primada Encapuchadas entran a la Catedral - El 20 de marzo de este año, un grupo de personas encapuchadas interrumpió una misa en la Catedral Primada, en el centro de Bogotá. En video quedó registrado el momento en que varias mujeres, que ocultaban sus rostros bajo capuchas, se mueven dentro del recinto religioso en el que se celebraba una Eucaristía. Luego se subieron a las bancas y empezaron a gritar arengas que leían de hojas de papel. Inicialmente, una persona trata de disuadirles, pero ellas se mantienen en su acción. En un momento, dos mujeres los empujan; pero, nuevamente, continuaron con su discurso. A través de Twitter, una persona identificada como 'Simona' atribuyó el hecho a un grupo denominado R.A.R. y aseguró que se trataba de un performance. Al parecer, se trataría de la misma persona que, en mayo de 2021, posó frente a la sede de revista Semana, cuya fuente fue teñida de color rojo.

Mar 13 Sep 2022

Obispo de Vélez rechaza asesinato de la familia Díaz Pineda

Tras el asesinato de una familia en el municipio de Landázuri, Santander, el obispo de Vélez, Marco Antonio Merchán Ladino, a través de un comunicado lamentó los hechos y se solidarizó con familiares de las víctimas. “Rechazamos todo tipo de violencia en contra de la vida humana y de la familia (...) Manifestamos nuestro dolor, solidaridad y acompañamiento a la familia Díaz Pineda y demás víctimas de estos hechos”. En su mensaje advirtió que no es posible que, la codicia, el egoísmo y el odio lleven al detrimento de la dignidad humana, por lo que rechazó todo tipo de violencia y pidió se respete la vida de toda persona. “Como Iglesia hacemos un llamado a rechazar todo tipo de violencia, proclamando el valor de la vida humana por encima de intereses egoístas y materiales”. Hizo un llamado a los organismos gubernamentales y de control a nivel municipal, departamental y nacional para “que hagan una presencia real y operante de modo que se brinden las garantías necesarias para la paz y la convivencia de la región”. Finalmente, aseguró que como Iglesia seguirán haciendo presencia en estos territorios para acompañar a las comunidades y convocaron a la comunidad parroquial de la diócesis para que se intensifique la oración pidiendo por la paz y la defensa de la vida. Como gesto de solidaridad con la comunidad y pidiendo por el eterno descanso de los fallecidos, el día viernes 16 de septiembre a las 10:30 a.m., monseñor Marco Antonio Merchán Ladino, presidirá una eucaristía en el caserío Plan de Armas, cerca del lugar de los acontecimientos y que hace parte de la Parroquia San Juan María Vianney de Miralindo, zona rural del municipio Landázuri. Contexto Según las versiones, cinco personas ingresaron a la vivienda del profesor Álvaro Díaz Pineda, ubicada en la vereda Buenos Aires, zona rural del municipio, en el sector conocido como Miralindo, allí lo atacaron a él, a su esposa Luiden Acuña Pérez, a su hija Karen Julieth Díaz Acuña (13 años) y a su hijo Juan Sebastián Díaz Acuña. DESCARGAR COMUNICADO

Vie 26 Ago 2022

Obispo rechaza asesinato de tres personas en la ciudad de Buga

Tras enterarse del homicidio de tres personas ocurridas en la noche del 24 de agosto, el obispo de Buga, José Roberto Ospina Leongómez, expresó su rechazo y dolor frente a estos hechos. “No puede seguir esta ola de masacres y de muertes que no tienen sentido y que por otra parte enlútese no solo a las familias, sino enlútese a una sociedad digna, respetuosa y grande como lo es Buga o Tuluá”. El prelado hizo una reflexión sobre al valor de la vida y dijo que nadie tiene el derecho de apropiarse de la vida de los demás. “La vida es sagrada y si nosotros mismos no aprendemos a respetarla. ¿Cuál es el futuro de nuestras familias y de nuestra sociedad?”. Imploró el perdón y la misericordia de Dios sobre las personas que cometieron estos asesinatos y de quienes siguen atacando a la población civil. Así también, pidió oración por este pueblo Vallecaucano que sigue sufriendo las inclemencias de la violencia.

Mié 24 Ago 2022

Todos son iguales

Momentos muy difíciles está viviendo la Iglesia en Nicaragua. Y no solo la Iglesia, la prensa, las organizaciones no gubernamentales, la oposición política y todo aquel que no esté de acuerdo con el gobierno despótico de la pareja Ortega - Murillo. Cualquiera que levante la voz reclamando libertad, democracia, respeto por los derechos humanos, honestidad en el gobierno, es declarado enemigo del Estado. Y eso se paga con cárcel, destierro, tortura, atropellos de todo tipo. Este dúo que ejerce el poder en Nicaragua ha entrado en esa etapa de los tiranos en que la paranoia se apodera de ellos y ven enemigos por todas partes, tratando a todos como si en realidad lo fueran. La Iglesia, como pocas otras instituciones en Centroamérica, ha sido la vocera desde hace ya varias décadas de los que no tienen voz, de los pobres, de los marginados. Y esta labor profética ha costado la vida de muchos de sus miembros. La Iglesia en Nicaragua está ahora sumando dolor y sangre a esta misión tan difícil, pero tan necesaria. De lo contrario los países centroamericanos pasarían a ser parte de las naciones olvidadas de la humanidad, aunque sus poblaciones sufran toda clase de atropellos y violaciones a sus derechos. Por otra parte, cada vez se suman más voces de solidaridad con la Iglesia en Nicaragua. El Santo Padre ha llamado al diálogo y numerosas conferencias episcopales han expresado todo su apoyo a los obispos, a los sacerdotes y al pueblo nicaragüense. No falta quienes piden que el Papa o las iglesias de otras latitudes se manifiesten duramente contra el régimen totalitario, que lo condenen y lo bloqueen a nivel internacional. Aunque todo esto suena lógico, nunca hay que perder de vista que a quienes tiene a mano la dictadura no son ni al papa ni a los obispos de otros países, sino a los de Nicaragua y a los católicos de allí, sobre los cuales descargarían, como ya lo están haciendo, la furia de los dictadores. Todos los dictadores son iguales y entre más tiempo están en el poder suelen convertirse en seres más sanguinarios y crueles. La Iglesia siempre llamará a que las partes se reconcilien; a que la libertad sea protegida, incluso la libertad religiosa de todos; a que la democracia se conserve, pues la ve como un sistema de gobierno, si no perfecto, el que más ofrece posibilidades de realización de la justicia y la paz. La Iglesia, que ha conocido como pocos el terror de los dictadores y de las dictaduras, sabe que hay caminos para llevarlas a su fin, sin necesidad de acudir a la violencia ni a nada semejante. Con toda seguridad, desde el Vaticano, desde las iglesias de diferentes partes del mundo, se están haciendo gestiones para que Nicaragua pueda tener una luz de esperanza en medio de un momento histórico oscuro y complejo. Puede que la dictadura no caiga mañana, pero de todos modos caerá, como lo enseña la historia. P. D.: No ayudan a esta liberación de Nicaragua el silencio y la ausencia del canciller de Colombia en la sesión de la OEA que, por absoluta mayoría, lanzó una condena contra el régimen sandinista. ¡Estaba en Cuba! Fuente: Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones de Bogotá

Lun 22 Ago 2022

ACN: “La mayor tragedia es la indiferencia de tantos ante la persecución religiosa”

Esto fue lo expresado por Thomas Heine-Geldern, presidente ejecutivo de Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN), organización católica que apoya a los cristianos perseguidos y necesitados en más de 140 países, al celebrarse este lunes 22 de agosto, el Día Internacional de Conmemoración de las Víctimas de Actos de Violencia basados en la Religión o las Creencias. “No es necesario morir asesinado para ser una víctima, basta con que se restrinjan tus libertades básicas”. En la actualidad, “los cristianos de Malí, Níger, Nigeria y Burkina Faso —por nombrar solo unos pocos— viven prácticamente en guetos y los que han quedado en sus aldeas practican su fe en la clandestinidad” advirtió el ejecutivo. El directivo de ACN instó a “recordar no solo a los que perdieron la vida, sino también a todos los que son víctimas de discriminación y sufren las consecuencias inmediatas de la violencia, así como a los desplazados, a los que quedan traumatizados y a todos los secuestrados, incluidos aquellos cuyo paradero se desconoce hasta hoy”. Al recordar los nombres de los dos sacerdotes de Burkina Faso, y otros dos en Nigeria, que permanecen desaparecidos, así también, de diez religiosos en China, algunos de los cuales no se tiene conocimiento desde hace meses o incluso años, pidió no olvidarlos. Finalmente, aseguró que desde la Fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada se insiste constantemente en la "vital importancia del diálogo interreligioso para contrarrestar el fundamentalismo religioso". Igualmente, pidió a los líderes religiosos, a los políticos y a los medios de comunicación que "desempeñen un papel crucial en la construcción de comunidades centradas en la paz y la justicia. También pedimos a las organizaciones e instituciones internacionales que contribuyan a garantizar el derecho a la libertad religiosa”. DESCARGAR COMUNICADO ¿QUIÉN ES ACN? ACN Ayuda a la Iglesia que Sufre también conocida como Aid to the Church in Need, es una fundación del Vaticano, promovida por el Papa Pío XII y fundada en 1947 con el principal objetivo de secar las lágrimas de Dios en la Tierra donde quiera que Él llore. Su misión consiste en proporcionar ayuda a los países en donde la Iglesia se encuentra en dificultades o situaciones de emergencia, ya sea por persecución religiosa, guerras, desastres naturales o pobreza extrema; ayudar al sustento y formación de sacerdotes y religiosas en el mundo entero; construir Iglesias en los lugares donde más necesitan de la Palabra de Dios y facilitar medios de transporte para la Evangelización. Antecedentes de esta conmemoración Con la designación del Día Internacional para Conmemorar a las Víctimas de Actos de Violencia basados en Religión o Creencia, la Asamblea General reconocía, en su resolución A/73/L.85 de 2019, la importancia de brindar a las víctimas y familiares de este tipo de actos de violencia con el apoyo y la asistencia adecuados de acuerdo con la ley aplicable. La Asamblea deploró enérgicamente todos los actos de violencia contra las personas por su religión o creencia, así como los actos dirigidos contra sus hogares, negocios, propiedades, escuelas, centros culturales o lugares de culto, así como todos los ataques que violan el derecho internacional en y contra lugares religiosos, sitios y santuarios. En una resolución anterior, 72/165, donde proclamaba el Día Internacional de Conmemoración y Homenaje a las Víctimas del Terrorismo, también reconocía que trabajar juntos para mejorar la implementación de los regímenes legales existentes que protegen a las personas contra la discriminación y los delitos de odio, aumentando los esfuerzos interreligiosos, interclericales e interculturales y la expansión de la educación en derechos humanos, son los primeros pasos para combatir los incidentes de intolerancia, discriminación y violencia contra individuos sobre la base de una religión o una creencia. Al proclamar un día internacional para conmemorar a las víctimas de actos de violencia basados en la religión o las creencias, la Asamblea General recordó que los Estados tienen la responsabilidad primordial de promover y proteger los derechos humanos, incluidos aquellos pertenecientes a las minorías religiosas y su derecho a ejercer su religión o creencia libremente.

Jue 18 Ago 2022

Obispo de Inírida rechaza asesinato del joven Diego Armando González

Tras conocerse el asesinato del joven Diego Armando González, a manos de sicarios, monseñor Joselito Carreño Quiñones, obispo del Vicariato Apostólico de Inírida, expresa su total repudio por este acto violento que enluta hoy a una familia. A través de un mensaje a los medios de comunicación, el prelado prende las alarmas por la inseguridad que se está presentando en el Departamento de Guainía y recuerda a todos los ciudadanos el mandato divino de “No matarás” A los familiares de la víctima les expresa su saludo de condolencia y extiende una oración por el eterno descanso del alma de Diego Armando. Hace un llamado a las autoridades competentes para que hagan más presencia en este Departamento tan golpeado por la violencia y se realicen las investigaciones pertinentes a la violación de los derechos a la vida, ocurridos en esta ciudad capital de Inírida. “no podemos permitir que el terror se instale poco a poco en el territorio, es necesario establecer responsabilidades pertinentes a quienes ejecutan estos actos de violencia y emitir un informe especial sobre ésta situación”, declara el prelado. Monseñor Carreño señala que lo ocurrido con el asesinato del joven Diego Armando, evidencia la crisis social que está afectando el buen vivir de la ciudadanía iniridense, por lo que exhorta a quienes están alterando la tranquilidad y el bienestar de los ciudadanos a una conversión y al cese de cualquier acto violento. “Condenamos éste hecho cobarde, e invitamos a las autoridades a continuar con la defensa de nuestro departamento y de nuestra ciudad. ‘Que la verdad se sepa’", concluye el mensaje. DESCARGAR COMUNICADO AQUÍ