Limpiemos nuestras faltas y pecados en Adviento

La Palabra de Dios nos invita hoy a preparar la venida del Señor removiendo los obstáculos de nuestras faltas y pecados, y avanzando en nuestra fidelidad a Él; así llegaremos a gozar de la vida plena que Él nos ofrece.

Lecturas

Primera Lectura: Baruc5,1-9
Salmo de respuesta: 126(125),1-2ab.2cd-3.4-5.6
Segunda Lectura: Filipenses 1,4-6.8-11
Evangelio: Lucas 3,1-6


  CONTEXTO BÍBLICO

En este segundo domingo de Adviento la Palabra de Dios nos invita a preparar la venida de Cristo por medio de un trabajo continuo de conversión, Juan el Bautista es el enviado de Dios para hacernos este llamamiento: es necesario que el Mesías pueda venir hasta nosotros sin ningún obstáculo. El Bautista utiliza la imagen de los que abren un camino para poder transitar y llegar al lugar deseado. Si queremos que llegue a nuestra vida el Enviado de Dios, tenemos que eliminar los cerros del orgullo, del egoísmo, de la autosuficiencia y debemos rellenar las hondonadas de nuestra pereza, de nuestros vicios y de nuestra cobardía. La llegada del Señor a nuestra vida, gracias a la calzada que le hemos preparado, es al mismo tiempo la salida gozosa de nuestro oscuro cautiverio hacia la libertad. Nos sentimos felices, como dice el estribillo del salmo, "Señor, tú cambias nuestro llanto en alegría". Así, la celebración de la Navidad será el encuentro jubiloso del hombre redimido con el Dios encarnado. Lo importante es que nos mantengamos puros y así Cristo nos encontrará irreprochables en su próxima y en su última visita.

Librería

Accede el contenido completo del Plan Nacional de Predicación y las Moniciones y Oración Universal o de los Fieles en la Librería del episcopado colombiano.


ImagenAshley Jonathan Clements / CC BY-NC-ND 2.5

Posted by Editor