Pasar al contenido principal

pandemia

Vie 12 Ago 2022

Noticiero Arquidiocesano de Medellín

Ofrecemos el noticiero de la Arquidiócesis de Medellín que en esta semana nos trae los siguientes temas de interés: Actividad programada por la arquidiócesis en el mes de la Catequesis; Campaña del Diezmo 2022; seminario reflexivo de la delegación para la educación religiosa escolar; y por último su sección rutas del arzobispo, que presenta la agenda pastoral de monseñor Ricardo Tobón Restrepo. Santiago Caro, coordinador para la catequesis, extiende una invitación especial a los catequistas para que se unan a un proceso de formación cristiana, con el lema "Jesucristo te ama y nunca te abandona". Nancy Adriana Patiño, asesora para la Educación Religiosa Escolar, comparte la invitación a profesores de educación religiosa escolar, líderes y encargados de la pastoral educativa, para que participen del seminario que abordará el tema de los retos y desafíos en la educación religiosa, teniendo presente el tiempo de pospandemia.

Jue 4 Ago 2022

Boletín "Notas de Actualidad Litúrgica" No. 81

El Departamento de Liturgia del Secretariado Permanente del Episcopado Colombiano (SPEC), presenta el Boletín: "Notas de ACTUALIDAD LITÚRGICA" No. 81, que busca informar y formar acerca de diferentes aspectos y realidades de la liturgia. Esta edición que titula: “La Asamblea litúrgica: la mesa de la Palabra y la mesa de la Eucaristía”, entrega en esta ocasión tres de las ponencias del Encuentro Nacional de Liturgia, que se realizó en Bogotá del 24 al 26 de mayo de 2022. Las riquezas de estas exposiciones fueron ofrecidas por peritos en teología litúrgica. Son ellos: “Ars Celebrandi, presupuestos para su praxis en Colombia", por el Dr. padre Ferney Alonso Castañeda; la segunda, “Historia de Salvación y Liturgia, por el Dr. padre Gabriel Jaime Molina; la tercera, “La celebración de la Palabra de Dios: Una historia hecha liturgia”, por el Mag. padre Gabriel Jaime Gómez. Así también, presenta las conclusiones del taller en el que se analizó el Status quæstionis de la celebración litúrgica en las iglesias locales de Colombia, después de la pandemia. Información que conlleva a grandes retos y desafíos para la Iglesia Católica en materia litúrgica. Descargar boletín "Notas de ACTUALIDAD LITÚRGICA" No. 81 LEER ANTERIORES BOLETINES: Lea también: Boletín "Notas de ACTUALIDAD LITÚRGICA" No. 71 Lea también: Boletín "Notas de ACTUALIDAD LITÚRGICA" No. 72 Lea también: Boletín "Notas de ACTUALIDAD LITÚRGICA" No. 73 Lea también: Boletín "Notas de ACTUALIDAD LITÚRGICA" No. 74 Lea también Boletín "Notas de ACTUALIDAD LITÚRGICA No. 75 Lea también: Boletín "Notas de ACTUALIDAD LITÚRGICA" No. 76 Lea también: Boletín "Notas de ACTUALIDAD LITÚRGICA" No. 77 Lea también: Boletín "Notas de ACTUALIDAD LITÚRGICA" No. 78 Lea también: Boletín "Notas de ACTUALIDAD LITÚRGICA" No. 79 Lea también: Boletín "Notas de ACTUALIDAD LITÚRGICA" No. 80

Vie 22 Jul 2022

Evangelizar en la gran ciudad

Aparentemente, el conglomerado de millones de personas que están en las grandes ciudades como Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga, Barranquilla y otras, haría más funcional el reunirlas para ser evangelizadas. Sin embargo, en la práctica las cosas no están siendo de esa manera y se ve con preocupación lo difícil que es congregar para anunciar el Evangelio. Queda aún la capacidad de congregar de las celebraciones eucarísticas, pero también esta asamblea está comenzando a ver las dificultades de que la gente de la ciudad llegue a los templos. Hoy en día, hay parroquias, quizás en los barrios más populares, donde los sacerdotes están viendo con desazón la dificultad o el desgano de la gente para ir a su iglesia parroquial. Hay varias causas para que el reunir a las personas para evangelizarlas se haya vuelto complejo en las grandes ciudades. La primera, quizás un enfriamiento religioso generalizado, reforzado por los efectos disgregadores de la pandemia del COVID-19. En segundo lugar, la dificultad tan grande que tienen las grandes ciudades colombianas en temas de movilidad y que hace que las personas, en su gran mayoría, tengan que madrugar absurdamente y que lleguen muy tarde a sus hogares. En esas circunstancias nadie está pensando ni en misa ni en grupo pastoral ni en nada espiritual. Esto pone también en la mesa de discusión los horarios tradicionales en los cuales funcionan las parroquias, tanto a nivel de atención al público como de las celebraciones sacramentales. También es necesario reconocer que en muchos campos la labor evangelizadora no está siendo atractiva y quizás la gran desbandada de la juventud respecto a la Iglesia sea el signo más claro y más preocupante. Las iglesias locales, arquidiócesis y diócesis, tienen en frente un reto muy grande para idear una o varias formas efectivas de congregar a los fieles. No es un tema de contenidos, pues por fortuna en la Iglesia está muy claro el mensaje de Jesús para ser transmitido. Es un problema de orden práctico. No se resuelve con la virtualidad, la cual es una herramienta más para ciertas tareas, pero la Iglesia es asamblea, congregación, encuentro. ¿Acaso habrá que redescubrir las pequeñas comunidades que dieron origen a la tarea evangelizadora en cabeza de los apóstoles? Quizás hay que volver a enviar a los discípulos de dos en dos. Sin duda, se hace necesario empoderar más y más a los laicos y asignarles lugares y comunidades a las cuales ellos pertenecen –familias, conjuntos residenciales, empresas, universidades- para que allí mismo se generen oportunidades de anunciar el Evangelio en el sitio y no en otros lugares inalcanzables. En fin, el reto tiene mucho que ver con la creatividad y requiere decisión y voluntad pastoral. Esta situación compleja de las ciudades y su respuesta al llamado de los evangelizadores, de no atenderse orgánicamente, podría tener otro efecto, además de la descristianización ya tan visible. Podría debilitar la vida vocacional de los obispos, los sacerdotes, los diáconos y también las religiosas. Podrían llegar sentirse ociosos, sin ocupación constante y provechosa para la gente y para ellos mismos. Cualquier ser humano se frustra si sus propuestas misionales no son acogidas por un número importante de personas. Ciertamente no es una situación generalizada, pero hay signos preocupantes. Será importante aprovechar las brasas aún encendidas del Evangelio en muchas personas, comunidades, instituciones de las grandes ciudades, para avivarlas y desde allí hacer reverdecer la fe y también la vida de la Iglesia. Fuente: Comunicaciones Arquidiócesis de Bogotá - El Catolicismo

Lun 4 Jul 2022

29 DE JUNIO: Campaña de la colecta del Óbolo San Pedro

La invitación de la Iglesia Católica en Colombia es a unirse a la campaña de la Colecta del Óbolo de San Pedro, que en el país se llevará a cabo el miércoles 29 de junio, en el contexto de la Solemnidad de San Pedro y San Pablo y se extenderá hasta el 03 de julio de 2022. El Óbolo de San Pedro, también conocida como la Jornada mundial de la caridad del Papa, es una campaña de oración y de ayuda económica que los fieles ofrecen al Santo Padre, para el apoyo de las obras que él lidera en beneficio de la Iglesia universal, dirigidas especialmente a los más necesitados. El Papa, como Pastor de toda la Iglesia, se preocupa también por las necesidades en todos los continentes, por ello con estos donativos se extiende para la ayuda a diócesis pobres que existen en el mundo, a los institutos religiosos y a los fieles en dificultad (pobres, niños, ancianos, marginados, víctimas de la guerra, prófugos y emigrantes), se resalta de manera especial la asistencia ofrecida durante el tiempo de pandemia. Asimismo, parte de este dinero se dirige a la colaboración humanitaria cuando suceden desastres naturales o también para favorecer la educación católica en lugares que no cuentan con los recursos suficientes para tal fin. La colecta, promovida en Colombia por la Nunciatura Apostólica con el Apoyo de la Conferencia Episcopal, tiene como lema: "Oremos por el papa Francisco y apoyemos sus obras de caridad en el mundo". Oración por el Papa Francisco y la Iglesia Este día 29 de junio, es también una fecha muy importante, porque se pide tener presente al Santo Padre Francisco en nuestras oraciones, y en ellas pedir por su salud, su persona, sus intenciones, y también para que tenga un oído y corazón atento al deseo de Dios para su Iglesia. Con esta plegaria, estamos también invitados a poner en oración a toda la Iglesia, para que pueda caminar como un solo cuerpo en la dirección en la que el Espíritu la vaya guiando. Esta será la mayor muestra de afecto pero también de comunión eclesial como bautizados, en torno a la figura del Papa, vicario de Cristo en la tierra. Él ora por nosotros… ¡Recemos por el papa Francisco! Canales de recaudo en la campaña: * Las parroquias: Entregar las donaciones en el templo parroquial a partir de este 24 de junio o días antes en el despacho parroquial. * Consignación bancaria: Cuenta de ahorros Davivienda 014542872, a nombre de la Nunciatura Apostólica. Para generar contenidos sobre la campaña en las redes sociales, el episcopado invita a utilizar los hashtags #ÓbolodeSanPedro #AyudemosalPapa#DonaConAlegría "Todos juntos somos una gran fuerza de apoyo para quienes han perdido la patria, la familia, el trabajo y la dignidad", que esta frase del papa Francisco nos anime a ser solidarios ayudando con una ofrenda generosa. ¡Ayúdanos a ayudar! ¿Cómo surge la colecta? Desde la primitiva comunidad cristiana, existen testimonios de la solicitud fraterna de unos por otros a través de la ayuda espiritual y material, particularmente a los más pobres. (cf. Hch 4,34; 11,29). Esto corresponde a la tradición que tiene origen en el Evangelio (cf. Lc 10,7; 30-35) y a las enseñanzas de los Apóstoles (cf. 1 Co 9, 11-12). Posteriormente, la colecta del Óbolo se fue consolidando cuando los anglosajones, tras su conversión, a finales del siglo VIII, se sintieron tan unidos al Obispo de Roma que decidieron enviar de manera estable una contribución anual al Santo Padre. Así nació el “Denarius Sancti Petri” (Limosna al San Pedro), que pronto se difundió por los países europeos. Desde esa época hasta 1534, fue una contribución aportada por Inglaterra para la Santa Sede, pero bajo el Pontificado del Papa Pío IX, en la Encíclica “Saepe Venerabilis” (5 de agosto de 1871), se amplía su sentido y queda estipulado que es una contribución voluntaria de los fieles católicos del mundo al Papa. “La Iglesia nunca puede sentirse dispensada del ejercicio de la caridad como actividad organizada de los creyentes y, por otro lado, nunca habrá situaciones en las que no haga falta la caridad de cada cristiano individualmente, porque el hombre, más allá de la justicia, tiene y tendrá siempre necesidad de amor” (Deus Caritas Est n. 29).

Sáb 11 Jun 2022

29 DE JUNIO: Campaña de la colecta del Óbolo San Pedro

La invitación de la Iglesia Católica en Colombia es a unirse a la campaña de la Colecta del Óbolo de San Pedro, que en el país se llevará a cabo el miércoles 29 de junio, en el contexto de la Solemnidad de San Pedro y San Pablo y se extenderá hasta el 03 de julio de 2022. El Óbolo de San Pedro, también conocida como la Jornada mundial de la caridad del Papa, es una campaña de oración y de ayuda económica que los fieles ofrecen al Santo Padre, para el apoyo de las obras que él lidera en beneficio de la Iglesia universal, dirigidas especialmente a los más necesitados. El Papa, como Pastor de toda la Iglesia, se preocupa también por las necesidades en todos los continentes, por ello con estos donativos se extiende para la ayuda a diócesis pobres que existen en el mundo, a los institutos religiosos y a los fieles en dificultad (pobres, niños, ancianos, marginados, víctimas de la guerra, prófugos y emigrantes), se resalta de manera especial la asistencia ofrecida durante el tiempo de pandemia. Asimismo, parte de este dinero se dirige a la colaboración humanitaria cuando suceden desastres naturales o también para favorecer la educación católica en lugares que no cuentan con los recursos suficientes para tal fin. La colecta, promovida en Colombia por la Nunciatura Apostólica con el Apoyo de la Conferencia Episcopal, tiene como lema: "Oremos por el papa Francisco y apoyemos sus obras de caridad en el mundo". Oración por el Papa Francisco y la Iglesia Este día 29 de junio, es también una fecha muy importante, porque se pide tener presente al Santo Padre Francisco en nuestras oraciones, y en ellas pedir por su salud, su persona, sus intenciones, y también para que tenga un oído y corazón atento al deseo de Dios para su Iglesia. Con esta plegaria, estamos también invitados a poner en oración a toda la Iglesia, para que pueda caminar como un solo cuerpo en la dirección en la que el Espíritu la vaya guiando. Esta será la mayor muestra de afecto pero también de comunión eclesial como bautizados, en torno a la figura del Papa, vicario de Cristo en la tierra. Él ora por nosotros… ¡Recemos por el papa Francisco! Canales de recaudo en la campaña: * Las parroquias: Entregar las donaciones en el templo parroquial a partir de este 24 de junio o días antes en el despacho parroquial. * Consignación bancaria: Cuenta de ahorros Davivienda 014542872, a nombre de la Nunciatura Apostólica. Para generar contenidos sobre la campaña en las redes sociales, el episcopado invita a utilizar los hashtags #ÓbolodeSanPedro #AyudemosalPapa#DonaConAlegría "Todos juntos somos una gran fuerza de apoyo para quienes han perdido la patria, la familia, el trabajo y la dignidad", que esta frase del papa Francisco nos anime a ser solidarios ayudando con una ofrenda generosa. ¡Ayúdanos a ayudar! ¿Cómo surge la colecta? Desde la primitiva comunidad cristiana, existen testimonios de la solicitud fraterna de unos por otros a través de la ayuda espiritual y material, particularmente a los más pobres. (cf. Hch 4,34; 11,29). Esto corresponde a la tradición que tiene origen en el Evangelio (cf. Lc 10,7; 30-35) y a las enseñanzas de los Apóstoles (cf. 1 Co 9, 11-12). Posteriormente, la colecta del Óbolo se fue consolidando cuando los anglosajones, tras su conversión, a finales del siglo VIII, se sintieron tan unidos al Obispo de Roma que decidieron enviar de manera estable una contribución anual al Santo Padre. Así nació el “Denarius Sancti Petri” (Limosna al San Pedro), que pronto se difundió por los países europeos. Desde esa época hasta 1534, fue una contribución aportada por Inglaterra para la Santa Sede, pero bajo el Pontificado del Papa Pío IX, en la Encíclica “Saepe Venerabilis” (5 de agosto de 1871), se amplía su sentido y queda estipulado que es una contribución voluntaria de los fieles católicos del mundo al Papa. “La Iglesia nunca puede sentirse dispensada del ejercicio de la caridad como actividad organizada de los creyentes y, por otro lado, nunca habrá situaciones en las que no haga falta la caridad de cada cristiano individualmente, porque el hombre, más allá de la justicia, tiene y tendrá siempre necesidad de amor” (Deus Caritas Est n. 29).

Vie 10 Jun 2022

CLAR preocupada por deterioro de la democracia y el tejido social en A.L.

La Confederación Latinoamericana y Caribeña de Religiosos (CLAR), que congregó a las 22 Conferencias Nacionales, luego de una lectura y reflexión de los signos de los tiempos, expresaron en un comunicado la “preocupación por el deterioro de la democracia, el tejido social y la creciente inestabilidad política de varios de los países latinoamericanos, de nuestros países hermanos en donde las libertades fundamentales están siendo comprometidas”. Los miembros de la CLAR, reunidos para celebrar su XXI Asamblea General Ordinaria del 1 al 4 de junio, en Rionegro - Antioquia, manifestaron su cercanía y solidaridad para con los pueblos que padecen la pobreza extrema; así también se refirieron al tema del cuidado de la casa común, que clama de la humanidad el cuidado y respeto por el ecosistema. En su mensaje llamaron la atención de quienes participan en la Cumbre de Las Américas, reunida en Los Ángeles, California, para que prioricen las respuestas a las grietas dejadas por la Pandemia del Covid 19 en materia de pobreza, salud, educación, entre otros. “Es inadmisible que la amenaza a la democracia, el cambio climático y la falta de acceso equitativo a oportunidades económicas, sociales y políticas, siga afectando desproporcionadamente y de manera grave la vida de las personas más vulnerables y excluidas sistemáticamente en cada uno de nuestros países”. Igualmente, extendieron su cercanía y cariño solidario con las hermanas y hermanos religiosos especialmente en Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela en estos momentos de extrema dificultad e inseguridad. “La situación de sus comunidades de fe y vida, y sobre todo la de las personas y comunidades que acompañan, nos interpela y nos invita a cuidar unos de otros con la certeza de que llevamos un tesoro en vasijas de barro y en condición de fragilidad (2Co 4,7)”. Finalmente, pidieron a la Vida Religiosa mantenerse en constante vigilancia y oración, frente a los aspectos de incidencia política y social, así como también seguir acompañando a las comunidades más vulnerables. “El testimonio comprometido y perseverante nos fortalece, y esta fortaleza nos inspira solidaridad y esperanza”. [icon class='fa fa-download fa-2x'] Descargar comunicado[/icon]

Mar 24 Mayo 2022

Red Clamor será co-organizadora del Foro Mundial sobre Refugiados 2023

La Iglesia en América Latina y el Caribe celebra la decisión de Naciones Unidas al haber elegido entre 14 organizaciones a la red eclesial de migración, trata y refugio (Clamor) como co-organizadora del Foro Mundial sobre los Refugiados 2023. Evento que busca operativizar el Pacto Mundial sobre Refugiados, suscrito en 2019 por la ONU. Red Clamor tendrá la tarea de adelantar todo el camino preparatorio de este importante evento a través de la conformación de un grupo de referencia, que se presentará formalmente el próximo 8 de junio de 2022 en el marco de una actividad virtual organizado por Acnur. Una grata noticia Por su parte, la oficina de comunicaciones del Consejo Episcopal Latinoamericano y del Caribe (Celam), dialogó con monseñor Gustavo Rodríguez, arzobispo de Yucatán (México) y presidente de la Red Clamor, sobre esta importante noticia. El prelado ha dicho que celebra esta noticia, que reconoce la trayectoria de las organizaciones eclesiales que integran a esta red. “Es una noticia muy grata, muy alegre, significa una gran bendición, significa un grado de madurez en el proceso del caminar juntos de la red Clamor; no como un beneficio para nosotros los miembros, sino como una oportunidad de servir mejor a nuestros hermanos los y las migrantes y víctimas de trata, en especial, a los refugiados”, ha expresado. El prelado ha explicado que para operativizar esta propuesta del Acnur han designado al sacerdote Pedro Brasesco, secretario adjunto del Consejo Episcopal Latinoamericano y Caribeño (Celam) y Elvy Monzant, secretario ejecutivo de la red Clamor. Frutos recogidos El prelado asegura que “estamos recogiendo frutos, de un camino andado”, porque Clamor “fue una idea que surgió hace años. La idea surgió al dirigir el Departamento de Justicia y Solidaridad del Celam como un programa para migrantes refugiados y víctimas de trata”. “Pudimos concretarlo y formalizarlo a partir del año 2017 en la República Dominicana, cuando quedó inaugurada esta red que reúne pues a congregaciones religiosas y también a representantes de distintos episcopados”, apuntó. Añadió: “Hemos ido avanzando un poquito, nos frenamos con la pandemia que frenó todas las cosas, pero no nos detuvimos, atendimos a nuestros hermanos y ya después como red volvimos a reencontrarnos a reactivarnos”. Lograr mayor incidencia El Presidente de Clamor aclaró que “nuestra red tiene puestas las bases en los mismos migrantes, no somos una oficina de teóricos, somos representantes de muchos hombres y mujeres de Iglesia religiosas, laicos, sacerdotes, obispos, trabajando en favor de los refugiados, de los migrantes, de las víctimas de trata”. Por lo tanto, “la información que nosotros podemos acceder para llevar a este foro será una información no politizada, sino una información real auténtica”, puesto que “queremos hacer incidencia, es decir, que nuestro trabajo influya positivamente en la transformación de la realidad”. Sigue firme en poner en práctica los verbos propuesto del papa Francisco: acoger, proteger, promover e integrar. ¿Cuándo tiene lugar el Foro Mundial sobre Refugiados? El Foro Mundial sobre Refugiados tiene lugar cada cuatro años. El primero, organizado entre el gobierno de Suiza y ACNUR, tuvo lugar en diciembre de 2019 en Ginebra. El evento se convocó por Costa Rica, Etiopía, Alemania, Pakistán, Turquía y ACNUR y volverá a tener lugar pasados cuatro años, en 2023. QUÉ ES LA RED CLAMOR Se trata de una red que, desde la Consejo Episcopal Latinoamericana y del Caribe (Celam), inspirada en una espiritualidad encarnada de comunión y participación, intenta escucha el clamor del pueblo obligado a desplazarse y busca integrar y articular carismas, recursos y experiencias de instancias e instituciones eclesiales comprometidas en el acompañamiento y servicio a migrantes, refugiados, desplazados y victimas de tráfico y trata de personas. En Santiago de los Caballeros (República Dominicana), entre el 27 y 30 de marzo de 2017 obispos, sacerdotes, religiosos/as y laicos/as vinculados a distintas instancias e instituciones eclesiales se reunieron para configurar la Red CLAMOR, Red Eclesial Latinoamericana y Caribeña de Migración, Desplazamiento, Refugio y Trata de Personas. La red Clamor quiere ser el rostro de una Iglesia Samaritana que, movida por la misericordia de Dios Padre manifestada en Jesucristo, sale al encuentro de estos/as hermanos/as nuestros/as. “Donde la Iglesia esté presente, allí debe ser evidente la misericordia del Padre”, como dijo el Santo Padre Francisco a los participantes en el Foro Internacional Migración y Paz (21 de febrero de 2017). Queremos ser un “hospital de campaña” donde los/as hermanas/os migrantes, desplazados, refugiados y víctimas de trata encuentren acogida y bienvenida, curación de sus heridas y protección, reconocimiento y promoción de su dignidad, e integración e inserción en las comunidades y países de donde se desplazan, por donde transitan y a donde llegan. Fuente: ADN Celam

Mié 11 Mayo 2022

Se llevará a cabo el Encuentro Nacional de Liturgia

El Departamento de Liturgia del Secretariado Permanente del Episcopado Colombiano (SPEC), realizará del 24 al 26 de mayo el Encuentro Nacional de Liturgia, con el tema: "La Asamblea celebra: Mesa de la Palabra y Mesa de la Eucaristía". Han sido dos años donde la pandemia COVID-19, impidió la realización de este encuentro de manera presencial, ahora con la ayuda de especialistas se ofrecerán temas para la reflexión, formación, actualización y el compartir del status quaestionis en lo que respecta a la celebración litúrgica en las jurisdicciones eclesiásticas. Participantes: Liturgistas, delegados diocesanos de liturgia, profesores de liturgia de seminarios y casas de formación de religiosas y religiosos y facultades de teología. Para el registro de los participantes se ha dispuesto de un enlace que estará disponible hasta el 18 de mayo, donde se podrá encontrar información de costos, forma de pago, así como también el formulario de inscripción. Para mayor información se pueden comunicar al teléfono (601) 437 55 40, ext. 260, 241 o al correo electrónico [email protected] [icon class='fa fa-download fa-2x']INSCRIPCIÓN AQUÍ[/icon]