Encuentro de las comisiones de la Red CLAMOR

Desde el 25 y hasta el 29 de octubre se está realizando en la ciudad de Bogotá el encuentro de las comisiones de la Red CLAMOR, un paso más dentro de un proceso que se ha venido llevando a cabo en los últimos meses a través de reuniones virtuales. Participan 31 representantes de 21 países de América Latina y el Caribe.

Favorecer más la acción por los migrantes
La Red CLAMOR nació en 2017, aunque venía siendo gestada desde 2015, como recuerda lo recuerda monseñor Gustavo Rodríguez Vega, arzobispo de Yucatán y presidente de la Red, el directivo señala que es “una red de todas las personas y grupos de Iglesia, sacerdotes, obispos, religiosas, laicos, que trabajan en favor de los migrantes, de los refugiados y víctimas de trata”. El arzobispo de Yucatán insiste en que “la unión hace la fuerza, y por eso nos hemos venido encontrando, comunicando, para favorecer más la acción por los migrantes”. Se pretende, “darle seguimiento al plan estratégico 2021-2031”, según el obispo mexicano, que recuerda que poco a poco se va impulsando la creación de los capítulos nacionales.

Según Elvy Monzant, secretario ejecutivo de la Red, son “miembros de las comisiones de trabajo de la Red CLAMOR que nos están ayudando a hacer una construcción colectiva del Documento de Identidad, Misión y Visión de nuestra red, de los estatutos, del protocolo de protección de personas en situación de vulnerabilidad, y también de hacer el ejercicio de construcción pedagógica, del mapeo, de las rutas que están transitando los hermanos y hermanas en situación de migración forzada, tanto la migración venezolana hacia el sur del continente, como la migración de los hermanos de Centroamérica y México”.

Proceso de construcción en consonancia con el CELAM
Para el secretario ejecutivo de la Red CLAMOR, “este encuentro forma parte de todo el proceso que estamos viviendo este año, identificados con el proceso de renovación y reestructuración del CELAM, para poder dar un paso más en el fortalecimiento de nuestra red como el espacio de articulación de las obras de la Iglesia católica que tenemos la responsabilidad de acoger, proteger, promover e integrar a los migrante, los refugiados, los desplazados y las víctimas de trata”.

A lo largo de los días se irán presentando los diferentes documentos, que serán debatidos entre los participantes, tanto en el plenario como en pequeños grupos. Así se quiere llegar a la aprobación del Documento sobre la Identidad de la Red CLAMOR, los Estatutos, el Protocolo de Protección de Menores, así como presentar el mapeo didáctico de las rutas que están transitando los Migrantes y Refugiados en América Latina, identificando de forma gráfica los modos de desplazamiento, pasos fronterizos, riesgos, amenazas y la presencia de la Iglesia en el tránsito y acogida. También será abordado el papel de la Red CLAMOR hacia la Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe y el Sínodo sobre la Sinodalidad.

Un documento construido por muchas manos
La Red CLAMOR es esencial, pues sigue dando vida, articulando las fuerzas a través del trabajo en red”, afirma la hermana Rose Bertoldo. La religiosa brasileña integró la comisión de estudio del Documento de Identidad, Misión y Visión, insistiendo en la importancia de este encuentro, que “tiene un significado muy profundo, pues es un documento construido por muchas manos, que representan los clamores y esperanzas de muchos migrantes, refugiados y víctimas de la trata”.

La representante de la Red un Grito por la Vida, insiste en que lo debatido en el encuentro es “un signo de comunión con los sueños del papa Francisco expresados en Querida Amazonía”. Para la religiosa estamos ante “un camino tejido con muchos hilos, que entrelazan instituciones e iglesias particulares en el cuidado de la vida, construyendo caminos de solidaridad y sinodalidad”.

Un proceso de lectura de la realidad
Se trata de un nuevo paso de “un proceso mayor en el cual la propia red ha hecho un camino”, afirma Mauricio López, director de Acción Pastoral del CELAM. “Primero, ponernos en las manos de Dios, en clave de discernimiento espiritual, para escuchar cuál es el llamado del Cristo Vivo, Crucificado, Muerto y Resucitado, en los hermanos y hermanas refugiados, migrantes y víctimas de trata”, insiste el coordinador del Centro de Redes y Acción Pastoral del CELAM. Estamos ante algo que “nos ha permitido recorrer un proceso de lectura de la realidad, de analizar los signos de los tiempos para entender cual es el contexto en el que hoy estamos viviendo, en un mundo cambiante, en donde la situación de la pandemia ha agravado las situaciones para todos estos hermanos y hermanas que están en camino”.

Se ha definido un modo de plantear procesos estructurales, según López, que recuerda que estamos en un momento de cambio profundo, que está siendo acompañado por el CELAM, que está reformulando el modo de acompañar la realidad a través de redes, sean territoriales o temáticas, “una experiencia de profundo aprendizaje que implica una profunda integración de los cuatro sueños que el Papa Francisco nos ha presentado en Querida Amazonía”. También recuerda la importancia de los cuatro nuevos centros del CELAM, “para poder dar más cuenta de esta mirada integral”.

Mauricio López espera que el encuentro posibilite “establecer prioridades claras, donde podamos sumar nuestras fragilidades para responder a estos desafíos cada vez más complejos, integrando no solo a las conferencias episcopales, sino también a las conferencias de religiosos y religiosas, las pastorales sociales y a otras organizaciones afines para responder juntos a esta realidad del pueblo migrante, que es también un lugar teológico”.

Fuente: Oficina de comunicaciones del CELAM
 

Posted by editorCEC1

Ingresa