Episcopado informa del fallecimiento de monseñor Antonio Bayter

La comunidad de los Misioneros de Yarumal, han informado que el día de hoy 21 de agosto, descansó en la paz del Señor, monseñor Antonio Bayter Abud, obispo emérito de Inírida.

Con sentimientos de esperanza cristiana la Conferencia Episcopal de Colombia, expresa su  de cercanía y plegarias a los Misioneros Javerianos de Yarumal, a los fieles de la Iglesia de Inírida y a los familiares del obispo difunto. Al encomendar el alma de monseñor Bayter a la misericordia infinita de Dios Todopoderoso.

Biografía:
Monseñor Antonio Bayter Abud nació en El Banco (Magdalena) el 8 de octubre de 1933.

Realizó sus estudios de primaria en el Colegio Santa Teresa de su pueblo natal, los de secundaria los inició en el Colegio San Francisco Javier también de El Banco y los concluyó en el Seminario Menor del Instituto de Misiones Extranjeras de Yarumal. En el Seminario Mayor del mismo Instituto cursó todos sus estudios de Filosofía y Teología. Ya sacerdote adelantó los estudios de especialización en Pastoral de la Espiritualidad en el Centro de Espiritualidad de los Padres Carmelitas en México.

Recibió la ordenación sacerdotal el 21 de octubre de 1956 en Yarumal, incardinándose al Instituto de Misiones Extranjeras de Yarumal en el que había profesado el 3 de diciembre de 1952.

En el ejercicio del ministerio, se inició en el Vicariato Apostólico de Istmina, hoy Diócesis de Istmina-Tadó, donde desempeñó sucesivamente los siguientes cargos: Vicario Parroquia de San Pablo (1956-1957), Párroco de San Francisco (1957-1958), Párroco en Condoto (1959-1960).

Más adelante prestó sus servicios en los centros de formación de los Misioneros de Yarumal, cumpliendo los siguientes oficios: Formador y Ecónomo en el Seminario Menor (1961-1962), Director Espiritual del Seminario Mayor (1963-1966), Rector del Seminario Menor (1967), Rector del Seminario Mayor (1968), Rector del Filosofado (1969-1972); simultáneamente de 1966 a 1972, fue Miembro del Consejo General del IMEY. Después por dos períodos consecutivos (1972-1984), fue elegido y ejercido el cargo de Superior General del Instituto.

Como misionero en Ecuador, fue nombrado Párroco de Sayausa­, Arquidiócesis de Cuenca y, al mismo tiempo, Coordinador Regional de los Misioneros Javerianos de Yarumal en ese Periodo (1985-1989). Desde 1991 trabajó en el Vicariato Apostólico de Buenaventura como Tesorero General y a partir de enero de 1995, también como Párroco de la Catedral.

El 16 de febrero de 1997 Su Santidad Juan Pablo II lo nombró Obispo titular de Sucarda y primer Vicario Apostólico del Vicariato de Inírida.

Posted by editorCEC1

Ingresa