Pasar al contenido principal

SISTEMA INFORMATIVO

Presidente del episcopado instala CXII Asamblea Plenaria

Lun, 14/02/2022 - 10:43 editorCEC1

Tags: asamblea plenaria obispos de colombia sinodalidad diálogo escucha discernimiento realidad social Iglesia episcopado

En la mañana de hoy, monseñor Luis José Rueda Aparicio, presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, fue el encargado de hacer la instalación de la asamblea plenaria de obispos, que llega a su versión ciento doce y que en esta ocasión tiene por título: "El caminar juntos de la Iglesia en Colombia".

El prelado inició su discurso recordando que la Iglesia universal se encuentra caminando en el contexto de un Sínodo, convocado por el Papa Francisco: “Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión” y explicó que en este momento el trabajo se encuentra en una fase diocesana que se prolongará hasta el 15 de agosto de 2022.

“Dispongámonos con fe y disciplina a la escucha del Espíritu Santo”
En el contexto del Sínodo que invita a caminar juntos, monseñor Rueda animó a los obispos a vivir este momento como un aliento renovador y esperanzador para la Iglesia y los invitó para que durante estos días de cesión se facilite el diálogo, la escucha y el discernimiento, partiendo la reflexión a partir de dos preguntas que son las que marcarán la ruta de la plenaria: ¿Cómo se realiza hoy, ese “caminar juntos”? ¿Qué pasos el Espíritu nos invita a dar para crecer como Iglesia sinodal?

Si nos ejercitamos en la espiritualidad de la escucha, los frutos del discernimiento serán más claros: el camino será con cruz, pero con valentía y tomaremos los senderos de conversión que renovarán nuestra vida. Si nos escuchamos entre nosotros, nos conoceremos en torno a la fracción del pan y nos ayudaremos a sobrellevar las cargas pastorales (…) La espiritualidad sinodal nos enseña a los obispos ser Pueblo, a reconocer nuestras raíces, a vivir la cercanía, a correr el riesgo de caminar con el Pueblo de Dios”.

La ternura, fuerza humanizadora  y evangelizadora
El prelado continúo su intervención, explicando el significado de la palabra ternura, haciendo mención que, esta se debe manifestar en la misión del episcopado a través de los servicios y experiencias evangelizadoras que realiza, y, se debe materializar cuando se entra en contacto con la realidad concreta de las personas y de las comunidades.

La espiritualidad sinodal nos permite y exige cultivar la ternura de Dios y consentir que ella impregne nuestras relaciones eclesiales y sociales. La ternura propicia la experiencia de caminar juntos. (…) La ternura tiene fuerza humanizadora y por consiguiente posee fuerza evangelizadora”.

Desafíos en el ser y el hacer de la Iglesia
Explicó que, el Sínodo propone y exige una renovación en el ser y el hacer de la Iglesia, donde “se ofrezca al pueblo de Dios signos de esperanza e instrumentos eficaces que lleven a la renovación de la humanidad y se haga presente el Reino de Dios”, por tanto, agregó monseñor Rueda: “Formulemos, entonces, algunos desafíos que afloran en el presente y requieren nuestra respuesta”.

Al respecto de cambios, el prelado profundizó sobre cuatro desafíos, que según recalcó, ayudarán a profundizar en el caminar de la Iglesia. Son ellos: Los desafíos en la identidad de la Iglesia, el desafío humanitario, el desafío social y el desafío ecológico.

Desafíos en la identidad de la Iglesia
El también arzobispo de Bogotá, recalcó, que es necesario hacer una renovación misionera al interior de la Conferencia Episcopal, que permita acercar y conocer más la realidad de lo que está pasando en las diferentes regiones del país. Frente a esto, dijo que ve con esperanza el escenario de las provincias eclesiásticas. “Allí se fortalece la comunión misionera de los obispos y, a su vez, concede vitalidad a la colegialidad de la Conferencia Episcopal”.

Observó que, “una Conferencia Episcopal Colombiana en salida, fortalecerá las asambleas eclesiales a nivel provincial, para que desde allí se enriquezca la lectura de los signos de los tiempos y las propuestas de Iglesia en el anuncio del Evangelio, en la comunión y en el servicio al desarrollo humano integral”.

En otro aspecto, advirtió que la Iglesia debe asumir y reconocer su condición pecadora, frente a la realidad de los abusos de poder, conciencia y sexuales, asumiendo sus consecuencias “apoyar los procesos preventivos y reconocer que nuestra condición pecadora nos exige coherencia para iniciar itinerarios de conversión personal, comunitaria y pastoral”. 

El desafío humanitario
Al enunciar las extensas dolencias que aquejan al pueblo colombiano, entre ellas, el aumento de suicidios, la fragilidad del servicio de salud, la presencia devastadora de la pandemia, la llegada de migrantes al país, el consumo de estupefacientes, el confinamiento por violencia, el reclutamiento de menores, los secuestros, la legislación sobre el aborto y la eutanasia, la violación de los derechos humanos, entre otras, dijo “a nosotros, los obispos en servicio, a todo el Pueblo de Dios, nos desafía la dolorosa realidad humanitaria que constatamos en las zonas rurales y urbanas (…)  Todas estas son voces con dolor que nos exigen anunciar y vivir el Evangelio de Cristo, porque de allí brota una ética basada en la opción fundamental por la buena nueva de la vida”.

El desafío social
El ambiente social y cultural, la economía, la política, las comunicaciones nos desafían en nuestra misión como testigos de esperanza, porque pone muy cerca de cada uno de nosotros, en nuestras parroquias y en nuestras propias casas, temas fundamentales que no podemos ignorar: el valor del trabajo humano y la realidad del desempleo, la soledad y el abandono de las familias que habitan las zonas rurales, la vergonzosa realidad del hambre y la pauperización de grandes sectores urbanos, la devastadora penetración del narcotráfico y la multiplicidad de formas de microtráfico, la polarización política y social, el odio y nuevas formas de agresividad social, las búsquedas de los jóvenes y sus posibilidades de estudio o trabajos disminuidas, el rechazo a la corrupción y la búsqueda de nuevos estilos de sociedad con métodos que aún no muestran claridad ni solidez”.

Frente a este contexto sombrío que expuso el prelado y que clama la voz solidaria de la Iglesia, monseñor Rueda planteó a los obispos hacerse la siguiente pregunta ¿Cuál es el servicio que el Señor nos pide en este contexto social?

El desafío ecológico
Advirtió que, si bien en las últimas décadas ha crecido la conciencia ecológica dentro de los miembros de la Iglesia y en la humanidad entera, aún falta más por profundizar y articular.  

Señaló que está surgiendo una cultura del cuidado por la casa común, una cultura de la ecología integral. También mencionó apartes de la encíclica del Papa Francisco: 'Laudato Si', donde advierte que “El desafío urgente de proteger nuestra casa común incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambiar… Los jóvenes nos reclaman un cambio. Ellos se preguntan cómo es posible que se pretenda construir un futuro mejor sin pensar en la crisis del ambiente y en los sufrimientos de los excluidos”.

Su intervención concluyó leyendo un fragmento de la oración del papa Francisco a la Virgen María, en Evangelii Gaudium.


DESCARGAR ALOCUCIÓN INAGURAL [icon class='fa fa-download fa-2x'] AQUÍ[/icon]


 

Compartir

Más noticias de Actualidad
VER TODO

Vie 2 Dic 2022

Papa Francisco: El mundo necesita voluntarios comprometidos por el bien común

En la intención de oración del Papa Francisco para el mes de diciembre, están las organizaciones de voluntariado y todas las personas que participan en ellas, a quienes destacó como actores clave de la sociedad por su compromiso con la promoción humana y con el bien común. “Recemos para que las organizaciones de voluntariado y de promoción humana encuentren personas que estén deseosas de comprometerse con el bien común y buscar nuevas vías de colaboración a nivel internacional”. Observó que hay muchas personas que han borrado de su mente la palabra "compromiso" y agregó “el mundo necesita voluntarios que se comprometan por el bien común”. “Ser voluntario solidario es una opción que nos hace libres”, explicó el Pontífice, y añadió: “Nos hace abiertos a las necesidades del otro; a las demandas de justicia, a la defensa de los pobres, al cuidado de la creación”. El obispo de Roma exhortó a continuar esa labor, trabajando “no solo para la gente, sino con la gente”, practicando la cercanía, siendo “artesanos de misericordia” y sabiendo siempre escuchar las necesidades del otro. Por último, el Papa insistió en la necesidad de una cooperación cada vez mayor en este ámbito: tanto entre las distintas organizaciones de voluntarios como entre las propias organizaciones y los Estados.

Jue 1 Dic 2022

Villavicencio vivió jornada de talleres: “Iglesias particulares seguras y protectoras”

El 26 de noviembre finalizó en la Arquidiócesis de Villavicencio, la jornada de talleres orientados a facilitar herramientas y espacios de reflexión sobre cómo abordar desde el campo jurídico, psicológico, ético y comunicacional el tema de las políticas de protección y prevención de abusos sexuales contra niños, niñas, adolescentes y personas vulnerables dentro del entorno eclesial. Un espacio pedagógico en el que participaron más de 480 personas provenientes de diferentes lugares de la provincia eclesiástica de Villavicencio, que la componen: la Arquidiócesis de Villavicencio, las Diócesis de Granada y San José del Guaviare; y los Vicariatos Apostólicos de Puerto Carreño y Puerto Gaitán; además se sumaron a este proceso de formación los Vicariatos Apostólicos de Inírida y Mitú. Monseñor Nelson Jair Cardona Ramírez, administrador apostólico de Villavicencio, quien participó durante los dos días de las jornadas, agradeció la iniciativa de la Conferencia Episcopal de Colombia, a través del Consejo Nacional para la Cultura del Cuidado, por brindar estos espacios. “Es una necesidad que todos los fieles, niños, niñas, adolescentes y adultos vulnerables, todos en general, se sientan en nuestras Iglesias e instituciones católicas, seguros y acogidos, que se sientan que están en un ambiente donde el Evangelio del amor es el que prima”. Dijo además que fue importante este espacio, en la medida en que se estudiaron todos los elementos canónicos, de cómo responder, qué rutas seguir cuando se presentan denuncias o noticias de delitos sobre casos de abusos. “Hemos profundizado en todo eso, en lo que compete a la legislación colombiana y a la legislación canónica”. Concluyó diciendo que valora el interés mostrado por las Iglesias particulares frente al conocimiento e implementación de las Líneas Guía: “Cultura del Cuidado en la Iglesia Católica Colombiana”, estas no solo en la atención inmediata a las denuncias, sino también “en los asuntos de la prevención y de la restauración a la restitución de todo lo que haya que organizar en ese asunto” y observó que es importante que en las jurisdicciones se conforme un equipo interdisciplinar que ayude en esta labor a la Iglesia. El primer día del taller fue dirigido a sacerdotes, religiosos y religiosas, el segundo día la participación fue más masiva y estuvieron presentes instituciones educativas, laicos de movimientos apostólicos, colaboradores de las parroquias, funcionarios de la curia arquidiocesana y miembros de instituciones católicas. Conozca AQUÍ más detalles de algunos testimonios de las personas que asistieron a los talleres.

Jue 1 Dic 2022

Conferencia Episcopal ofrece la Novena de Navidad – Descárguela aquí

La Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), pone a disposición de todos los fieles la tradicional Novena de Navidad, que este año invita a la reflexión con el lema: "Peregrinos de la esperanza". En el texto de la presentación, ofrecido por monseñor Luis José Rueda Aparicio, presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, se recuerda que las virtudes de la Esperanza, la Caridad y la Fe, son el camino para vivir con alegría el misterio de la Encarnación. Asimismo, el también arzobispo de Bogotá insiste que “Colombia sigue trabajando en su camino de reconciliación y en la esperanza de una paz verdadera que restaure el corazón herido de un pueblo que tiene fe, que ha aprendido a encontrar en el Señor su vida y su alegría”. DESCARGAR LA NOVENA AQUÍ Contenido de la Novena Esta novena conserva los elementos tradicionales de sus oraciones, sus gozos y su plegaria confiada al Niño que nos trae la paz y la vida. Las meditaciones de este año siguen un ritmo sencillo: un texto bíblico, una reflexión, una plegaria y una acción que pueda servir para que la comunidad medite en la virtud de la esperanza como un camino para recordar con alegría el misterio de la Encarnación que nos hizo presente en la historia el amor de Dios, que nos hizo sentir, cercano y hermano al mismo Salvador.

Jue 1 Dic 2022

VIVENCIA: IX Congreso Nacional de Reconciliación

En su novena versión, la Conferencia Episcopal de Colombia, a través del Secretariado Nacional de Pastoral Social (SNPS) y de la Comisión de Conciliación Nacional (CCN), realizó del 22 al 24 de noviembre el Congreso de Reconciliación, bajo el lema: “Abriendo Caminos de Diálogo y Esperanza”. Un espacio que ayudó a la reflexión acerca de los aportes que realiza la Iglesia Católica, los retos y desafíos en términos de reconciliación y construcción de paz, a la luz del evangelio y la doctrina social de la Iglesia. Conozca algunas de las conclusiones que directivas de la CEC y participantes reflejaron a través de su participación en en estos espacios.